¿Estamos apostando por una educación de calidad?

Mucho se discute actualmente sobre la calidad de la enseñanza y la educación que estamos ofreciendo a nuestros niños y jóvenes, sobre todo en nuestras escuelas. ¿Está este tema relacionado con la gestión de los centros educativos de nuestro país?

Importancia de los estudios para el éxito

Entendemos que una educación de calidad es aquella que forma mejores seres humanos, ciudadanos con valores, respetuosos, que ejercen los derechos humanos, cumplen con sus deberes y conviven en paz.

Una educación que además genera oportunidades legítimas de progreso y prosperidad para ellos y para el país. Permitiendo, a todos y a todas, el acceso al conocimiento y al saber estar social que se aprende en las escuelas.

Necesitamos que nuestros niños y jóvenes reciban una educación de calidad para que se formen como mejores ciudadanos que en el futuro aportarán valor a la sociedad en la que viven ahora y en la vendrá.

Por ello, deben los docentes formarse para poder poner a la disposición del alumnado una educación y un programa formativo de calidad que les conduzca hasta el éxito. Para ello deberán los docentes ser buenos gestores del centro de la misma exitosa manera.

Quizá te encuentres estudiando un master en dirección de centros educativos para ser director del colegio. Será que te preocupas de la calidad de la educación y por eso quieres tener la mejor formación para estar preparado para la gestión de tu centro educativo.

La importancia de la calidad en la educación y de una buena gestión de los centros educativos para conseguir el éxito de los estudiantes. Y por eso no quieres ser tú el que no es prepare primero con una formación de calidad.

Los másteres universitarios para la dirección y gestión de los centros educativos están orientados a la formación y profesionalización de los directores de centros escolares, gestores y docentes de los mismos. Los objetivos que tienen este tipo de máster son, desde dar a conocer las teorías y sistemas más actuales de dirección y gestión de centros en diversos países, así como las exigencias y requisitos legales del sistema educativo español.

Así mismo, esta formación tiene por objetivo profundizar en las técnicas y en los factores clave relacionados con el cumplimiento de las distintas funciones de una dirección, gestión y evaluación eficaz de centros educativos.

Sin olvidarnos de que en última instancia se pretende que los graduados sean capaces de implantar modelos, estrategias y procedimientos para la mejora de la calidad de las instituciones educativas.

¿Cuáles serían las características de una educación de calidad?

La calidad educativa, se refiere a los efectos positivamente valorados por la sociedad respecto del proceso de formación que llevan a cabo las personas en su cultura. Se considera generalmente 5 dimensiones de la calidad: filosofía, pedagogía, cultura, sociedad y economía.

Estas cinco dimensiones se refieren a la relevancia que esta educación tiene en la sociedad, a su eficacia pedagógica y a su eficiencia para la economía. Así mismo pone en valor su pertinencia cultural y la equidad que promueve en cuanto a su accesibilidad universal. Un sistema educativo de calidad y mejoramiento académico debe tener unas características mínimas para considerarlo de tal nivel. A continuación, comentaremos cuáles han de ser esas características para que estemos cumpliendo con los estándares que queremos conseguir.

Lo primero y principal es que una educación de calidad es accesible para todos los ciudadanos sin excepción. Y, por supuesto, debe lograr de igual manera la participación de las familias e insertarse en la comunidad.

Debe además facilitar los recursos personales, organizativos y materiales, ajustados a las necesidades de cada alumno para que todos puedan tener las oportunidades que promoverán lo más posible su progreso académico y personal.

No debe olvidar promover cambio e innovación en la institución escolar y en las aulas (lo que se conseguirá, entre otros medios, posibilitando la reflexión compartida sobre la propia práctica docente y el trabajo colaborativo del profesorado). Así como debe promover la participación activa del alumnado, tanto en el aprendizaje como en la vida de la institución, en un marco de valores donde todos se sientan respetados y valorados como personas.

Por supuesto, un profesional de la gestión de los centros escolares para una educación de calidad debe saber estimular, facilitar el desarrollo, el bienestar del profesorado y de los demás profesionales del centro.

Por eso, debemos facilitar y permitir que los docentes y expertos gestores de centros escolares tengan acceso así mismo a una formación de calidad y que les prepare rigurosamente para cumplir con estos estándares que queremos conseguir.

Seamos pues conscientes de la necesidad de una educación de calidad para nuestros niños y jóvenes y de la repercusión que esta tiene sobre el futuro de toda nuestra sociedad. Hay que exigir un mínimo de calidad educativa.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: