Tendencias de diseño de interiores en el sector industrial

El sector industrial es uno de los tantos receptores a la hora de crear diseños que favorezcan en la disposición de sus instalaciones. Existen diversos tipos de suelos, paredes divisorias, formas y estructuras de techos, escaleras, columnas, y diversidad de espacios creados para el almacenamiento de maquinaria y herramientas.

Sin embargo, a diferencia de los diseños de interiores convencionales, los creados para el sector industrial deben contar con materiales específicos, que resulten efectivos y que además combinen con lo que se quiere transmitir.

Los suelos para garajes y talleres de coches, por ejemplo, tienen características específicas en cuanto a color, elasticidad y facilidad de instalación.

Resistencia, soporte de sonidos y aislamiento térmico

Una de las premisas básicas en el diseño de interiores del sector industrial es optar por materiales que resulten resistentes ante las rutinas diarias.

Para nadie es un secreto que, en el caso de los suelos, es preciso optar por aquellas opciones en los que la eliminación de suciedad producida por los derrames de aceites y demás desechos sea fácil de eliminar.

Pero también se hace necesario encontrar suelos industriales que favorezcan en la eliminación de sonidos y que proporcionen aislamiento térmico, así como aquellos que generen cierto grado de ergonomía para los trabajadores durante el día a día. Uno de los materiales más comunes en este caso es el PVC.

Diseno de interiores en el sector industrial

Señalización e identificación

Tanto en talleres como almacenes y demás departamentos del sector industrial, la señalización e identificación de las zonas de trabajo es fundamental. Esto resulta parte de un diseño necesario.

No obstante, existe la posibilidad de personalizar dichas señalizaciones, haciéndolas según los colores empresariales. Este factor resalta el compromiso de la marca con sus instalaciones, permitiendo que se vean mucho más corporativas y significativas.

La impresión de logos en los pisos, paredes, escaleras y puertas aumenta esta posibilidad y, además, ayuda a diferenciar el ambiente de trabajo propio.

Organización

La organización es un paso fundamental en todo ambiente industrial. Pongamos por ejemplo los talleres, debido a uso constante de numerosas herramientas que pueden generar la sensación de suciedad y falta de disciplina.

Las formas más modernas de organización de un taller irán de la mano de un diseño práctico, pero que resulte seguro y que no entorpezca la acción del trabajo.

El uso de separadores que se fijan en las paredes es una opción. Pero este debe, además, contar con etiquetas que ayuden a la búsqueda rápida de cualquier objeto que se necesite. Una buena opción para sumar a la organización de talleres e incluso garajes son los tableros de clavijas, los cuales pueden tener diferentes tamaños y almacenar la cantidad necesaria de herramientas y accesorios.

Los colores, las formas y la disposición de las herramientas quedarán a gusto de los propietarios, lo cual a su vez permitirá que cada diseño sea mucho más personal.

El lugar de las pertenencias

Pese a que puede entrar en la categoría de organización, los sitios designados para guardar las pertenencias personales de cada trabajador también forman parte del diseño que se puede agregar al sector industrial.

En la mayoría de los casos se utilizan casilleros, los cuales funcionan adecuadamente. El material de su fabricación puede variar, utilizando aquellos que sean capaces de mantener la temperatura interna o algunos que faciliten su limpieza.

Después de todo, el diseño del sector industrial debe enfocarse en ser lo más práctico posible para así facilitar la actividad laboral. El secreto siempre estará en el uso de los materiales ideales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: