¿Por qué pensar en un campamento en el extranjero?

El verano es perfecto para que los niños disfruten. Aunque también pueden hacerlo aprendiendo a la vez.

Poco a poco se va notando que el verano llega. Y los padres que tienen hijos en edad escolar empiezan a preguntarse cuál es el mejor sitio para llevarlos en vacaciones. Algunos no pueden pasar con ellos todo el tiempo, ya que tendrán que trabajar, de modo que una de las ideas que se barajan son los campamentos. ¿Por qué no un campamento en el extranjero? Hablemos de los motivos por los que este puede ser un buen plan.

Mejora el conocimiento de idiomas

Si hay un motivo que resulta innegable cuando se habla de campamentos en el extranjero es el refuerzo de los idiomas. Especialmente en inglés, ya que se trata de la lengua vehicular por excelencia en las relaciones internacionales. De hecho, muchos de estos campamentos de verano incluyen clases impartidas por monitores nativos, que ayudarán a mejorar el nivel de una forma divertida, fuera del entorno rígido que tienen las aulas.

Campamento en el extranjero

Es más, que haya alumnos procedentes de muchos países hace que para comunicarse con los compañeros se potencie el uso de un idioma no nativo, lo cual favorece hacerlo con naturalidad.

Ayuda a respetar otras culturas

Y es justo el que se comparta el campamento con chicos y chicas venidos de muchos rincones del planeta el que hace que haya otro motivo poderoso para llevarlos. Cada uno llegará con unas costumbres y una cultura diferentes, y todos tendrán que aprender a respetarse y ver a los demás como personas a las que se debe comprender, al igual que harán con ellos.

Esta inmersión en un entorno multicultural les lleva a otro punto importante.

Experiencias enriquecedoras para el futuro

Los campamentos son una estupenda toma de contacto para que los hijos decidan si quieren pasar más tiempo estudiando, bien en el país de origen o volviendo para pasar un curso completo fuera. Puedes echar una vistazo a los mejores estados para inmigrantes en USA y elegir algún centro allí para sus estudios superiores.

Sea como sea, la experiencia vivida en el campamento le servirá para mejorar su carrera y tener más opciones profesionales. Muchas empresas se fijan en dónde y cómo se han realizados los estudios, ya que buscan personas que hayan adquirido capacidades para trabajar en equipos de diferentes nacionalidades.

Mayor crecimiento personal

Otro de los motivos que pueden decantar la balanza en pro de estos campamentos es el enriquecimiento personal. Al estar compartiendo durante unas semanas la vida con personas de diferentes antecedentes y culturas, se aprende a ver las cosas de maneras diferentes, y tratar los asuntos desde varios puntos.

Incluso el simple hecho de haber ido sin la compañía de sus padres hace que los hijos se acostumbren a tomar decisiones de forma particular. Lo cual ayuda a que se desarrolle mejor como persona. Quienes han llevado a sus hijos a uno de estos campamentos destacan sobre todo este hecho, ya que a la vuelta son individuos más capaces de decidir en cosas que les afectan directamente, en lugar de dejarse llevar.

En definitiva, hay varias razones para pensar en un campamento

Si quieres que tu hijo tenga la oportunidad de mejorar su inglés de forma natural, hacer deporte y disfrutar de un gran verano, un campamento en el extranjero es una de las mejores opciones que existen. Vivirá una aventura, conociendo a gente con la que podrá hacer amigos de todo el mundo y le servirá para evolucionar como individuo. Si todavía no han tenido la oportunidad de asistir, seguro que a la vuelta te dan las gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: