Ventajas de pedir un préstamo rápido

Descubre las ventajas de los préstamos rápidos frente a los préstamos tradicionales.

Los préstamos rápidos son una forma de conseguir crédito en muy poco tiempo, por lo que son una solución muy adecuada cuando hay que hacer frente a cualquier imprevisto. En la actualidad se han multiplicado las empresas online que permiten solicitar dinero a través de Internet con muchas facilidades. De esta forma, se han convertido en una alternativa a los préstamos tradicionales, a la que cada vez más personas recurren. A continuación, puedes encontrar las mayores ventajas de pedir un préstamo rápido online y los pasos que debes seguir para solicitarlo.

Ventajas de los préstamos rápidos

Una de las mayores ventajas de los préstamos rápidos y la razón por la que la mayoría de las personas se deciden a pedirlos, es la rapidez con la que se solicitan y se realiza todo el proceso. Normalmente, solo es necesario rellenar el formulario online que estará disponible en la página web de la empresa financiadora. Los datos se validan en muy poco tiempo, la solicitud tarda en ser aceptada unas pocas horas y en un máximo de 24/ 48 horas tendrás el dinero ingresado en tu cuenta.

Otra ventaja es que los requisitos que se solicitan para pedir un préstamo online son mínimos, ya que, por ejemplo, no es necesario contar con un aval. La documentación que hay que aportar es muy poca también con respecto a los préstamos de los bancos. Solo será necesario facilitar una copia del documento de identidad y de la cuenta bancaria, para poder ingresar el dinero y luego hacer la devolución.

También es otra ventaja a tener muy en cuenta que el solicitar un crédito no compromete a nada con la financiera. Al solicitar un préstamos al banco, normalmente es necesario abrir una cuenta bancaria y contratar algún otro tipo de servicio. Sin embargo, con los créditos rápidos, al contratar el servicio no se adquieren ningún otro tipo de obligaciones.

La privacidad para solicitar préstamos personales online es otra de las ventajas que más valoran los usuarios. En los bancos tradicionales, a la hora de solicitar un préstamo siempre es necesario indicar el uso que se le va a dar al dinero prestado, teniendo que aportar documentación sobre su destino o justificarlo de alguna otra forma. Muchas personas no se sienten cómodas teniendo que contar estos aspectos de su vida, ya sea que tienen algún problema económico o que les ha surgido cualquier imprevisto, por lo que el auge de los créditos rápidos online ha supuesto una gran acogida para ellas, ya que no es necesario justificar el gasto del préstamo ni dar ningún tipo de explicaciones.

prestamo rapido

Desventajas de los préstamos rápidos

Los préstamos rápidos online también presentan una serie de desventajas que hay que valorar antes de decidirse a pedir uno.

En primer lugar, no todas las personas pueden solicitar un crédito rápido. Al igual que en los bancos tradicionales, existen unos requisitos que hay que cumplir. Por ejemplo, para las personas que figuran en una lista de morosos o asnef es muy complicado que les acepten la solicitud, especialmente si están en estas listas por el impago de deudas a entidades bancarias, ya que las empresas se quieren asegurar de que el dinero prestado va a ser devuelto en el plazo máximo que se ha estipulado.

En la mayoría de los casos, también es necesario disponer de una nómina mensual, especialmente si la cantidad solicitada es alta. Sin embargo, no siempre se pide este requisito, ya que es posible hacer frente a la devolución sin tener una nómina todos los meses. Por ejemplo, si el usuario realiza trabajos esporádicos, es autónomo y no cuenta con un dinero fijo todos los meses, aunque sí con ingresos, está cobrando una pensión o una cuota por desempleo o por discapacidad.

Por otro lado, la cantidad que se puede pedir suele ser pequeña, desde los 50 euros hasta los 6.000 euros. Si las cantidades son algo más grandes, será necesario aportar más documentos y datos, como una nómina y un aval. Las entidades bancarias, por el contrario, suelen ofrecer cantidades de dinero mucho más grandes en sus préstamos, aunque los requisitos para pedirlas también son mucho mayores.

Otro inconveniente de los préstamos online es que los tipos de interés son bastante altos, siendo más elevados que los préstamos personales bancarios. Por tanto, es conveniente valorar si los beneficios van a ser mayores o si ganarán las pérdidas antes de solicitar un crédito.

En definitiva, los préstamos rápidos online son una alternativa a los préstamos tradicionales a tener muy en cuenta cuando surge algún imprevisto al que no podemos hacer frente en ese momento y la cantidad que necesitamos no es muy elevada. Sin embargo, es conveniente sopesar muy bien los inconvenientes antes de solicitarlo y leer detenidamente todas las condiciones y obligaciones.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: