Neutrófilos altos: cómo detectar sus síntomas

En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los neutrófilos altos y cómo detectar sus síntomas a tiempo.

Los neutrófilos forman parte del sistema inmune del cuerpo humano, ellos nos protegen de las infecciones, encontrándose en la primera línea de defensa en contra de patógenos y son capaces de destruir invasores como bacterias y parásitos que ingresen a nuestro organismo.

Los neutrófilos son considerados fagocitos, es decir, son células capaces de digerir microorganismos a través de un complejo proceso llamado fagocitosis. Los neutrófilos representan aproximadamente el 60% de los glóbulos blancos de la sangre y son vitales para el sistema inmune.

Valores de referencia para neutrófilos en sangre

Los neutrófilos se encuentran en abundancia en el torrente sanguíneo, tienen un ciclo de vida bastante corto pero son muy útiles en el momento de atacar infecciones del organismo. De los glóbulos blancos o leucocitos, son los neutrófilos las primeras células del cuerpo en hacer aparición al momento en que ingresa al organismo algún agente infeccioso. Su función es básicamente la de absorber, digerir y expulsar el agente infeccioso del cuerpo, actuando principalmente en medio de procesos inflamatorios, de ahí que sean el principal componente del pus.

neutrofilia

Como referencia, se tiene que el valor normal de neutrófilos en sangre debe ser entre 1500 y 7500/ml.

Recuentos superiores a 7500/ml son indicativos de que el cuerpo está atravesando un proceso infeccioso. De forma aislada independientemente de la causa,  se le denomina neutrofilia a la existencia de neutrófilos altos, que se encuentren por encima de los valores considerados como normales.

causas neutrofilos altos

Un número elevado de neutrófilos en la sangre es señal clara de que el sistema inmunológico ha desencadenado una respuesta ante un ataque infeccioso. La llamada neutrofilia se desarrolla como resultado a una respuesta inmune, aunque también es posible tener los neutrófilos altos debido al estrés físico.

Síntomas de la neutrofilia

Los síntomas habituales de la neutrofilia son esencialmente los síntomas de la enfermedad subyacente que la está causando. Es decir, no hay realmente un síntoma que el paciente vaya a padecer y que se asocie directamente al recuento de neutrófilos altos.

sintomas neutrofilia

Todos los signos y síntomas de la neutrofilia se asocian directamente a un proceso infeccioso y a una respuesta inmune del organismo:

  • Infección. Como se ha mencionado anteriormente, la neutrofilia se debe a un proceso infeccioso, entonces se considera también que una infección es directamente un síntoma de neutrofilia. Entiéndase que hay un aumento inmediato de los neutrófilos como parte de la respuesta inmune del organismo ante los procesos infecciosos, por tanto la infección es causa y a su vez síntoma de neutrófilos altos.
  • Sangrado. El cual puede conducir a hipotensión, taquicardia y muy probablemente a sepsis.
  • Dependiendo del tipo de infección que esté padeciendo el paciente y que ha desencadenado la neutrofilia, se puede producir hipotermia, es decir, disminución de la temperatura corporal del paciente.
  • Taquipnea y disnea. Estos son los principales síntomas relacionados con las infecciones de las vías respiratorias y guardan relación con los neutrófilos altos.
  • Fatiga y pérdida de peso.
  • Fiebre persistente. Esta es también una respuesta ante las infecciones, generalmente el solo hecho de presentar fiebre es señal de que los valores en sangre de neutrófilos están elevados.

Causas de los neutrófilos altos

Así pues, los neutrófilos altos en sangre son producto de una respuesta ante otras condiciones de salud. Las causas de neutrofilia son las siguientes:

  • Infecciones agudas. Toda infección prolongada y aguda desencadena neutrofilia. Las infecciones bacterianas son sólo algunas de las infecciones que comúnmente pueden causar neutrofilia. Las infecciones por virus y por hongos también se incluyen en la lista de agentes que causan elevación de los neutrófilos en la sangre.
  • Inflamaciones. Existen ciertas inflamaciones no infecciosas que pueden activar aumento de los neutrófilos. Estas condiciones de inflamación pueden deberse a quemaduras, la recuperación de la piel después de una operación y a ciertas condiciones autoinmunes. De igual forma un ataque al corazón o infarto al miocardio, son parte de los estados que pueden provocar una elevación de los niveles de neutrófilos en sangre.
  • Daño a los tejidos. Cuando se producen traumatismos, quemaduras, luego de una cirugía o un ataque al corazón, el recuento de neutrófilos va a ser elevado. Todos los daños y traumas a los tejidos inducen a una reacción inflamatoria que pueden generar neutrófilos altos.
  • Procesos metabólicos. Hay ciertas condiciones que están fuera de lo que se considera normal para el organismo, lo que hace que se produzca neutrofilia.

neutrofilos altos

  • La hemorragia puede facilitar cualquier proceso inflamatorio lo que directamente producirá un recuento de neutrófilos altos.
  • Sepsis. Este proceso obliga a la médula ósea a liberar neutrófilos con el fin de atacar la infección.
  • Fumar puede inducir a la elevación de neutrófilos en el torrente sanguíneo debido a la inflamación de las mucosas y de las paredes de los pulmones.
  • Estrés. Es probable que el estrés pueda aumentar la cantidad de neutrófilos en sangre, sobre todo en los casos en que una persona está muy ansiosa por tiempo prolongado.
  • Determinados medicamentos parecen elevar el recuento de glóbulos blancos por ejemplo, corticosteroides, epinefrina y litio.
  • El cáncer y trastornos de la médula ósea ocasiona una elevación en los niveles de neutrófilos en sangre.
  • De igual forma los episodios convulsivos llevar a tener niveles de neutrófilos altos.
  • Dolor agudo. La presencia de dolores agudos puede aumentar el número de neutrófilos en sangre.
  • Actividades físicas extremas y extenuantes como deportes de alto impacto que requieren mucho desgaste físico.

Diagnóstico y tratamiento

Para diagnosticar la neutrofilia el paciente debe someterse a un estudio de su estado de salud general y así poder determinar cuál es la razón que la está causando.

tratamiento neutrofilos altos

Luego del chequeo físico, es necesario que se realice un examen de laboratorio que arroje los valores exactos de neutrófilos en sangre. Un simple hemograma completo va a indicar el porcentaje de neutrófilos en sangre y también mostrará la cantidad de otros glóbulos blancos. Si en los valores se lee más de 8000/ml entonces es claro que se trata de una neutrofilia.

Debido a que los niveles de neutrófilos altos es consecuencia de una reacción causada por otra condición, entonces el tratamiento se enfoca en asistir y corregir la enfermedad subyacente hasta que los niveles de neutrófilos vuelvan a ser normales.

Te recomendamos que leas también nuestro artículo sobre neutrófilos bajos.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: