La inesperada utilidad de la chufa

La chufa es uno de los cultivos más conocidos de España gracias, en una medida muy importante, a la variedad de usos que se les puede dar. Es probable que la mayoría de los españoles hayan probado la chufa o la horchata, ¿sabe el consumidor promedio las grandes virtudes de la chufa?

Las chufas son unas grandes desconocidas en su total potencial, pues su uso suele restringirse a la conocida horchata. Por motivos como estos, se ignora la variedad tan importante de nutrientes y equilibrada alimentación que ofrecen. Si no conoces la chufa, aquí tienes 7 razones por las cuales las chufas son un súper alimento

La utilidad alimenticia

Las chufas son un súper alimento debido a que integran salud, nutrición y sabor, pues a la par que contienen magnesio, potasio y proteínas, también tienen una óptima cantidad de fibra. Gracias a estas características, además de para hacer horchata, la chufa tiene muchos más usos que están siendo explorados y que, sin lugar a dudas, serán utilizados en los próximos años.

La internacionalización de la chufa

Tigernuts Traders es un emprendimiento basado en Níger cuyo propósito es generar fondos de desarrollo para contribuir a la construcción de viviendas, el mejoramiento de la calidad de vida, entre otras muchas cosas, de los habitantes de ese país. Se puede conocer sobre su labor revisando el Documental Tigernut: Comercio justo y cultivo ecológico en África.

chufas

Como se verá, la actividad de la empresa se concentra en ofrecer un producto de calidad, al tiempo que asocia elementos comerciales para ofrecer chufas de comercio justo. Este concepto implica que los empleados de la empresa, en Níger, reciban una gran cantidad de beneficios en materia de salud y hábitat, entre otros.

Usos singulares de la chufa

Uno de los usos más atípicos e inesperados es  el de las chufas de cultivo ecológico, que se emplean en productos cosméticos, dando como resultados cosméticos de chufa ecológicos. Su uso en jabones comienza también a extenderse.

Además, la chufa también puede utilizarse para la elaboración de harina de chufa, es decir, un producto que se parece bastante a la harina de trigo y que tiene los beneficios y propiedades de la chufa. Se espera que en los próximos años, más empresas exploten este potencial comercial de la chufa.

Existe también la cerveza de chufa, una cerveza artesanal también ecológica añadiéndole cebada malteada.

La salud y las chufas

Las chufas contribuyen a la salud de diversas maneras. Gracias a la cantidad de nutrientes y vitaminas que contiene, puede decirse que son un súper alimento. Por ello se recomienda leer Las Chufas: Un súper alimento muy saludable, enlace en el cual accederás a una guía completa sobre las propiedades de la chufa.

Entre sus beneficios en la salud, se encuentra el hecho que contribuye a mejorar y mantener la motilidad intestinal, debido a sus moderadas dosis de fibras. Las chufas tienen una gran cantidad de proteínas y vitaminas vegetales, entre las que destacan vitaminas C y E, contando también con los minerales como el fósforo, potasio, magnesio o zinc

La chufa en el reino vegetal

Cyperus esculentus es el nombre de la especie que también conocemos como juncia avellanada. Se trata de una planta herbácea que da unos tubérculos comestibles conocidos coloquialmente como chufas. Su cultivo se da en zonas cálidas y relativamente áridas, con lo cual es un fruto mediterráneo, siendo que se da en la mayoría de las costas Europeas y Norafricanas. Sin embargo, es mundialmente conocida la chufa (cyperus esculentus lativum) de España.

La chufa o Cyperus Esculentus Lativum es un tubérculo fruto de la planta del mismo nombre que se caracteriza por su contenido seco pero aceitoso, cuyas propiedades pueden ser aprovechadas para el consumo de diversas maneras. como ya hemos comentado. Comparte esta características con otros frutos mediterráneos, como es el caso de las olivas.

La chufa española

El cultivo tradicional de la chufa en España, que se ha popularizado al punto de dar como resultado tipos especiales de chufas en la península, data desde la edad media, pero sus orígenes se remontan a otras partes del mediterráneo.

Desde el Antiguo Egipto, la hemos consumido por sus grandes propiedades regenerativas y curativas, y no es complicado, llegados a este punto, deducir cómo llegó a España. Las expansiones musulmanas, que tuvieron a la península como protagonista, trajeron del norte de Africa al conocido fruto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: