Alquiler de coches entre particulares: la nueva forma de viajar

Muchas son las personas que tienen necesidad de viajar en un vehículo particular pero no tienen la capacidad económica para adquirirlo o simplemente no quieren tener el gasto que supone un coche en propiedad. Para ellos, la alternativa que se ha popularizado es el alquiler de coches entre particulares, una solución económica para quienes no poseen vehículo o, también, para quienes tienen un coche pero no lo utilizan y quieren generar algo de dinero extra.

Drivy, es el nombre de la compañía que funciona como intermediario para conectar a quienes quieren alquilar sus coches con aquellas personas que necesitan un vehículo en alquiler, lo cual resulta una alternativa mucho más económica al alquiler de coches tradicional.

¿Es rentable el alquiler de coches entre particulares?

Entre 20 y 85 euros diarios pudiera llegar a ganar una persona con el alquiler de coches entre particulares, dependiendo del tipo de vehículo y sus dimensiones. Furgonetas, deportivos y 4×4 tienen tarifas diferentes a los vehículos convencionales y ofrecen mayor rentabilidad.

Drivy

Para anunciar tu vehículo o seleccionar uno para  alquiler, necesitas completar la fase de registro en la web de la empresa y cumplir con los requisitos que el sistema solicita. Entre los datos que se han  de aportar se encuentra el DNI, carnet de conducir y una tarjeta de débito o crédito.

Una vez aprobado tu perfil, podrás acceder a un amplio catálogo de coches de diversa antigüedad y elegir el que tenga las especificaciones que mejor se adapten a tu necesidad.

Por lo general, este sistema de alquiler es seguro para ambas partes porque en el pago se incluye una póliza de seguros que cubre robo del vehículo cuando se encuentra en manos de algún conductor diferente a su dueño original.

Esta alternativa resulta versátil y mucho más económica que mantener un vehículo propio, ya que los costes se reducen a la cantidad de horas que realmente se utilice, por lo que resulta bastante conveniente para quienes solo necesitan un vehículo de uso casual, sea por horas o días.

La forma más novedosa de viajar

Los coches compartidos son una tendencia que permite el ahorro, como bien lo han demostrado aplicaciones móviles como Uber. Muchas personas han renunciado al taxi tradicional y ahora prefieren movilizarse en vehículos particulares.

Frente a estos cambios, Drivy se posiciona en el mercado de alquiler de coches particulares y domina la escena. La empresa cuenta con más de 140.000 usuarios activos en España y una flota que supera los 4.000 de vehículos, pero con expectativas de llegar a los 10.000 al final del año en curso.

El medio ambiente y la preocupación de los individuos hacia su conservación es uno de los factores en los que se apoya el crecimiento de este sistema de alquiler de vehículos que tiene la capacidad de competir con las empresas tradicionales del sector.

Esta solución de movilidad está orientada a reducir considerablemente la presencia de vehículos en las ciudades, todo esto enmarcado dentro del modelo de negocio colaborativo, muy popular y difundido en la sociedad actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: