Los múltiples beneficios del jengibre para la salud

El jengibre es una planta que se utiliza hoy día para adelgazar, como antiinflamatorio natural y para luchar contra enfermedades como la artrosis o la diabetes. Con respecto a sus propiedades, el jengibre tiene un alto contenido en vitaminas, minerales, carbohidratos y proteínas, entre otros componentes, que resultan beneficiosos para el cuerpo humano. Pueden consultar más información sobre el jengibre en la web ecocosas.

¿Qué beneficios tiene el jengibre?

Entre los múltiples beneficios del jengibre destaca que ayuda a disminuir los dolores ocasionados por las enfermedades reumáticas o por el periodo menstrual. Asimismo, fomenta la expectoración por lo que actúa contra los síntomas gripales y los resfriados, y mejora la circulación de la sangre disminuyendo el riesgo de tener enfermedades cardiovasculares.

De la misma manera, el jengibre quita las sensaciones de mareo y vértigo, ayuda a aumentar la libido gracias a sus componentes que lo convierten en un afrodisíaco natural, disminuye los niveles de estrés y atrasa el envejecimiento prematuro de la piel. Además, es un antidepresivo natural, reduce las migrañas, mejora la digestión y previene la aparición de cáncer de colon y de cáncer de ovarios.

El alimento ideal gracias a sus propiedades

La raíz del jengibre contiene más de 400 elementos químicos como los minerales, las vitaminas, la fibra, los lípidos, los carbohidratos y los aminoácidos. Con respecto a las vitaminas, destaca la vitamina C y la vitamina B6, que ayuda a mejorar las náuseas y los vómitos y a aumentar la serotonina.

Además, el jengibre tiene un alto contenido proteico y es conocido por sus propiedades antioxidantes. Por otra parte, destaca la presencia de minerales como el calcio, el zinc, el hierro, el cobre, el manganeso y el fósforo.

¿Cómo ingerir el jengibre?

El jengibre se puede consumir mediante infusiones, ensaladas, zumos, guisados, postres y un sinfín de posibilidades más. El jengibre se vende en lugares como herboristerías, mercados o fruterías, y se pueden encontrar en comprimidos, en polvo, en fresco o incluso como ingrediente principal de los jarabes para aliviar la tos.

Jengibre para la salud

Con respecto a las infusiones, el jengibre se puede utilizar en fresco, las dosis recomendadas son de 3 a 10 gramos al día. Para ello, se puede cortar un trozo de jengibre y echarlo en agua hervida. Aunque hay mucha gente que agrega el jengibre en el té habitual. Si se utiliza en seco, hay que verter como mucho 2 gramos al día en agua caliente. Por otro lado, para tratar dolores de garganta es bueno mezclar el jengibre con miel y limón.

Dieta y contraindicaciones

Existen estudios científicos que corroboran los beneficios del jengibre en los métodos de adelgazamiento, ya que tiene propiedades digestivas que ayudan a disminuir la inflamación y bajar de peso de manera sencilla. No obstante, el jengibre se debe tomar siguiendo otros hábitos de vida saludable como el ejercicio y la dieta equilibrada. De hecho, los expertos señalan el jengibre como un alimento que produce saciedad y controla el apetito, evitando que las personas coman en exceso.

Por otro lado, el jengibre apenas tiene efectos secundarios. El efecto adverso más frecuente es la subida de la temperatura corporal como causa de la aceleración metabólica. No obstante, si se toma con medicamentos destinados para la presión o la diabetes puede estar contraindicado. En estos casos, lo más recomendable es preguntar al médico.

En cuanto al embarazo, no es recomendable tomar el jengibre en altas dosis y de manera concentrada. Con respecto a la lactancia, no se tienen contraindicaciones, únicamente puede ocasionar somnolencia.

¿Cómo se cultiva?

En espacios interiores, el jengibre puede crecer en un ambiente cálido, húmedo y sin sol directo. Tan solo hay que poner el jengibre en una maceta, regarla y esperar el momento óptimo para cosechar.

Es conveniente plantar el jengibre en primavera. Los rizomas, o tallos subterráneos, se tienen que colocar en la maceta hacia arriba. El jengibre, situado en el centro de la maceta, tiene que estar sobre tierra con una parte de arena y otra de compost. Hay que escoger una maceta de aproximadamente 30 centímetros de profundidad y ponerla en un lugar con sombra.

En la etapa de crecimiento, es importante que el jengibre esté a una temperatura ambiente inferior a 20 grados y que el suelo se encuentre húmedo, pero no excesivamente mojado. Durante el primer año, puede alcanzar un tamaño que varía de 40 a 80 centímetros de altura.

Cuando el jengibre alcance un tamaño adecuado y comience a secarse, generalmente, pasados los 8 o 10 meses, se puede comenzar con la cosecha. Una parte de la raíz se puede plantar de nuevo para tener siempre jengibre fresco directamente de la maceta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: