Rupturas amorosas y relaciones tóxicas: ¿Cómo enfrentar cada una?

El mundo amoroso de finales felices que vemos en las películas de Disney es lo que todo quisiéramos para nuestras vidas, pero la realidad dista mucho de eso y, en ocasiones, hasta se vuelven un verdadero infierno. Salir de allí no es fácil, pero con ayuda el camino será mucho más llevadero.

Los inicios de las relaciones amorosas casi siempre son de paz y amor. El asunto está en que a veces al pasar el tiempo estas no son tan ideales como lo estábamos imaginando o, en su defecto, sí lo eran pero algo falló. Todo eso termina por afectar de alguna manera nuestra psiquis y se hace necesario solicitar ayuda profesional.

Las rupturas amorosas

Estar bien en una relación y que de repente esta termine por cualquier circunstancia es algo que pone a cualquiera en un estado de tristeza indescriptible, sobre todo cuando tiene algo que ver con la infidelidad. De allí que conocer cómo superar una ruptura se vuelva un tema tan relevante y, más allá de eso, imprescindible para poder continuar.

Una de las cosas que más comprometen la tranquilidad y paz de quien sufre más la ruptura es el contacto frecuente con los recuerdos. Cada lugar, cada comida, hará recordar lo que se vivía hasta hace poco y eso afecta la estabilidad emocional de una forma compleja. Es por esta razón que se establecen como principales recomendaciones el no espiar al ex, evitar comparar las vivencias actuales con las pasadas y, sobre todo, permitirse expresar los sentimientos.

Rupturas amorosas

Existen momentos en que las rupturas pueden ocasionar daños graves en la autoestima del que resulte más afectado. Por ejemplo, cuando la separación se da porque el otro decide irse con una tercera persona, empiezan a aflorar sentimientos como, “no valgo nada”, “él/ella es mejor que yo”, “¿qué tiene él/ella que no tenga yo”, entre otros.

Para trabajar en toda esta materia es necesario internalizar y fomentar el pensamiento de que somos seres muy valiosos y que aun teniendo defectos, estamos llenos de virtudes. Lograr establecer un concepto de valor personal es algo que nos ayudará a sentir mayor seguridad y a saber que todo sucede por algo. Un buen plan, en caso de que se necesite ayuda profesional, es buscar la asesoría de un experto en inteligencia emocional, por ejemplo.

Las relaciones tóxicas

Las relaciones tóxicas son mucho más frecuentes de lo que podemos imaginar. En sus distintos niveles de complejidad, estas terminan por sumir a uno o ambos de los miembros en una inestabilidad emocional que depende en gran medida de cómo se encuentra la relación para determinado momento. El control, celos excesivos, imposición de pensamientos o la violencia, entre otros, son algunas de las señales que indican que esa relación está siendo tóxica.

El asunto de mayor complejidad es que estas relaciones terminan por generar una dependencia emocional de la cual se hace casi imposible desprenderse por sí mismo. Pero sí que existen algunas señales que podemos tomar en cuenta para determinar si estamos ante una relación tóxica, como los cambios de humor exagerados en un miembro de la pareja (en un momento es increíble y amoroso y en el siguiente es ofensivo), aunque se hacen esfuerzos para que siempre marche todo bien no es suficiente, etcétera.

Cuando todo esto sucede, tanto el caso de las rupturas como de las relaciones tóxicas, consultar con un psicólogo online puede ser la respuesta para salir airosos de la situación, aprovechando el tiempo disponible y sintiendo mayor comodidad al hacerlo desde un lugar donde estemos seguros.

También es recalcable que la atención online termina siendo mucho más económica que una sesión presencial, y como se puede trabajar a través de videollamadas o de chat; cada quien se sentirá mucho más cómodo con la metodología que le corresponda. Además, si con determinado profesional no se consigue la empatía necesaria, siempre se podrá cambiar ya que existen muchos ofreciendo sus servicios y con buenas credenciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: