Los 7 mejores antiinflamatorios naturales para el dolor articular

En países como España, hasta un 40% de la población ha sufrido algún tipo de dolor en las articulaciones, y a nivel mundial alrededor del 20% los padecen de forma crónica.

En esta página te presentamos 7 remedios naturales que pueden ser de gran utilidad para calmar el dolor y acompañar los tratamientos convencionales recomendados para cada caso particular.

Jengibre

Uno de los remedios naturales más efectivos y fáciles de conseguir es el jengibre, cuyas propiedades como analgésico han quedado comprobadas también en diversos estudios científicos.

Jengibre

Particularmente debido al gingerol, que es su componente activo, un compuesto químicamente similar a la capsaicina, y el cual posee efectos antiinflamatorios que son de gran utilidad para mitigar el dolor articular; en muchas ocasiones se recomienda como un tratamiento complementario para producir una mayor sensación de alivio.

El harpagofito

Incluso en países desarrollados como Alemania, los tratamientos para las afecciones reumáticas y articulares que incluyen al harpagofito, representan hasta el 75% de las recetas médicas, pues esta planta que ha sido utilizada también en la medicina naturista, posee importantes propiedades antiinflamatorias.

harpagofito para las articulaciones

Cúrcuma

Desde hace más de 4 mil años se tiene registro de que esta planta originaria de la India ha sido utilizada con fines medicinales, además de ser común para tratar el dolor de estómago, sus efectos antiinflamatorios permiten calmar también el dolor en las articulaciones.

Curcuma

En polvo se puede añadir como especia en la comida, o también se puede tomar como infusión, su sabor es un tanto fuerte, por lo cual se sugiere añadir un poco de miel y tomar una o dos veces al día.

Laurel

En la Grecia Antigua ya eran bastante conocidas sus propiedades antirreumáticas, por lo que era una de las principales recomendaciones de Dioscórides; y más recientemente, estudios como los realizados por la Universidad de Viena, han documentado su efecto analgésico y sedante, el cual puede llegar a ser comparado con componentes más agresivos como la morfina o de origen químico como el piroxicam.

Laurel

Se recomienda frotarse con aceite virgen de laurel las partes afectadas, aunque también puede tener cierto efecto hacerlo a partir de una infusión de 10 hojas de laurel por cada litro de agua.

Ajo

El ajo es uno de los más potentes antioxidantes y también posee cualidades antiinflamatorias. Para tratar la artritis a muchos les ha funcionado consumir de 1 a 3 dientes crudos al día; aunque si tienes buena resistencia al sabor, en ayunas machacado con limón, puede ser de gran utilidad como analgésico. También puedes probar machacando y aplicando directamente en la zona de dolor.

Ajo

Semillas de Linaza

Estas semillas poseen también doble efecto positivo para aliviar los dolores reumáticos, pues debido a su importante aporte de Omega 3, por una parte permiten aminorar la inflamación, mientras que también es de utilidad para evitar el desgaste del cartílago, lo cual es fuente de dolor.

Semillas de Linaza

Lo recomendado es consumirlas de forma cruda y natural para que pierdan las menos propiedades posibles, una forma muy accesible es añadirlo a tu ensalada, aunque a partir de pan integral también es otra forma consumirlas sin que produzca una sensación desagradable.

Romero

Esta planta habitual de la dieta Mediterránea, es también rica en ácido ursólico, por lo que su efecto antiinflamatorio es particularmente efectivo para calmar el dolor en articulaciones de manos y rodillas. Se recomienda tomar un par de infusiones al día, y al igual que la mayoría de remedios naturales, tiene la ventaja de que no se conocen efectos secundarios graves.

Romero

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: