Conoce mejor tu organismo en pos de potenciar su salud

Todo lo que necesitas saber sobre algunas de la sustancias, células, enzimas, etc más relevantes en pos de prevenir la posibilidad de contraer enfermedades de forma común.

Con la enorme presión a la que se encuentra expuesto el ser humano hoy en día sumado a los malos hábitos tanto alimenticios como físicos (con el sedentarismo cada vez más evidente en la sociedad como principal estilo de vida) no es de extrañar que cada vez enfermemos de forma mucho más frecuente, ya que nuestro organismo no recibe ni los nutrientes ni la ayuda adecuada por nuestra parte como para hacer frente a los posibles males, dolencias y afecciones externas a las que podamos vernos expuestos. Debemos ser conscientes de que nuestro estilo de vida hace lo que realmente somos, y que cualquier paso negativo que demos en ella afectará a nuestra salud de igual forma.

Por ello, hablaremos de algunas de las células, enzimas y sustancias más preciadas para poder prevenir las enfermedades y dolencias más comunes como por ejemplo el asma, la artritis, leucemia, anemia, malnutrición…

Cloruro de magnesio y fosfatasa alcalina: dos de las sustancias más importantes para nuestro organismo

El cloruro de magnesio: Esta variante que reúne dos de las sustancias más relevantes para el cuerpo humano como son el magnesio y el cloro nos previene de más enfermedades de las que a priori podríamos imaginar. Te mostramos algunos de los mayores beneficios del cloruro de magnesio para nuestro organismo y por ende, nuestra salud.

    1. Ayuda a adelgazar, así como otros tantos elementos digestivos y estomacales, como aquellos relacionados con el proceso de la digestión, el estreñimiento, etc.
    2. Este compuesto químico también ayuda a prevenir la osteoporosis.
    3. Combate malformaciones a nivel celular, como las verrugas o los peligrosos tumores.
    4. Previene la artritis.
    5. El cloruro de magnesio es también un componente anti alergénico muy potente, por lo que ayuda a mitigar los efectos de cualquier alergia.
    6. Participa de forma activa en el cuidado y la mejora de salud con respecto a nuestro corazón.
    7. Ayuda al género femenino en el proceso de embarazo previniendo problemas como la preeclampsia.
    8. Y por último, pero no menos importante: es capaz de retrasar el envejecimiento gracias a sus propiedades ya que no solo combate las ya mencionadas malformaciones a nivel celular, sino que también promueve la regeneración del colágeno, compuesto esencial en dicho cometido.

Por tanto, podemos determinar que los niveles bajos de cloruro de magnesio pueden casar una enorme cantidad de problemas a niveles saludables con respecto a todos y cada uno de los apartados anteriormente mencionados, debiendo promover una alimentación que nos proporcionen el correcto nivel en cuanto a dichas propiedades.

La enzima fosfatasa alcalina: En este caso la problemática sucede al contrario, ya que es cuando tenemos los índices de fosfatasa alcalina demasiado altos cuando nuestro organismo nos quiere avisar y decir que estamos en riesgo. Deberemos tomar como una medida “normal” o estándar de 44 a 147 unidades internacionales por litro ya que igualmente los niveles de la enzima fosfatasa alcalina también pueden caer bajo mínimos, y de la misma forma sería un aviso de algo negativo para nuestra salud. Te mostramos algunas de las razones del por qué pueden causar estas subidas o bajadas en la enzima, y de qué forma afecta al organismo este suceso.

Motivos de niveles anormales en cuanto a la enzima fosfatasa alcalina

La causa más habitual de que los niveles de fosfatasa alcalina se disparen son los problemas en la médula ósea, así como aquellos relacionados con los intestinos (problemas intestinales, vómitos, dolores abdominales, etc.) En ambas ocasiones, la producción de fosfatasa alcalina se dispara y esto ocasiona que se obstruyan los conductos ligados al hígado y otros órganos, lo que deriva en enfermedades relacionadas con los mismos.

En cuanto a los niveles bajos, estos son causados normalmente por la anemia, una malnutrición o la falta de una sustancia tan importante como el Zinc en nuestro organismo, aunque evidentemente también puede deberse a problemas mucho más graves como por ejemplo la leucemia y las deformaciones de los huesos, enfermedades congénitas, etc.

Mejorar tu salud

Cómo prevenir la Leucopenia

La leucopenia se trata de una de las enfermedades más peligrosas para nuestro sistema inmunitario, ya que reduce las principales defensas de éste (los glóbulos blancos que habitan en el sistema sanguíneo como los basofilos) y promueve la contracción de enfermedades de forma mucho más sencilla, ya que nuestro organismo no dispone de las suficientes defensas.

Para que nos hagamos una idea, los valores adecuados con respecto a este tipo de glóbulos blancos (uno de los más importantes de nuestro cuerpo) en sangre sería alrededor de un 1% total de todos los leucocitos (que a su vez estarían en torno a unos 4.000 mmᵌ), por lo que un déficit en los mismos podría ser causa de problemas respiratorios, alergias, infecciones, etc. Estos síntomas denotarían que probablemente pudiéramos estar padeciendo algún tipo de Leucopenia leve.

Para enfrentarla, lo más adecuado es cambiar nuestros hábitos de vida relacionados con el descanso, la movilidad y la alimentación. Con una base sana y equilibrada en la que se potencien alimentos como las frutas y verduras, así como el correcto descanso del organismo para ayudar a que éste se recupere y por supuesto evitar a personas que la padezcan para prevenir su contagio conseguiremos mantenernos a salvo de una enfermedad tan peligrosa como la Leucopenia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: