Qué seguros son necesarios si vas a vivir en el extranjero

Cuando se está planeando un viaje o la residencia en un país del extranjero, hay muchos aspectos que hay que tener en mente para poder garantizar que no surjan preocupaciones ni sustos en el mismo. Y el seguro médico es uno de esos elementos que no pueden faltar.

Al emprender un viaje, siempre es ideal contar con determinados recursos que garantizarán tu protección en el caso de que suceda algo. Por eso, si estás pensando en vivir en el extranjero o ya te encuentras preparando tu viaje, tendrás que tener en cuenta la importancia de tener un seguro. Y dependiendo de cuáles sean tus objetivos una vez que te hayas mudado o cuáles sean tus circunstancias, vas a requerir determinados planes en particular.

Una garantía para tu bienestar

Si todavía no has llegado a esa instancia, pronto descubrirás que para muchos trámites es probable que te soliciten contar con cobertura sanitaria, tal es el caso de la solicitud de visado. Por lo que te recomendamos que no dejes pasar ciertos aspectos que te detallaremos a continuación.

En primer lugar, es necesario aclarar que un seguro médico cumple la función de cubrir todos los gastos que puedan llegar a surgir en el caso de que ocurra un evento imprevisto, como un accidente, una caída, o algo tan simple como un dolor de muelas.

De esta manera, si tuvieras que realizarte estudios, tomar cita con el dentista, someterte a alguna revisión o cirugía, entre otras cosas, no tendrías que emplear el dinero de tu propio bolsillo o que guardas en ahorros para tu estancia, porque de ello se encargaría tu aseguradora.

Como verás, entonces, un seguro para extranjeros es vital, y una vez que elijas a tu aseguradora tendrás para elegir de entre diferentes planes, cada uno con distintos niveles de cobertura. En algunos casos, existen planes más básicos destinados a cubrir visitas a especialistas, pruebas de diagnóstico y cobertura ambulatoria.

Otros, más completos, incluyen cobertura para urgencias, hospitalización, y repatriación en el caso de que fuera necesario. En ocasiones, también se incorpora el acompañamiento de un asesor personal. Los planes más completos permiten acceder a todos los servicios médicos, garantizando una mayor tranquilidad.

Seguros para visados de estudios y residencia

Otro de los casos en los que se requerirá que cuentes con una cobertura, será en el momento de solicitar el visado de estudio. Es decir, el trámite que debes hacer si tu plan es irte a otro país para estudiar.

Seguros para visados de estudios y residencia

Las coberturas de un seguro de estudiantes en estas circunstancias abarcan todas las necesidades semejantes al seguro médico regular para extranjeros, incluyendo asistencia en viajes, pediatría, y consultas con especialistas. Además, podrás contar con diferentes descuentos, sin necesidad de atravesar tediosos papeleos y gestiones de documentos.

De la misma forma, necesitarás contar con todas estas coberturas si estás pensando en solicitar la residencia de Ciudadano de La Unión Europea, exceptuando el caso de que trabajes por cuenta propia. De todas maneras, te habrás dado cuenta que es de gran importancia que recurras a una aseguradora de confianza.

Por qué contratar un seguro

Si eres estudiante, contratar un seguro probablemente te otorgue un alivio extra. En el eventual caso de que llegara a sucederte algo o te enfermaras, no tendrías que ponerte en contacto con tus padres para comunicarles la desagradable noticia de que deben pagar todos los gastos. Sucede lo mismo en el caso de viajes o traslados en familia.

Contar con una cobertura médica puede ahorrar muchos problemas, especialmente los inconvenientes económicos que, normalmente y entre la emoción de viajar a un lugar nuevo, no llegamos a medir. Además, es importante contemplar que en un viaje, y especialmente en uno que implique residir en el país y no sólo pasar unos días, son muchas las cosas que pueden llegar a cambiar.

Independientemente de que hayas establecido un itinerario o plan estricto, éste puede llegar a sufrir variaciones, y es lo normal. El día a día trae numerosos imprevistos, no necesariamente negativos, y así es como los planes se van transformando sin que siquiera te des cuenta.

Tendrás que tener esto muy en cuenta, no para preocuparte, sino para poder ser lo más precavido posible y asegurar que puedas disfrutar sin preocupaciones de por medio.

Cómo elegir el plan de cobertura ideal

Ahora que sabes exactamente a qué te puedes enfrentar y qué cosas es mejor evitar, tendrás que elegir la cobertura que más se adapte a tus necesidades. Pueden surgir dudas, justamente porque uno quiere estar tranquilo de que no haya problemas, pero no hay que entrar en pánico.

En primer lugar, tendrás que contemplar el tiempo de estancia y cuáles son tus planes, además de qué requisitos te exigen los trámites que debas realizar, como los que mencionamos anteriormente en casos de residencia o visados de estudio.

Piensa también en las características del lugar al que vas, ya que lógicamente, no todos los destinos son iguales. Aunque pueda parecer insignificante, el tipo de terreno del lugar, o las condiciones atmosféricas características de la zona, son factores a los que hay que prestar atención, no sólo para saber si tendrás días soleados o de playa. A veces, existen determinados riesgos que se pueden prevenir.

Si en algún momento la decisión es demasiado compleja, puedes recurrir a alguien que sepa al respecto, que haya viajado y conozca las características de los planes de seguros o, directamente, a un agente dentro de la aseguradora que pueda asesorarte acerca de qué cobertura puede ser la mejor para tu caso.

Cada persona y cada viaje son distintos, y las necesidades pueden llegar a variar. Aun así, lo importante es que puedas garantizar un viaje emocionante y placentero, y que más allá de cualquier adversidad a la que puedas llegar a tener que enfrentarte, dispongas de los medios para solucionar las cosas de la manera más rápida y efectiva posible. De todas maneras, con toda esta información a tu alcance te será mucho más fácil acceder a una buena aseguradora y saber exactamente cómo prepararte para tu viaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: