¿En qué consiste un test auditivo?

Una prueba audiológica es la combinación de procedimientos y técnicas de diagnóstico que permiten determinar si una persona tiene pérdida auditiva y conocer su gravedad.

El especialista en audición se encargará de realizar algunas preguntas relacionadas con la capacidad del paciente para percibir los sonidos. De esa manera se puede comprobar el nivel de percepción auditiva del paciente, conocer sus antecedentes familiares e indagar sobre las posibles exposiciones recientes a ruidos muy fuertes, entre otros elementos de diagnóstico.

En los centros Oi2, submarca de Gaes y con centros por toda la Península Ibérica y las Islas canarias, se encuentra el equipo profesional más cualificado para la realización de estudios audiométricos que permitan para determinar la calidad auditiva de un paciente.

¿Qué es la audiometría?

El término audiometría se refiere al examen que permite evaluar la capacidad de una persona para escuchar los sonidos. Primero, hay que tener en cuenta que los sonidos tienen variaciones en referencia a la velocidad en que vibran las ondas sonoras (tono), así como la fuerza y volumen de las mismas (intensidad).

Audiometria

La audición ocurre cuando las ondas sonoras logran estimular los nervios del oído interno, el tono y la intensidad del sonido pueden tener influencia en el funcionamiento adecuado del canal auditivo.

La web de los centros Oi2 ofrece un novedoso test auditivo online que permite conseguir un diagnóstico rápido sobre la salud auditiva de una persona.

¿Cómo se realiza un test auditivo?

Un estudio completo se divide en etapas, las cuales permiten llegar a una conclusión definitiva sobre el nivel de audición de una persona y en base a ello hacer las recomendaciones más idóneas.

  • Fase inicial. Se examina el canal auditivo con instrumentos especiales y se pueden observar problemas en el conducto y el tímpano, para luego proseguir con las pruebas auditivas.
  • Prueba de tonos. Por medio de auriculares insonorizados se evalúa en el paciente la capacidad de escuchar distintos tonos.
  • Prueba de conducción ósea. Se realiza por medio de la colocación de un pequeño aparato detrás de la oreja, que permite determinar o descartar la existencia de un problema del oído medio.
  • Audiometría del habla. Se refiere a la comprensión del lenguaje y permite determinar si el cerebro tiene dificultades para comprender determinados sonidos o el lenguaje humano.
  • Timpanometría. Con el mismo se evalúa la movilidad de cada tímpano.
  • Audiograma. Se refiere a un gráfico descriptivo que detalla la capacidad de escucha que tiene una persona.

Con la información recopilada y analizada adecuadamente, el especialista puede ofrecer diferentes soluciones como la utilización de audífonos de última tecnología y protectores auditivos, hasta la derivación del caso a un especialista en cirugías e implantes que permitan recuperar la audición, que pueda ofrecer una solución quirúrgica.

A quienes ya utilizan dispositivos externos para mejorar la audición, los especialistas del centro pueden ofrecerles recomendaciones para mejorar la experiencia de audio, aprovechando los beneficios y ventajas que ofrece la estereofonía. Adicionalmente, los centros Oi2 ofrecen el servicio de reparación y mantenimiento de audífonos de cualquier marca, un asunto importante para los pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: