Consejos clave para cortar y disfrutar de un buen jamón

Se han usado muchas palabras para describir el sabor del auténtico jamón. Cualesquiera que sean las palabras que se empleen, el sabor único de esta sabrosa obra maestra es diferente a cualquier otra en el mundo. Gracias a su rico perfil de sabor, no hace falta mucho para disfrutar de los jamones y paletillas de jamón que se dan en nuestro país. Sin embargo, es conveniente que sigas algunos consejos simples, pero cruciales, para cortar y disfrutar de un buen jamón.

3 consejos claves para cortar de forma adecuada un jamón

Para evitar cometer los errores más comunes a la hora de cortar un jamón, veamos 3 consejos claves.

1.- Debes empezar a cortar el jamón por la parte más gruesa de la pata, donde se encuentra la mayor cantidad de aceite que se irá filtrando poco a poco por la acción de la gravedad hasta la parte baja de la babilla. De este modo, el jamón siempre estará jugoso.

2.- Para el corte debemos colocarnos en la parte contraria a la pezuña y realizar el corte hacia nosotros, a lo largo y de arriba a abajo.

3.- Para garantizar una conservación adecuada del jamón, es aconsejable poner un poco de aceite de girasol en la zona recién cortada y tapar con papel o un trapo transpirable hasta el próximo corte.

3 tres mandamientos para disfrutar de un buen Jamón

1.- Siempre servir a temperatura ambiente. El jamón es rico en grasas insaturadas y, a temperatura ambiente, la loncha está para derretirse en la boca.

2.- Siempre sirve las lonchas lo más finas posible. No se requiere una loncha gruesa para liberar la compleja mezcla de sabores.

3.- Disfruta de todo, desde el sabor hasta la tradición. ¡Después de todo, es una porción de lo sublime!

3 ideas para disfrutar de un buen jamón

Dejando de lado estos mandamientos, veamos algunas de las formas en que se puede disfrutar de la experiencia incomparable del jamón.

cortar y disfrutar de un buen jamon

1.- Una manera clásica de comer jamón es con pan tostado y tomate, también conocido como pan tumaca. Toma la mitad de un tomate fresco y exprime su zumo en una rebanada de pan tostado. Agrega aceite de oliva virgen y una pizca de sal. Entonces, lo único que te falta es el ingrediente clave: una porción o dos de jamón. ¡Delicioso!

2.- En un sofocante día de verano, no hay nada tan refrescante y delicioso como el jamón y el melón. La simplicidad de la receta la convierte en la favorita de la época estival. Tan solo una fina loncha de jamón sobre un taquito de melón de tu elección se convierte en una combinación saludable y refrescante.

3.- No hay nada como despertar tus sentidos con un desayuno de jamón y huevos. Coloca unas rodajas de jamón encima de una pieza delgada y ligeramente tostada de tu pan favorito. Cubre con un par de huevos fritos o escalfados. Los sabores y las texturas de la yema y el jamón, con el crujido añadido de la tostada, harán de tu día un comienzo inolvidable. Si los huevos fritos o escalfados no son de tu gusto, los revueltos están igual de bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: