Si quieres un viaje de ensueño, tu destino son las Islas Cíes

Ubicadas en el Parque Nacional de las Islas Atlántica y en el corazón de la ría de Vigo, las Islas Cíes son un auténtico paraíso terrenal de agua cristalina acentuado por un fuerte componente histórico. Y es que existen vestigios de que hace miles de años, los seres humanos fueran habitantes de este lugar sin igual.

Si bien pasaron por ellas personajes de todo tipo, incluyendo piratas como los de las películas, las Cíes quedaron despobladas hasta allá por los años sesenta. Fue entonces cuando, con bastante acierto, jóvenes de Pontevedra pensaron en ellas como lugar de descanso. Desde entonces y hasta ahora, el número de visitantes no ha hecho más que incrementarse.

Se trata de un paraje que sigue conservando su encanto completamente natural. De hecho no puede encontrarse siquiera un solo hotel Islas Cíes, pero sí un camping que permite a quienes deseen pasar la noche allí, disfrutar de una fantástica excursión para ver las estrellas.

Nada como viajar a las Islas Cíes, ¡y además en barco!

El medio para llegar a las Islas es el barco. Todos los días hay salidas desde Vigos, Cangas y Baiona. San Martiño queda fuera aún del circuito de líneas regulares, pero existe la posibilidad de visitarlas a través de una embarcación privada. Para ir a las Cíes, previamente se debe hacer una solicitud online.

Monte Agudo, O Faro y San Martiño son las tres islas que conforman este archipiélago. Suman nueve playas entre todas ellas, siendo la más famosa la de Rodas, que une a las dos primeras.

¿Qué se puede hacer en las Islas Cíes?

Si algo no falta en las Islas Cíes son cosas que hacer. Un día en ellas no solo da para descansar, sino que también se puede hacer un poco de senderismo e incluso bucear, entre otras actividades. A la hora de comer, se puede organizar un divertido picnic en plena naturaleza, o bien optar por tomar una rica comida en uno de los restaurantes presentes en la zona.

islas cies

¿Patrimonio de la Humanidad?

Tal es el valor de las Islas Cíes, que se está intentando que sean declaradas como Patrimonio de la Humanidad. Desde hace algún tiempo, se promueve la candidatura de las Cíes para que la Unesco apruebe esta declaración, una propuesta que ha sido ampliamente respaldada.

Mientras que esta llega, este lugar sigue ganando fama en el mundo entero, recibiendo la visita de miles de personas cada año. La entrada a las Cíes se produce de forma controlada, con un máximo de 2.000 visitas diarias en temporada alta. De esta forma se evita la masificación, y se permite disfrutar al máximo de sus playas y acantilados, así como de su fauna y su flora.

Sobresale especialmente la belleza de sus playas. De sus nueve arenales, el más famoso es la Praia de Rodas, que no en vano ha sido calificada por la prensa internacional como “la playa más bonita del mundo”. Se trata de una extensión de fina arena de 1.300 metros de largo, en la cual se conserva una zona de dunas y cuyas aguas lucen cristalinas y con un espectacular color verde esmeralda.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: