Conservas de pescado, Omega 3 y beneficios nutricionales

Las conservas de pescado gozan de gran popularidad por sus beneficios nutricionales. Siendo parte importante de la Dieta Mediterránea, uno de los patrones alimentarios más importantes del planeta, reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco, han sabido ganarse un espacio en la mesa de miles de personas.

Gracias a las conservas de pescado El Ronqueo podemos tener garantía de calidad, ya que el proceso de elaboración permite que las propiedades nutricionales del alimento permanezcan intactas. Además, no se utiliza ningún químico ni ingrediente con la capacidad de alterar su sabor o textura, por lo que el comensal disfrutará de un sabor espectacular cada vez.

Valor nutricional de las conservas de pescado

En primer lugar, las conservas de atún de elaboración artesanal, además de ser deliciosas y mantener la calidad del alimento, también asegura que las propiedades nutricionales sean altas, gracias a que no intervienen químicos en ninguna etapa del proceso de producción. Conozcamos algunos datos importantes sobre el valor nutricional de las conservas de pescado. 

Contiene nutrientes esenciales

Las conservas ecológicas de pescado son ricas en nutrientes esenciales como las proteínas, proteínas, ácidos poli insaturados, ácidos grasos y Omega-3. Además, el pescado es fuente de vitaminas B, A y D, minerales como yodo, calcio, fósforo, potasio, magnesio, hierro y zinc, todos los cuales son indispensables para el buen funcionamiento del organismo humano.

Conserva ecológica de atún

Libre de preservantes

Se trata de un producto envasado bajo un proceso artesanal que excluye el uso de preservantes artificiales, por lo que la carne del pescado se mantiene fresca con el paso del tiempo, manteniéndose protegida de la luz, el oxígeno y una variedad de agentes externos que pudieran tener incidencia en la degradación del alimento.

Beneficios de consumo de conservas de pescado

Podemos encontrar gran variedad de especies conservadas bajo el mismo procedimiento, por ejemplo: atún, caballa, mejillones y sardinillas. Esta presentación permite su consumo a lo largo del año, independientemente de la temporada de pesca o las condiciones climáticas o la ubicación geográfica en la cual nos encontramos.

Su consumo habitual en nuestra dieta nos permitirá una mejora de la salud cardiovascular, ya que el Omega-3 ayuda a reducir los niveles de colesterol malo en sangre, favoreciendo el correcto funcionamiento de las arterias y evitando el desarrollo de enfermedades relacionadas con el corazón. 

Adicionalmente, son productos frescos que han sido cocinados y envasados de forma hermética para ser conservados por largos periodos de tiempo. Al llegar a nuestra mesa, las conservas de pescado mantienen todas las propiedades nutricionales antes mencionadas, así como el delicioso sabor característico de la variedad de pescado escogida.

Para finalizar, el impacto ecológico de la actividad es mínimo, ya que estas no necesitan frío para su almacenamiento y traslado, haciendo que la cadena de comercialización involucre menos procesos contaminantes. Además, los envases pueden reciclarse perfectamente; sin duda, ventajas importantes a la hora de elegir este alimento dentro de nuestra dieta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: