Granjas Redondo sube el nivel de calidad con unos huevos únicos

Con más de 60 años en el sector, esta compañía se ha esforzado por traer sabores únicos a las cocinas más selectas.

Seguro que más de una vez has acudido a un supermercado y, al ver el precio del huevo, te has preguntado si realmente vale lo que cuesta. Lo cierto es que este es un alimento que no suele estar acompañado de unas cifras muy elevadas, pero porque tampoco está acompañado de las calidades más aconsejables.

Si quieres algo que sea realmente bueno, tratado con el más sumo cuidado y con un especial mimo desde antes de la puesta, entonces te recomendamos que eches un vistazo a lo que Granjas Redondo tiene que contarte. Aquí la gallina es la principal protagonista, y se la trata con el cariño que merece para garantizar unos huevos de calidad.

El secreto de Granjas Redondo

Ubicadas en El Barraco, en Las Berlanas, en Navaluenga y en León, estas cuatro granjas forman parte de una empresa con una visión de negocio bastante diferente a la habitual. Son más de 6 décadas volcadas en un sector bastante peculiar y único, en uno que tiene a las aves en el centro, pero que vive de lo que estas producen.

Una producción aproximada de 200.000 huevos diarios es parte del gran aval de esta marca, pero también lo es la presencia de estos en algunas de las cocinas más lujosas de toda España, como también en las tiendas gourmet más destacables. Su sabor es único, es el fruto de todo un proceso en el que se tiene en cuenta el más mínimo detalle.

Por supuesto, mirar sus productos pensando en el precio del huevo en general es algo que plantea preguntas. ¿Por qué esa diferencia?, ¿qué hace a los huevos de Granjas Redondo costar ese dinero? La clave para entenderlo está en la metodología que se sigue en cualquiera de sus instalaciones.

La crianza de la gallina, el secreto de Granjas Redondo

A lo largo de sus más de 60 años de vida, esta empresa ha tenido tiempo de sobra para poder estudiar y acudir a las mejoras formas de crianza de las gallinas. El buen cuidado de estas es la clave para conseguir que tengan una buena puesta y que el sabor final del huevo sea prácticamente exquisito.

Para garantizar esto, en Granjas Redondo se han esforzado por ser los únicos de todo el país capaces de reunir las cinco formas de cría que existen. Acuden a la fórmula campera, a la de jaula, a la de suelo, a la ecológica e incluso a la “free range”.

Por supuesto, esto provoca que tengan diferentes categorías de huevos que, consecuentemente, cuenten a su vez con precios diferentes. Una gallina criada en jaula no ofrece algo que esté a la misma altura que una que se mueve con total libertad por la naturaleza. Eso es algo que nota el ave, y que también nota el consumidor.

Pero el mismo es una constante que está presente en cualquiera de las formas de crianza que siguen en estas instalaciones repartidas por varios puntos clave de España. Los mejores alimentos y las mejores condiciones climáticas garantizan que las gallinas siempre se encuentren en el mejor estado de forma posible, y que eso se traduzca en unos huevos con una calidad muy inusual.

Con todo esto, podemos encontrar diferentes categorías de productos procedentes de estas granjas avícolas, algo que está directamente ligado con los métodos de crianza empleados. Desde los huevos de batería, hasta los free range, pasando por los de suelo, los camperos y los ecológicos.

Uno de los grandes logros de este conjunto de granjas es, además, el poder presumir de ser las únicas de toda España en las que se obtiene una gran producción de huevos free range. De hecho, estos huevos son aún mejores gracias a que el alimento que se da a estas gallinas es completamente ecológico, respetando siempre sus ciclos de ovulación y todas y cada una de sus características.

La alimentación de las aves es casi tanto o más importante que las condiciones en las que se encuentran para determinar la calidad y el sabor de sus huevos. Granjas Redondo profundiza al máximo en ambos campos para conseguir una fusión perfecta en todos y cada uno de sus productos.

Seguro que la próxima vez que estés en el supermercado y mires los huevos disponibles, verás sus precios con otros ojos. Desafortunadamente, los de esta marca no los vas a encontrar ahí, ya que son algo pensado para tiendas más especiales; pero, si te decantas por ellos, podrás comprobar de primera mano por qué tienen la fama que tienen.

Otra muestra más de que la calidad se consigue a través de los pequeños detalles y, sobre todo, cuidando al máximo posible todos los elementos de la granja.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: