El auge de las empresas de reformas (2018)

En los años más duros de la crisis, entre 2009 y 2015-2016, el sector de la construcción se derrumbó casi por completo. Los analistas en la actualidad ya comienzan a prever lo que será una futura burbuja similar de la construcción, un nuevo boom que se ve alimentado por otros indicios como la subida extrema de los precios del alquiler, que hacen casi imposible que las personas con menos ingresos puedan acceder a esta opción de vivienda.

Fue precisamente en esos años cuando las pequeñas reformas sirvieron como balón de oxígeno para el sector de la construcción. En los dos últimos años, y de manera progresiva, el crecimiento de la demanda de proyectos de obra nueva, ha ido siendo cada vez mayor.

En cualquier caso, las empresas de construcción siguen confiando en las reformas, sabedores que la recuperación del sector es aún débil. Las pequeñas reparaciones han perdido hegemonía y el gasto medio de los usuarios se distribuye de manera uniforme. Si en los años precedentes al 2016, la demanda de trabajos rápidos era la que dominaba el sector de las reformas, en la actualidad, el gasto medio de los clientes asciende ya a la horquilla entre los 1.000 y los 2.5000 euros.

¿Por qué es buena idea montar una empresa de reformas?

La pregunta es un tanto engañosa, montar una empresa de reformas es una empresa, nunca mejor dicho, siempre arriesgada, por el competitivo ambiente empresarial actual, pero lo que sí es cierto es que el mercado inmobiliario ya no volverá a ser lo mismo tras la crisis, aunque el sector de la consutrucción se recupere.

Empresas de construccion en 2018

A pesar de que muchos consumidores aumenten su presupuesto para comenzar con las reformas en su vivienda, es preferible la opción de reformar la vivienda en lugar de adquirir una nueva. Y esto se debe también a que los alquileres, y más por su ascenso en el precio, no terminan de convencer a buena parte de la población, pues el piso en propiedad continúa siendo el sueño de todo español medio.

Esto obliga a muchas empresas de construcción a pasarse a las reformas como actividad clave. En los primeros años de la crisis, muchos trabajadores del sector de la construcción encontraron salida laboral en las empresas de reformas del hogar, consiguiendo así una oportunidad de seguir creciendo como profesional y convirtiéndose en emprendedores.

La gran competencia favorece a los consumidores

Si desde el mercado de alquiler llegan malas noticias para los consumidores, pues los procesos de gentrificación y la participación de grandes grupos inmobiliarios en el sector hace que muchas personas se estén viendo obligadas a dejar su residencia de años por la subida del precio del alquiler, el sector de las reformas sí trae noticias positivas.

La gran oferta en empresas de reformas en España ha hecho que este crecimiento del sector no lleve aparejado consigo un aumento de los precios en los servicios y trabajos. Además, con la ayuda de internet, se pueden comparar presupuestos con los que conseguir ahorros de hasta un 30% en la reforma del hogar.

Con la intención de atraer clientes, muchas empresas de reformas ofrecen a través de internet presupuestos sin compromiso, una ayuda más para que los consumidores tengan acceso a la opción que más se adecúa a sus necesidades.

Reformar la vivienda para aumentar su valor

Una reforma bien realizada puede revalorizar la vivienda hasta un 20%, algo que es importante, pero quizás lo más relevante es que, a la hora de intentar vender un inmueble, una vivienda en mal estado pierde hasta el 25% de su valor de mercado.

Esto sitúa a las reformas como una inversión rentable, no como un gasto. Una reforma a fondo, especialmente en las instalaciones eléctricas, repercute positivamente en la factura a pagar por la electricidad, de modo que no es solo un aspecto a considerar de cara a la venta.

Entre las estancias más a considerar para iniciar un proceso de reformas están los baños, espacios que más se deterioran en la vivienda con el paso del tiempo, y de los más relevantes en cuanto al valor de la vivienda. En las reformas de baños es imprescindible renovar el estado de las tuberías y grifos así como la azulejaría y los sanitarios. Con la cocina ocurre algo similar. En las cocinas, el deterioro es más notable que el de otras estancias de la vivienda. Cambiar la cocina de gas y convertirla en una vitroceráminca es una actualización básica para que un piso se cotice al alza.

En cualquier caso, la mejor opción para ganar en revalorización de la vivienda es optar por reformas integrales. Son muchas las empresas constructoras las que se han sabido reciclar y sobreviven en el sector de la construcción por haberse especializado en este tipo de trabajos.

Sector reformas

Fijando nuevamente la atención en el consumidor, tanto para el posible comprador como para el vendedor, todos nos fijamos antes en espacios modernos y atractivos que un inmuebles anticuados y obsoletos.

Continuando con esta idea de las reformas, el lavado de cara y la mejora del aspecto estético de la vivienda, tanto en su interior como en su exterior, vemos que otra actividad económica está sacando partido de esta situación, y no es otro que el de los trabajos verticales. Son muchas las empresas, en ocasiones de la construcción y de servicios generales, que se dedican a la rehabilitación de fachadas. Debemos tener en cuenta que las fachadas son la primera impresión que tiene cualquier persona de una vivienda o un inmueble, de ahí que sea necesario cuidarla.

Existen razones más que de sobra para mejorar el estado de la fachada, pero uno de ellos es el riesgo de posibles desprendimientos, que puede ocasionar daños personales y materiales a terceros. Esta tarea, imprescindible para cualquier propietario de manera periódica, lo es también porque ayuda a aumentar el valor del inmueble, como las reformas. Con un trabajo de este tipo se puede subir la calificación energética de la vivienda, y esto contribuye a reducir el gasto en mantenimiento y consumo eléctrico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: