Cómo preparar un álbum de fotos personalizado

La difusión de las fotos digitales ha abierto las puertas para una serie de oportunidades muy interesantes. Si bien antiguamente quién quisiera imprimir fotos digitales sólo tenía dos opciones, imprimirlas en casa o utilizar uno de los sitios web que ofrecen un servicio de impresión fotográfica profesional, hoy en día hay muchísimas alternativas, desde las clásicas fotografías impresas en papel en formato estándar hasta los álbumes de fotos personalizados.

Cómo crear un álbum de fotos

Afortunadamente, no hace falta ser expertos de informática ni de retoque para crear un álbum personalizado de fotos. De hecho, los sitios web que ofrecen este servicio son suficientemente fáciles de usar, por lo cual todos, sean expertos o principiantes, pueden conseguir resultados de calidad profesional. Basta con acceder al sitio web que ofrece este servicio y elegir el producto deseado: en este caso, el álbum fotográfico. De tal manera, se puede visualizar un práctico listado de opciones disponibles entre las cuales elegir: desde el tipo de portada, que puede ser rígida, flexible, monocroma o estampada, hasta el número de las hojas, el tamaño del álbum etcétera. Asimismo, el programa permite elegir el tipo de papel favorito (brillante u opaco) para darle al producto un toque de originalidad que se note al tocarlo. El resultado será un álbum fotográfico de calidad profesional, totalmente parecido al que se puede adquirir en una librería. La única diferencia es que el usuario que pida imprimir el álbum elige las fotos que aparecen en el interior. 

¿Álbum de fotos o libro de fotos?

Hay que añadir que, en los últimos años, la idea de álbum fotográfico ha cambiado por completo.  Antiguamente, la creación de un álbum conllevaba la impresión en papel de un dado número de imágenes, para posteriormente insertarlas en sus correspondientes soportes entre las páginas de libros muy grandes que a menudo eran muy voluminosos e incómodos.  Hoy en día, un álbum de fotos se conoce también como libro de fotos y se parece totalmente a un libro ilustrado, de esos que salen a la venta en las mejores tiendas. La clave radica en elegir fotos adecuadas, acordes al tema establecido para el libro y al mismo tiempo, de buena calidad y originales. Además, dado que sobre gustos no hay nada escrito, si el usuario quiere puede crear un libro de fotos para recordar las vacaciones en la playa del año pasado, o bien el nacimiento de su hijo o incluso dedicarlo a sus compañeros de trabajo.

Elegir las fotos adecuadas

Como ya hemos dicho, la belleza de un álbum fotográfico está en las fotos que contiene. Un ejemplo muy conocido de álbum de fotos es el álbum de una boda o de un bautizo, para realizar los cuales muchas personas llaman a un fotógrafo profesional.  Sin embargo, para crear el álbum de las vacaciones basta con deleitarse escogiendo entre las imágenes que uno mismo ha tomado, o las que envían amigos o parientes. Claro está, esto es posible incluso para realizar el álbum fotográfico de la boda o de otras ocasiones especiales, porque el resultado es muy interesante. Para ello, hay que utilizar únicamente las mejores fotos, tomadas con una buena luz y una alta definición de los colores. Efectivamente, en la actualidad incluso los smartphones permiten tomar fotos de buena calidad, perfectas para un libro de fotos personalizado.

La paginación de las imágenes

Otra fase que hay que cuidar especialmente es la paginación de las imágenes en el álbum fotográfico. Los sitios web que ofrecen este servicio permiten seleccionar formatos distintos de los 10-15 cm para las fotos e incluir imágenes de mayor tamaño, pudiendo colocarlas hasta en dos páginas contiguas. Por cierto, el tamaño de las imágenes es tan importante como el orden en el que se quieren incrustar en las páginas. Una elección cuidadosa asegura que, incluso unos cuantos años después de la impresión, hojear el álbum sea una experiencia placentera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: