Videojuegos: el mejor método para que los niños aprendan divirtiéndose

En la actualidad ya no acostumbra a ser visto con malos ojos el hecho de proporcionarle videojuegos a un niño de temprana edad, aunque siguen existiendo detractores que prefieren optar por otros métodos. Sin embargo, ofrecerles a los peques la posibilidad de pasárselo en grande manejando por sí mismos a sus personajes favoritos en un entorno virtual conlleva una serie de beneficios relacionados básicamente con el aprendizaje. Es por ello que cada vez más psicólogos infantiles y docentes en general se muestran partidarios de dicho modelo educativo, así como medios online de gran prestigio como Cerebrito Pérez en los que se hace patente la gran mejoría de la cual gozan los infantes en términos lectivos.

Basta una simple charla con diversos jóvenes nacidos en los noventa, quienes suelen afirmar que sus conocimientos de idiomas son principalmente fruto de los videojuegos de los que disfrutaron antaño, para darse cuenta de que los mismos resultan de gran ayuda en el aprendizaje de los peques. En su caso los muchachos que nacieron en la mencionada década e incluso en años anteriores se vieron obligados a tratar con juegos que no contaban con traducción al español, hecho que acarreó el uso de diccionarios para entender las palabras aparecidas en los antiguos televisores de tubo. Pero hoy en día también son innumerables los títulos que están disponibles en inglés y otros idiomas que pasan a ser interiorizados paulatinamente por los más pequeños de la casa prácticamente sin darse cuenta, adquiriendo unos conocimientos lingüísticos que pueden complementar con aquellos que son enseñados posteriormente en la escuela.

Pero el aprendizaje a través de los videojuegos no se resume solamente en adquirir vocabulario propio de varios idiomas más allá de la lengua castellana, sino que adicionalmente abarca otros aspectos que guardan relación con la educación. Aquellos niños que tienen dificultades para socializar con los demás acostumbran a sufrir en los centros educativos, pero los videojuegos pueden resultarles de gran ayuda a este tipo de peques gracias a la existencia de modos online que invitan a los usuarios a charlar entre sí. El hecho de estar alejado de las personas con las que hablan logra que pierdan la vergüenza y la timidez, dando pie a una socialización a distancia que posteriormente acaba beneficiando al niño, quien no tendrá tantas complicaciones a la hora de relacionarse con sus compañeros y profesores.

Hasta ahora los campos mencionados hacen referencia principalmente a las habilidades comunicativas, aunque los videojuegos aportan otros muchos beneficios que agradecen no solamente los niños en sí, sino también sus propios padres al ver el gran progreso logrado por los hijos a los que tanto quieren. Ciertos títulos arcade que exigen una considerable destreza al hacer uso del mando para actuar con rapidez ante algunas situaciones provocan una palpable mejoría de la capacidad psicomotriz del sujeto sobretodo si la edad del mismo es bastante corta. De esta manera el pequeñín pasa a gozar de unos buenos reflejos que en la edad adulta pueden evitarle más de un susto por ejemplo al conducir su vehículo y ser capaz de prevenir accidentes con la rapidez de los movimientos efectuados por medio del volante.

Aprender con videojuegos

Hoy en día el abanico de videojuegos educativos creados para el disfrute de los pequeñines de la casa es mucho más amplio fruto de la proliferación de las tablets. Multitud de niños tienen al alcance de sus manos los mencionados dispositivos electrónicos que son ideales para este tipo de entretenimiento casual que no solamente les divierte, sino que también consigue hacerles aprender determinados aspectos que van descubriendo con la utilización de las manos cuyos dedos presionan la pantalla interactuando con el contenido multimedia en cuestión. Pero no es necesario optar por este tipo de juegos de carácter educativo para lograr que los peques aprendan, ya que prácticamente con cualquier título cuyo PEGI sea adecuado en función de su edad adquirirán una serie de conocimientos de los que podrán sacar partido en la escuela moviéndose como peces en el agua dentro del ámbito educativo.

A pesar de todos los beneficios lectivos mencionados hasta ahora algunos padres siguen mostrándose contrarios a la adquisición de videojuegos para sus hijos alegando que muchos de ellos contienen escenas violentas y otros aspectos poco apropiados. Lo cierto es que teniendo en cuenta la clasificación por edad anteriormente indicada es posible evitar cualquier tipo de elemento inadecuado para un niño pequeño sin privarle de aquellos títulos que realmente le atraigan. Solamente con ellos el infante se meterá de lleno en el mundo virtual en cuestión convirtiéndose su mente en una especie de esponja que absorberá todo lo que vea, desde palabras en otro idioma hasta cultura general e incluso aspectos matemáticos, logrando que en el colegio no sea tan difícil digerir determinados conceptos que para los niños que tratan con ellos por primera vez resultan mucho más complejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: