Los increíbles beneficios de las leches vegetales

La leche es uno de los productos que habitualmente incorporamos en nuestra dieta y cuyas propiedades nutricionales suelen ser exaltadas por los nutricionistas y profesionales de la salud.

Tradicionalmente, la leche de vaca ha sido la más consumida por la población. Sin embargo, en la actualidad se está centrando la atención en los lácteos vegetales, los cuales se producen con procedimientos que permiten una leche libre de químicos, hormonas de crecimiento, antibióticos y cualquier otro elemento que interviene en la explotación ganadera intensiva y que puede tener efectos nocivos para la salud a largo plazo.

Lácteos de origen vegetal

El consumo de productos que sustituyen a los lácteos ha venido en ascenso durante los últimos años. Se considera que el crecimiento del consumo de lácteos vegetales ha aumentado en torno a un 15% anual durante el último año y eso se debe a la cantidad de múltiples beneficios que ofrecen al organismo.

Los derivados de soja son las más populares, pero hay otros tipos de lácteos vegetales de impresionante aporte nutricional y con diferentes beneficios para el organismo humano.

Leche de Almendras

Beneficios de las leches vegetales

Los beneficios que se obtienen del consumo de leches vegetales se pueden resumir en cinco puntos fundamentales:

  • Son libres de lactosa y colesterol malo (LDL).
  • Alto contenido de grasas poliinsaturadas, beneficiosas para el corazón.
  • Contienen vitaminas del complejo B.
  • Alto contenido vitamínico y mineral, principalmente de Sodio y Potasio.
  • Son aptas para personas que padecen de colon irritable, estreñimiento y problemas digestivos.

Tipos de leches vegetales

Además de la popular leche de soja, existe una gran variedad de lácteos sustitutos que podemos utilizar para beneficiar nuestra salud.

De almendras

La leche de almendras es bastante popular, principalmente por su alto contenido de Potasio y su beneficio para personas con debilidad crónica, anemia, desnutrición y problemas hepáticos. Adicionalmente, tiene la capacidad de hacer descender el colesterol.

De sésamo

La leche de sésamo es una excelente fuente de elementos como el Zinc, Calcio, Cromo, Fósforo, Hierro, Cobre y Magnesio. Además aporta ácidos grasos Omega 3 y 9, combatiendo el colesterol malo (LDL).

De arroz

Por su parte, la leche de arroz es una bebida ligera y libre de gluten que se digiere fácilmente. Tiene alto contenido de vitaminas pertenecientes al complejo B, lo que le permite ayudar a mantener el equilibrio del sistema nervioso y tranquilizar la mente. Tiene muy pocas calorías y es nutritiva, por lo cual es perfecta para el control del peso.

De nueces

La leche de nueces es una de los sustitutos lácteos que mayor contenido de antioxidantes posee, siendo más beneficiosa que las naranjas y los tomates en este tema. Contiene vitamina E y ácidos grasos Omega 3 y 6, que se combinan con Selenio, Cobre, Magnesio y Zinc, lo que ayuda a mantener la salud general del cuerpo.

Cada una de las leches vegetales disponibles tiene algunas características particulares que la hace destacar entre el resto y podemos aprovechar cada beneficio, seleccionando la que mejor se adapte a nuestro paladar y costumbres alimenticias.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: