Psiquiatras y psicólogos: ¿conoces la diferencia?

La psiquiatría y la psicología, que parecen estar con nosotros desde siempre, son ciencias relativamente recientes, asociadas a los avances y descubrimientos de finales del siglo XIX. Si bien ambas disciplinas se dedican al estudio y tratamiento de la salud mental y los problemas con ella asociados, presentan importantes diferencias que no todo el mundo conoce. En este artículo veremos que a pesar de sus similitudes, el abordaje, los métodos y el objetos de estudio son distintos. Si están pensando en hacer una consulta, te recomendamos que leas este artículo para comprender las diferencias entre psiquiatras y psicólogos.

La psiquiatría es una especialidad de la medicina. La palabra psiquiatría viene del griego, donde psyché es alma y iatréia curación. Esta disciplina se dedica al estudio, la prevención y el tratamiento de las enfermedades mentales y surge con corpus científico como dijimos al principio del artículo, en el siglo XIX, quizás un poco más tarde que otras especialidades. Es cierto que hay registros del estudio de tratamientos médicos de las afecciones mentales en toda la historia de la humanidad y en todas las culturas, pero la disciplina como tal, basada en un modelo de salud-enfermedad, surge a raíz de los estudios del sistema nervioso central  y gracias a la contribución de figuras como Claude Bernard, Santiago Ramón y Cajal, Jean Martin Charcot y Jean Pierre Janet.

Pero no es hasta la segunda mitad del siglo XX que la psiquiatría ve surgir el despliegue de la industria farmacéutica, que será su principal aliado en la lucha contra la enfermedad mental. Los  hallazgos de ciertas nuevas moléculas contribuyen al desarrollo del concepto farmacológico de la psiquiatría. Ciertas moléculas que actúan a nivel de ciertos neurotransmisores, son el origen fisiopatológico de un trastorno mental. La creación de ciertos productos como las benzodiazepina o la fluoxetina, han ayudado a moldear la impronta que conocemos hoy en día de la disciplina.

La psiquiatría interviene analizando la problemática que trae el paciente con métodos más o menos invasivos que recurren al fármaco para lidiar con las afecciones. Estas pueden ser de corte más o menos severo, y siempre será vista desde un punto de vista biologicista. Esto es, la enfermedad es abordada desde los diferentes aspectos fisiológicos y químicos del cuerpo humano, el sistema nervioso, el mecanismo hormonal, y sobre eso se trabaja utilizando medicamentos que logren tratar la dolencia cambiando el comportamiento de ciertos mecanismos.

psicologos

El psiquiatra, que ha estudiado la carrera de medicina antes de ahondar en los secretos de la mente, basa su profesión en la formación recibida y por tanto, aunque los límites no son rígidos, se dedicará al tratamiento de las enfermedades mentales má severas, que necesitan del apoyo farmacológico para su tratamiento, remisión o mantenimiento.

Por su parte la psicología nace como disciplina que se desprende las teorías de principio del siglo XX. Sigmund Freud, médico vienés apasionado por el estudio de la mente, luego de colaborar con los grandes médicos de la época lanza sus teorías revolucionarias (la primera acerca de la existencia del inconsciente y la represión, y la segunda, con la tópica del yo, el ello y el super yo). Estas teorías, junto con el análisis de los sueños y la libido, serán las que sentarán las bases de un nuevo modo de ver al individuo, no meramente como un ser orgánico sino como un sujeto sumido en un mar de pulsiones que pueden ser tratadas por el método psicoanalítico.

El psicoanálisis abrió el camino a numerosos tratamientos que de él se desprenden, y en los últimos años, a los tratamientos de tipo focal, sistémicos o cognitivos, siempre basados en sesiones donde es la palabra (o la postura o la acción) lo que se estudia,  sin la intervención de fármacos. El psicólogo realiza tests de psicometría y tareas de diagnóstico, elabora historias clínicas y se ocupa de conducir un tratamiento (psicoanálisis o psicoterapia, de acuerdo con su orientación) cuando lo cree necesario.

Un psicólogo basa su formación en un enfoque que incluye la historia pasada del individuo, su momento presente familiar, social y  laboral, y tiende a ocuparse de patologías que no presentan alteraciones demasiado graves que puedan requerir la intervención de un psiquiatra y el tratamiento con psicofármaco, aunque psicólogos y psiquiatras suelen trabajar en conjunto. Los psicólogos no están habilitados para medicar.

Si bien son los manuales de diagnóstico clínico se dedican a clasificar los signos y síntomas que conforman un trastornos y en base a esto, clasificarlos, los límites entre las distintas neurosis y psicosis, su alcance y en definitiva, dolor que causan en el individuo y quienes le rodean no siempre son tajantes, y una colaboración entre ambas disciplinas puede resultar la opción ideal para el tratamiento efectivo de ciertas enfermedades y trastornos. Lo ideal es dirigirse a un centro médico donde puede determinarse cuál será el mejor método.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: