Conoce los restaurantes más románticos para visitar en Barcelona

restaurantes romanticos de barcelona en pareja

Siempre existen motivos para celebrar y más si se quiere sorprender a la pareja con una dosis de romanticismo para alejarse de la rutina del día a día. Una cena a la luz de las velas, un ambiente íntimo, una música en vivo, un afrodisíaco menú y un deleitante postre pueden ser los aliados para aquellos que decidan visitar la ciudad de Barcelona durante una escapada de fin de semana o cualquier noche especial.

Esta es una metrópolis que ofrece tanto a sus residentes como a los turistas una gran variedad de los restaurantes más románticos para disfrutar de exquisitos platos en compañía del ser amado. Estos espacios gastronómicos están colmados de encanto, con fogones donde hierven los sentimientos de mimo y romance, así como la mejor atención que garantizarán una velada totalmente exitosa.

Gastronomía que aviva el romance

Los restaurantes más románticos en esta ciudad se pueden encontrar en https://www.quehacerenbcn.com/es/restaurantes/romantico/disfruta-de-la-guia-qhe-con-los-restaurantes-mas-romanticos-de-barcelona. Esta es una urbe que se caracteriza por ser cuna de grandes cocineros, por lo que a continuación se muestra una selección detallada de los mejores espacios, que avivan la pasión y el amor entre los seres amados:

  • Pau Claris 190: Está situado en pleno distrito señorial barcelonés de L’Eixample, por lo que es un espacio acogedor, donde todos los comensales se sentirán como en casa. Su decoración elegante y con pequeños toques vintage, darán la bienvenida a las parejas, que deseen disfrutar de una cálida velada, en la que brillarán con luz propia los platos característicos de la cocina mediterránea y con una vocación saludable. Al cruzar la puerta principal, todos los detalles y los aromas prepararán a las papilas gustativas para ser las invitadas principales a la mesa. Las entradas más destacadas del Pau Claris 190 son las vieiras con rúcula en aliño de mandarina y nuez de macadamia crujiente, al igual que un delicioso carré de cordero french rack de Nueva Zelanda, acompañado con crema de calabaza, romero y cardamomo.
  • Antigua: Para aquellos que buscan un espacio con luces tenues y situadas estratégicamente en paredes construidas con ladrillos, Antigua es el lugar ideal. Una suave amenización, principalmente caracterizada por tonadas de jazz acompañarán a cada plato, donde los enamorados estarán rodeados de arcos redondeados que invitan a disfrutar de una cocina perfecta, colmada de sorpresas. Este es un restaurante que en su menú ofrece como entrante el bacalao confitado con ravioli relleno de centollo o las alcachofas camus de Bretaña.
  • 130 Restaurant: Una de las calles más inquietas y agitadas de Barcelona resguarda este espacio culinario especialista en carnes al horno Beefer. Cuenta con un diseño moderno, aunque sin ser pretencioso, que capta la atención de todos lo que los visitan, ya que dispone de un largo comedor por el que circulan las bandejas con exquisiteces. Proporciona un aire fresco, donde los amantes de la carne podrán degustar entrantes como croqueta de jamón ibérico, callos a la madrileña, así como los platos principales engalanados por chuletón de vaca frisona o el entrecot de ternera Black Angus del Sagriá.
  • CDLC Restaurante: Es otro espacio que enamora a todos sus visitantes. La pasión se aviva al pisar este restaurante, ubicado a orillas del mar, específicamente en el Paseo Marítimo de la Barceloneta. Es uno de los más románticos al ofrecer una zona Bali Lounge, donde las parejas disfrutarán de un ambiente privado y degustarán los platos en agradables y cómodos sofás, rodeados de un tentador ambiente balinés. Para completar la velada tendrán a disposición fascinantes postres, como las infalibles fresas con nata.  
  • Little Italy: Si lo que se busca es disfrutar de una deleitante cena romántica y con música en vivo, esta es una de las mejores opciones de Barcelona. Es un restaurante ubicado en el corazón de un barrio bohemio llamado Born, donde nacen a diario artistas e intelectuales. El menú lo integran las recetas más tradicionales de la cocina mediterránea, no obstante, es un espacio innovador al ofrecer una amplia carta de bebidas y cócteles. Uno de los más destacados por la mezcla afrodisíaca que ofrece, para encender la llama del romanticismo es el chocolatini, que contiene vodka y una placentera crema de chocolate.

Otras opciones con encanto

  • Osmosis: Se trata de un restaurante en el Eixample que no dispone de una carta, ya que elabora su menú de degustación cada tres semanas, donde se incorporan los mejores productos del mercado. Las recetas son espectaculares, basadas en platos con un toque creativo y personal del lugar, complementadas con una presentación inigualable. Es un establecimiento que hace honor a su nombre, debido a que ofrece a sus comensales una osmosis totalmente equilibrada entre la innovación y la tradición. Sin duda, que es una alternativa novedosa, moderna y efervescentemente romántica, que no podrán dejar de visitar en Barcelona.
  • Tête a tête: En el pueblo de Caldes d’Estrac se encuentra esta encantadora oferta gastronómica, con un ambiente cálido y acogedor, con paredes desde las que cuelgan pinturas de artistas contemporáneos. Las variadas sugerencias culinarias seducirán a cualquier comensal exigente, como los dados de salmón con salsa de pato que encabeza la carta, o el delicioso surtido de quesos franceses. Además, la cuidadosa selección de vinos será una gran alternativa, que dará inicio a una noche inolvidable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: