Controla las finanzas personales con estos consejos

Convivir en un mundo globalizado implica estar sujeto a que cualquier evento internacional tenga repercusiones locales.

La economía y las finanzas no escapan a estos vaivenes del mundo moderno y son muy sensibles a cualquier acontecimiento, como atentados, declaraciones de autoridades o difusión de información que pueda comprometer a los gobiernos.

Este nivel macro de la política y las finanzas llega a tener un efecto que repercute en mayor o menor medida en los bolsillos de todos los ciudadanos del mundo. Por razones como esta es cada vez más importante cuidar del patrimonio y proteger la economía personal.

Las recomendaciones de los expertos de Junntar, una nueva startup de seguros que se basa en la economía colaborativa, es que las finanzas personales no tienen por qué ser un dolor de cabeza.

Para los emprendedores de esta corporación, una ayuda para ordenar el control de los gastos es utilizar aplicaciones orientadas a gestionar los recursos de la economía doméstica.

El grupo destaca la importancia de algunas opciones para que las finanzas personales se mantengan en buen puerto. Algunas de estas son: crear un fondo de emergencia, aprovechar las ofertas del mercado, llevar un control de los gastos y usar aplicaciones para mejorar la economía doméstica.

Fondo para imprevistos

Los especialistas señalan que las emergencias o los imprevistos siempre están latentes en la vida de cualquier persona, por lo que es fundamental contar con un respaldo sólido y mantener asegurado el patrimonio. Además de establecer un fondo de ahorros ante algún episodio inesperado. Este fondo podría ser de unos seis meses de gastos cotidianos.

Finanzas personales

Utilizar la tecnología para mantener una vigilancia sobre los gastos es una alternativa con la salida al mercado de la aplicación del grupo.

Esta permite juntar en un solo dispositivo móvil la gestión del seguro del hogar, del coche o moto, camión, de salud y vida, lo que se traducirá posteriormente en ahorro de dinero.

Hay recomendaciones clásicas para depurar la economía que siempre deben estar presentes en cualquier medida doméstica que se tome.

Una de ellas es la elaboración de un presupuesto. Puede parecer algo muy básico, pero esta herramienta es de gran utilidad para no salirse de los límites de gastos. Se puede monitorizar a través de algunas aplicaciones o simplemente generando un documento de Excel.

La planificación del presupuesto puede hacerse según los gastos previstos para una semana o para un mes, dependiendo de la situación particular del interesado.

Pagar las deudas

El primer paso para reordenar las finanzas personales es pagar poco a poco las deudas contraídas con anterioridad. Esto también requiere un plan que se debe cumplir con detalle si se desean eliminar los números rojos de los balances personales.

Un buen inicio es hacer una lista de todas las cosas que deben ser pagadas, lo que puede incluir: tarjetas de crédito, créditos educativos, hipotecarios o alquileres.

Muchas de estas cifras las podemos conocer con anterioridad, lo que permite organizar los pagos y hacerlos más eficientes con el paso de los meses.

Uno de los aspectos más valiosos para no volver a cometer los mismos errores financieros es educarse en estas áreas. Para poder cumplir con este objetivo es necesario buscar tiempo disponible para comenzar a leer libros, blogs, revistas digitales e incrementar el conocimiento financiero, lo que servirá para no retroceder.

Cuanta más información se tenga sobre el dinero que se maneja, más probabilidades habrá de usarlo con eficiencia con el transcurso de los días.

Controla las finanzas personales

Otra opción, si se prefiere no leer tanta bibliografía, es buscar la ayuda de un coach financiero, el cual podrá guiar los primeros pasos en la recuperación y mantenimiento de unas finanzas sanas.

Un consejo sencillo, pero que muchas veces pasa por debajo de la mesa, es el relacionado con prescindir de los gastos innecesarios.

Primero hay que identificarlos y luego eliminarlos. No hay que dejarse llevar por la publicidad, ya que la finalidad de esta es que gastemos todo el dinero disponible, y el no disponible también.

Sanear las finanzas personales se debe asumir como un reto para contrarrestar todo lo relacionado con este tipo de desorden, que incluye el pago de altas tasas de interés, el aumento de riesgo de caer en impago, o empañar el historial crediticio ante las instituciones financieras, lo que no permitirá obtener nuevos créditos en un futuro cercano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: