Sant Jordi en Cataluña: el día de los enamorados… del libro

El 23 de abril se celebra en Cataluña el Día de Sant Jordi. Para muchos una reminiscencia de un San Valentín catalán, pero no solo como una cita romántica, sino como una festividad de intercambio de rosas y libros. Esta fecha, que también celebra el idioma y las tradiciones catalanas, se ha convertido incluso en el Día Mundial del Libro. En las calles de las grandes ciudades, como en las Ramblas de Barcelona, debemos ser ágiles para navegar entre libreros y vendedores de rosas por doquier.

Una rosa y un libro

¿En qué parte del mundo el amor y la cultura van de la mano? En Cataluña, por supuesto! De Barcelona a Perpignan, no necesitas corazones de chocolate para declarar tu pasión. El 23 de abril, festividad de Sant Jordi, los catalanes salen a las calles para comprar un libro y una rosa. En este día, los hombres regalan una rosa a la mujer que aman, a cambio, las mujeres regalan un libro a los hombres. Un Valentín catalán, en cierto modo, pero donde el aspecto comercial no tiene prioridad sobre el carácter festivo e identitario. Desde 1995, la UNESCO también lo ha declarado “Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor”. Pero antes que nada, el 23 de abril rinde homenaje a la leyenda de Sant Jordi, cuyos orígenes se remontan a los albores de los tiempos.

Las Ramblas de Barcelona

Sant Jordi y el dragón

Según la leyenda, Sant Jordi habría salvado a una princesa de las garras de un terrible dragón que sembró el terror en la región. Según algunas versiones, de la sangre del dragón salió un ramo de rosas rojas que Sant Jordi le entregó a la princesa. De ahí la tradición, que data de la Edad Media, de ofrecer rosas, y que luego se consagró como una feria en torno al Sant Jordi.

Más allá de la leyenda, Sant Jordi existió efectivamente en el siglo III y fue martirizado por haber resistido al emperador Diocleciano. Este acto de valentía le valió un culto en el mundo cristiano y en Cataluña, del que se convirtió en el mecenas en el siglo XV. En la segunda mitad del siglo XIX, Sant Jordi se convirtió en un símbolo de la identidad catalana y, desde 1930, un festival literario conmemorativo de la lengua y la cultura catalanas.

Lengua y tradiciones catalanas el Día de Sant Jordi

Esta tradición sigue viva y latente a día de hoy. Basta caminar por las Ramblas de Barcelona el 23 de abril para darse cuenta. Aquí, los vendedores de rosas se codean con los libreros. Difícil dar un paso sin tropezar por todos lados. Para ganar unos pocos euros, todos pueden convertirse en floristas por un día. Es también la ocasión para que los autores catalanes del momento se den a conocer y lanzan sus libros. De ahí estas montañas de libros, firmados uno después del otro.

El Día de Sant Jordi también es percibido por muchos catalanes como una forma de apoyar su idioma y cultura. Porque el 23 de abril, los libros vendidos son más obras escritas en catalán que en castellano. Tradicionalmente, las actividades en la Plaza de Catalunya de Barcelona se han organizado para promover el uso de este idioma.

Dia Mundial del Libro en Barcelona

Día mundial del libro

El Sant Jordi no es solo un simple intercambio de rosas y libros entre amantes. Esta fecha también conmemora la muerte de dos de los mejores escritores de la historia, Cervantes y Shakespeare, quienes murieron el 23 de abril de 1616. Por eso, en 1995, la Unesco hizo de esta fecha el “Día Mundial del Libro y los Derechos de Autor”. ¡Porque el omnipresente Sant Jordi es, además, mecenas de los libreros! El próximo Sant Jordi, ya sea que estés en cualquier punto de España o de Cataluña, o si eres un amante de los libros y las rosas, no te pierdas la festividad en honor de Sant Jordi… y ¡Viva Catalunya!

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: