Cómo hacer un huerto urbano en casa

Realizar un huerto urbano puede ser una actividad muy entretenida además de muy beneficiosa para la economía doméstica. Gracias a los huertos urbanos podemos ocupar de manera más productiva los espacios de la casa que se encuentran vacíos, logrando además cultivar nuestros propios alimentos de manera ecológica y con muy poca inversión de dinero. Inclusive, un huerto en casa puede ser un maravilloso elemento decorativo que llenará de vida tu hogar y jardín.

Existen diferentes maneras de desarrollar un huerto urbano, por ejemplo, cuando se cuenta con poco espacio, lo ideal es trabajar con un huerto vertical, mientras que si disponemos de suficiente espacio, podemos acondicionar una gran área para cultivar frutas, verduras, vegetales y plantas aromáticas. Un huerto urbano en casa perfectamente puede ser combinado con técnicas de reciclaje, pudiendo así disminuir mucho más los gastos del proyecto y colaborando a la vez con el medio ambiente, al reducir los desechos que se irían a los vertederos de basura, dándoles un nuevo uso.

huertos urbanos

Incluso puedes comenzar por un mini huerto en casa solo cultivando hierbas aromáticas que son de bajo mantenimiento y de crecimiento fácil, esta es la mejor opción si no tienes demasiado tiempo para invertir en el cuidado de muchas plantas pero quieres comenzar a experimentar con cultivos en casa.

Cómo hacer un huerto urbano sin complicaciones

Cultivar nuestros propios vegetales en casa puede ser mucho más sencillo de lo que te puedas imaginar. No necesitas tener grandes extensiones de tierra, ni un presupuesto demasiado grande, solo algunas herramientas básicas y muchas ganas de aprender las técnicas adecuadas para cuidar las plantas de la mejor manera posible. Hoy vas a conocer cuáles son las claves para que tu huerto urbano resulte fácil, paso a paso y explicado de manera sencilla.

  1. Elegir un lugar. Puede tratarse de un patio, un jardín, una terraza o un balcón. Cualquier espacio abierto y de preferencia que reciba luz natural del sol puede convertirse en un lugar perfecto para cultivar tus plantas en tu propio huerto urbano casero.
  2. ¿Qué vamos a plantar? Inicialmente es mejor comenzar por cultivar plantas que resulten fáciles de cuidar, de esta manera lograrás ir acostumbrándote a la rutina diaria de cuidar tus plantas. Debes tener en cuenta que necesitas elegir cultivos que no sean propensos a plagas ni a enfermedades. Otra cosa a tener en cuenta es que sean de ciclos cortos y de preferencia que no sean plantas estacionales sino que puedan ser cultivadas durante todo el año. Ajo, acelgas, lechugas y cebollas son plantas que cumplen con estos requisitos y por lo tanto deberían ser tu primera opción para iniciar tu huerto urbano con éxito.
  3. Luz solar en abundancia. Un huerto puede ser hecho en casi cualquier parte, sin embargo lo ideal debe ser que el espacio seleccionado cuente con una excelente iluminación natural. Recuerda que el proceso natural de las plantas para obtener energía se lleva a cabo por medio de la fotosíntesis y para ello es necesario que reciban luz directamente del sol. Incluso, en base a la disponibilidad de luz solar y la cantidad de luz diaria que reciba el espacio seleccionado para el huerto, va a ser la base para determinar qué tipo de plantas son las más adecuadas para cultivar.
  4. Recipientes adecuados. Dependiendo de las dimensiones del espacio debes elegir los recipientes más adecuados. Otro factor que se debe tener presente es la profundidad del envase. Entre 10 y 17 centímetros de profundidad es lo más adecuado para cultivos caseros y lo mejor es optar por los recipientes de barro en lugar de los de plástico, debido a que los de barro mantienen la temperatura natural de la tierra mientras que el plástico absorbe el calor.
  5. Realizar la siembra. Existen dos maneras de hacer este proceso, la primera es trasplantar directamente las plantas pequeñas a la huerta y la otra es realizar la siembra de la semilla directo sobre la tierra. Esto va a depender del tipo de planta que desees cultivar en tu huerto urbano ya que, por ejemplo, hay determinados cultivos que no deben ser trasplantados.
  6. Aprender a trasplantar. Lo único a lo que debes poner atención en este proceso es al cuidado de la raíz de la planta de modo que no se rompa ni estropee. Una vez que se haya realizado el trasplante se debe presionar el sustrato alrededor, para luego regar la planta.
  7. Sustrato. Un sustrato de excelente calidad va a garantizar que los productos que se cultiven sean de buena calidad. Lo más recomendado es que se utilice compost, que es un sustrato de alta calidad y de origen 100% orgánico. Esta mezcla es capaz de almacenar agua y nutrientes de la tierra y beneficiar a las plantas.
  8. Abonar. Las plantas se alimentan de los minerales y nutrientes que se encuentran en la tierra por medio de sus raíces. Magnesio, nitrógeno, potasio y cobre son algunos de los nutrientes que las plantas toman de la tierra. Al pasar el tiempo estos minerales se agotan y se hace necesario abonar para restituir el valor nutritivo de la tierra. Esto se logra añadiendo más compost y lo usual es que se realice el proceso dos veces en el año.
  9. Regar correctamente.  El éxito de un huerto urbano en casa se consigue principalmente con un buen riego, en la frecuencia adecuada y sin excesos. La cantidad de agua va a depender de la época del año y de la estación, por ejemplo, en verano se hace necesario regar al menos dos veces al día las plantas debido al calor y la evaporación a la que se ven expuestas por las altas temperaturas.
  10. Controlar las plagas. Se debe revisar constantemente cada planta del huerto para determinar su estado de salud y estar atento al ataque de insectos y cualquier tipo de plaga o de la aparición de alguna enfermedad que pueda dañar los cultivos.

Anímate a empezar con tu propio huerto urbano en casa, de manera simple. Esta actividad puede hacer que en tu hogar se ahorre un poco de dinero y es una actividad que puede resultar terapéutica ya que es relajante y ayuda a combatir el estrés.

Herramientas para el cultivo en huerto urbano

Si te entusiasma la idea de tener un huerto urbano en casa, entonces debes saber que a pesar de ser una forma de cultivo poco exigente y muy económico, sí debes tener algunas herramientas que te faciliten la labor.

herramientas huerto

  • Azada. Esta herramienta no es más que una especie de pala pequeña que ayuda en todas las funciones de agricultura, por ejemplo remover la tierra, hacer surcos. Es una versátil herramienta que además puede venir combinada con un pequeño rastrillo para hacerla más funcional.
  • Manguera. De más está explicar la función de la misma. Sin agua y riego, no hay cultivo que perdure, por lo tanto debes contar con una manguera adecuada para regar las plantas. Si no cuentas con una manguera, puedes usar una regadera de mano que cumplirá la misma función, especialmente cuando el espacio de tu huerto urbano es reducido.
  • Pulverizador. Sirve para llevar a cabo dosificación de tratamientos fitosanitarios de forma de proteger al huerto de plagas y de insectos. Existen en el mercado diferentes presentaciones según el uso que se requiera.
  • Tijeras de podar. Para recortar las plantas cuando sea necesario, ya que arrancar ramas puede hacer daño a la planta, en cambio con una tijera especial podemos hacer un corte directo y justo en el lugar deseado.
  • Guantes. Evidentemente, sirven para proteger la piel de las manos de los posibles daños, sobre todo para cuando se cultivan plantas que puedan tener espinas o que posean hojas rústicas que nos puedan lastimar, además para manipular plantas con infestaciones de insectos son muy necesarios.

Como puedes observar no son muchos los requerimientos para emprender tu huerto urbano de forma sencilla.

Recipientes y sustratos más adecuados para tu huerto urbano

En cualquier vivienda que disponga de un pequeño terreno o espacio con iluminación natural podemos destinar un área para nuestro huerto urbano. Si no dispones de suelo fértil, debes utilizar recipientes de cultivo combinados con sustratos orgánicos para garantizar que las plantas se desarrollen de la manera correcta y en el tiempo adecuado.

Los recipientes que debemos elegir son los que permitan almacenar la mayor cantidad de sustrato, por supuesto dependiendo del espacio disponible. Existen recipientes para cada una de las necesidades de las plantas que deseamos cultivar.

En este sentido, lo más adecuado podría ser la utilización de una mesa de cultivo, la cual posee diferentes alturas, longitudes y anchos, logrando adaptarse al espacio disponible y además permite a las personas cultivar las plantas en una posición cómoda.

mesa de cultivo

Existen también las jardineras, es mejor utilizar las de madera que permiten aislar al sustrato del calor y del frío exterior.

Una variedad de recipiente muy popular actualmente son las macetas textiles, las cuales son ideales para los huertos verticales ya que se adaptan bien a todo tipo de espacios, sobre todo los más reducidos.

Con respecto a los sustratos que deben utilizarse en el huerto urbano, la recomendación es que se utilicen sustratos ligeros y orgánicos.

Deben ser ligeros para no aumentar demasiado el peso de las terrazas y los balcones. De la misma forma deben tener una porosidad adecuada que permita la correcta circulación del aire para la respiración de las raíces. Además debe tener la capacidad de retener los nutrientes fundamentales que las plantas necesitan para crecer y desarrollarse.

El vermicompost es el sustrato preferido ya que aporta alta cantidad de nutrientes. La otra opción disponible es la fibra de coco, que si bien no tiene nutrientes concentrados si resulta ligera y cumple con permitir la circulación del aire. La opción adecuada podría ser una mezcla de proporción 60% fibra de coco junto a 40% vermicompost, de manera de obtener lo mejor de cada uno de ellos.

sustrato fibra de coco

Lo más ideal sería que cada vez que terminemos con un ciclo de cultivo, retiremos el sustrato, así evitaremos la compactación del mismo y además permite sustituirlo por compost nuevo que posea los nutrientes necesarios para las nuevas plantas que se cultivarán.

Ideas sencillas para tu huerto urbano en casa

Al no tener mucha experiencia, debes elegir plantas que sean de fácil cuidado, que no sean muy sensibles a las temperaturas y que no sean específicas de una temporada, de lo contrario puedes estresarte intentando darle el cuidado adecuado a cada una de ellas, y la idea es exactamente lo contrario, que sea un hobby que ayude a relajar. Como todo en la vida, la experiencia es importante y para adquirirla debemos ir poco a poco aprendiendo las técnicas y los trucos de cada cultivo.

los huertos urbanos

En general las mejores plantas para iniciarse son todas aquellas que no atraigan plagas y que puedan ser cultivadas durante todo el año. Toma nota de alguno de los ejemplos que te damos a continuación.

  • Acelgas. Este cultivo es muy sencillo y el único requerimiento importante es que necesitan suficiente espacio para que las hojas se desarrollen correctamente. Es necesario que se deje espacio prudencial entre una planta y otra. Además no es recomendable que se arranque del suelo, solo se debe ir tomando las hojas que se necesiten semanalmente, por lo tanto un par de plantas de acelga son más que suficientes para una familia común.
  • Lechuga. Este cultivo es genial gracias a que crece muy rápido y en tan solo cinco semanas después de ser trasplantada, ya la podremos cosechar. Es muy bueno tenerla en nuestro huerto urbano debido a que podemos en poco espacio tener varios tipos de lechugas y elegir la que deseemos comer.
  • Rábano. Este es otro de los cultivos más fáciles que hay. Solo tarda cuatro semanas en estar listo para ser cosechado y además se puede cosechar durante todo el año sin problemas.
  • Ajo. Esta planta es ideal para tenerla en tu huerto urbano debido a que es esencial para la cocina y además posee propiedades insecticidas, por lo cual es un repelente natural de las plagas que pueden molestar a las demás plantas.
  • Cebolla. Este es otro de esos ingredientes que no puede faltar en la cocina y que todos podemos disfrutar aún más si lo podemos tener disponibles frescos directo del huerto. El sabor de la cebolla recién cosechada es mucho más agradable y además no requiere de mucho sustrato ni de mayores cuidados. Como el ajo, la cebolla  repele a los insectos.

Tomillo, hinojo, albahaca, cilantro, perejil, romero. Todas estas plantas pueden ser cultivadas de forma sencilla, sin muchos inconvenientes ni cuidados excesivos. Por eso, si deseas iniciar tu huerto urbano, deberías comenzar por alguna de estas plantas que te hemos listado, de manera que practiques y puedas controlar luego aquellos cultivos que requieren mayores cuidados.

Huerto vertical

Esta modalidad de huerto urbano es ideal para las personas que posean poco espacio en sus casas. Lo ideal será ubicar una pared que posea suficiente iluminación natural. Recuerda que los rayos del sol son esenciales para las plantas. Un huerto vertical es ideal para decorar paredes de pasillos estrechos o para las pequeñas paredes de los balcones. Puedes utilizar materiales de reciclaje como pallets y botellas de refrescos para crear una estructura colgante que puedas ubicar en la pared que desees y allí cultivar plantas pequeñas. Principalmente es adecuado este método para sembrar plantas aromáticas, lechugas y fresas o cualquier tipo de planta que sea tamaño pequeño y no requiera de un sustrato muy profundo para desarrollarse.

huerto vertical

A las botellas se las puede recortar con unas tijeras para retirarle un trozo del lateral, de manera que queden acostadas, con una abertura que pueda ser rellenada con compost y allí sembrar las plantas de tu huerto urbano.

Con pallets puedes hacer una estructura en la que puedas fijar las botellas de refrescos de manera que las plantas queden organizadas de forma vertical como su nombre lo indica. Con una cadena puedes colgar la estructura de pallets en la pared. Es un proyecto de reciclaje muy interesante y de bajo costo que no requiere de demasiada experiencia con cultivos, ni de muchas herramientas.

Cómo hacer un huerto ecológico

Para un huerto urbano que resulte ecológico, necesitas incorporar elementos de desecho. En este caso es muy usual utilizar pallets, cajas de fruta de las que son desechadas, envases de bebidas de diferentes tamaños; también algunas personas con más experiencia podrían decidirse por realizar ellas mismas su compost orgánico.

Las cajas de frutas pueden ser recicladas y fácilmente transformadas en maceteros decorativos con unos pocos materiales. Solo necesitas cajas de frutas que se encuentren en buenas condiciones, que no estén rotas ni húmedas, malla, lija, pinturas, una brocha y una grapadora de tapicería.

Lo que debes hacer es lijar los bordes ásperos y con astillas de las cajas de fruta, buscando alisar todas las partes que puedan quedar con mala apariencia o que puedan lastimar. Seguidamente pintar del color que más te guste o el que mejor combine con el área en la que vayas a colocar el huerto urbano ecológico.  Una vez la pintura se encuentre bien seca, entonces tomas la malla y cubres el interior de la caja y la fijas con la grapadora.  Ya tendrás una maceta hecha de materiales de reciclaje para tu proyecto.

huerto ecologico

Solo queda que prepares una buena mezcla de tierra y compost, rellenes la caja y siembres las plantas y semillas que desees. Puedes utilizar plantillas para identificar las cajas con el nombre de las plantas que hayas sembrado, así podrás reconocer fácilmente tus cultivos.

La idea de tener un huerto urbano ecológico es reutilizar y dar nueva vida a cosas que usualmente van a ser desechadas. Otra opción genial es utilizar sacos, al ser llenado con tierra estos mantienen la forma y el contenido no se derrama. Además permiten que las raíces de las plantas se oxigenen y no acumula agua, al contrario sus fibras permiten que el agua drene.

También es muy creativo utilizar viejas llantas como maceteros. Solo debes colocarla acostada, rellenarla con tierra y compost y sembrar tus plantas favoritas, puedes dividir en varias secciones la parte interna y sembrar diferentes tipos de plantas. Son lindas para cultivar plantas de flores y además las puedes pintar de colores alegres sin inconvenientes. Son resistentes y duraderas y así contribuyes a limpiar un poco el planeta.

Viejos canales de desagüe o tubos de PVC que se encuentren fracturados pueden fácilmente ser recuperados y tomados para un huerto vertical. Puedes atornillar a la pared los tubos o los canales y en ellos sembrar todas las plantas pequeñas que desees.  Un punto a tener en cuenta es que debes dejar una pequeña inclinación para que el agua del riego no se acumule y dañe las plantas. Este método también funciona al contrario, para plantas que pueden ser cultivadas sin sustrato, directo sobre el agua como lo son las lechugas. Tendrás un huerto urbano organopónico, de bajo mantenimiento que puede ser muy provechoso para obtener los alimentos de tu hogar de manera económica y totalmente natural, sin químicos ni conservantes.

Una idea sensacional puede ser disponer de ladrillos de hormigón en desuso, con ellos se pueden crear maceteros tridimensionales, se pueden pintar y decorar al gusto y rellenar los orificios para sembrar las plantas que deseemos.

huerto ecologico con ladrillos

Reciclar latas y envases  puede ser perfecto para pequeñas plantas de hierbas aromáticas. Pueden ser un elemento decorativo para la cocina. También es posible reciclar bañeras dañadas, muebles de madera, mesas, cajoneras y así darle nueva vida a todo lo que no vayas a utilizar más dentro de casa. Realmente no hay muchas excusas para no tener tu propio huerto urbano en casa, aprovechando todos los elementos de reciclaje que disponemos en el hogar.

Huerto urbano con niños

Hacer huertos está muy de moda actualmente. Son muchas las instituciones educativas que están incluyendo actividades de cultivos de frutos y vegetales en sus programas académicos. Igualmente para el hogar, esta puede ser una actividad entretenida para los pequeños y no requiere de grandes inversiones ni esfuerzos. Con unas semillas, algunos materiales reciclados y un poco de creatividad podemos hacer que los niños entiendan el valor que tiene un huerto urbano en casa y además para ellos puede ser muy satisfactorio cultivar sus propios alimentos y aprender un poco más sobre agricultura y un modo de vivir más saludable en el proceso.

huerto urbano con ninos

  1. Planifica el huerto urbano. Comienza por elegir un buen espacio, no necesita ser muy grande, solo lo suficiente para unas macetas. Recuerda que debe ser un lugar donde llegue luz directa del sol, sólo así las plantas se desarrollarán correctamente. Utiliza pinturas y elementos decorativos para darle vida a las macetas y captar la atención de los niños.
  2. Elige las hortalizas adecuadas. Debes elegir hortalizas y vegetales de fácil cuidado y que además sean compatibles dentro de una misma maceta. De preferencia rábanos, cebollas, lechugas, ajos y cualquier hierba aromática es lo adecuado para la huerta urbana de un niño.
  3. Enséñales cómo cuidar su huerto urbano. Los niños pueden colaborar con todas las labores de mantenimiento, por ejemplo regar las plantas, cosechar tomates o tomar ramas de hierbas.

Con esto puedes garantizar que tus pequeños estarán realizando actividades educativas y a la vez divertidas. Otro punto a favor de un huerto urbano en casa en el que participen los niños es que aprenden a asumir responsabilidades, lo cual es muy importante. Esas pequeñas tareas como regar una planta son un gran aprendizaje; podrán verlas evolucionar, crecer e incluso dar frutos.

Por si fuera poco les estarás enseñando a consumir alimentos naturales, lo cual puede ser un buen incentivo para los padres ya que es bien sabido que los pequeños suelen rechazar consumir vegetales.

La tendencia ecológica hacia el huerto urbano

En los últimos años se ha venido extendiendo la práctica de consumir vegetales cultivados de manera orgánica, sin conservantes ni fertilizantes o agroquímicos peligrosos para la salud. Por esa razón, se ha popularizado la huerta urbana, una manera de consumir productos vegetales de alta calidad, realmente saludables e incluso mucho más económicos que los que adquirimos en el supermercado.

Un huerto urbano en casa es una solución práctica para ahorrar una cuota de dinero, gran beneficio para la economía familiar.

De hecho, existen algunas ciudades que se encuentran a la vanguardia en esta tendencia. Es muy común observar las terrazas de algunos edificios llenos de plantas, nada mal para el mundo caótico en que estamos viviendo donde el clima se encuentra cambiando de forma drástica.

huerto urbano terraza ciudad

  • Montreal, Canadá. En esta ciudad existen 31 mil metros cuadrados de terrazas de edificios empresariales siendo espacio de huerta urbana donde se cosechan productos libres de químicos.
  • Manhattan, Estados Unidos. 15 mil metros cuadrados de techos cultivados en asociación con el restaurante Riverpark, ofrecen ingredientes frescos que van directo de la tierra al plato de los consumidores. Un logro nada despreciable para una ciudad que se caracteriza por la modernidad y no precisamente por ser territorio agrícola.

Realmente podríamos mencionar muchas más ciudades del mundo que están participando activamente en las huertas urbanas, la idea es animarte a que crees tu propio huerto urbano en casa. Los requisitos son pocos y los beneficios son muchos, tanto para ti, para tu familia como para el medio ambiente.

Beneficios de tener un huerto urbano en casa

Michelle Obama, ex primera dama de los Estados Unidos jugó un papel importante en darle la relevancia que la huerta urbana goza hoy día, esto gracias a su iniciativa de destinar espacios de los jardines de la Casa Blanca para este fin.

michelle obama huerto

Es muy cierto que un huerto urbano puede aportar grandes beneficios, primero que nada pueden servir para reducir de manera significativa los gastos del hogar, segundo, ante los problemas de obesidad que existen en el mundo, es importante comenzar a consumir más productos naturales y dejar a un lado la comida basura, tan perjudicial para el organismo.

Se pueden mencionar beneficios muy específicos del huerto urbano, por ejemplo:

  • Dan más valor a los alimentos que consumimos. El hecho de cuidar de forma directa los alimentos que vamos a consumir hace que seamos más conscientes de no utilizar químicos dañinos, por lo tanto nos aseguramos de estar consumiendo productos con alto valor nutricional.
  • Fomentan el compromiso ciudadano. Todos estaremos colaborando un poco con mejorar el planeta al disminuir un poco el consumo de productos de origen industrial.
  • Enseñan a reciclar. Realmente con un poco de creatividad podemos utilizar muchísimas cosas que iban a parar a la basura y hacer cosas provechosas como destinar desechos para elaborar abono o utilizar envases en desuso para sembrar plantas cuyos frutos consumiremos.
  • Mejoran el entorno. Muchas áreas verdes de edificios y zonas residenciales de muchos países están pasando de ser solamente ornamentales para convertirse en espacios funcionales donde se cultiva alimentos para el consumo de los vecinos a la vez que sirven como decoración para las zonas comunes. Son proyectos que requieren compromiso vecinal y además responsabilidad.
  • Crean lazos sociales en la comunidad. Derivado de la responsabilidad entre los vecinos, un huerto urbano es capaz de crear y fortalecer lazos de amistad entre los miembros de una comunidad. Se trata de una actividad colaborativa en la que todos pueden participar y beneficiarse. Son muchas las personas que se agrupan por afinidad con otros amantes de la agricultura urbana que existen en su comunidad.

cultivos ecologicos

Para el planeta también es un gran beneficio porque el hecho de hacer cultivos más respetuosos con el medio ambiente, utilizar de manera adecuada el agua y evitar el uso de químicos tóxicos para el organismo y plaguicidas que degeneran la capa de ozono, es contribuir de alguna manera a mejorar las condiciones generales de la vida en el planeta. Quizás un huerto urbano no parezca un cambio trascendental pero si todos aportamos un granito de arena en conjunto, a largo plazo sé se podrán observar los efectos beneficiosos de disminuir la agricultura industrializada que posee algunos métodos que dañan la tierra y la vuelven infértil.

A continuación os dejamos un vídeo sobre cómo hacer un huerto urbano en casa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: