El oficio de ganar dinero ayudando a los demás

Servir a los demás, cuidar de los ciudadanos, protegerlos y hacerles la vida más segura y sencilla no es únicamente una cuestión de las organizaciones estatales, de los cuerpos de seguridad, de bomberos y policías… existen numerosas empresas en el sector privado en las que la ayuda al prójimo es la base para un desarrollo económico.

De entre todas ellas merece la pena destacar a las que se dedican a hacer más sencilla la vida de los mayores, ya que el ritmo de vida actual hace imposible que los hijos puedan ocuparse como desearían de sus padres ancianos, por lo que es necesario recurrir a profesionales como Cuidania, empresa especializada en el cuidado de ancianos. No lo dudes, ¿Buscas cuidadora a domicilio? Esta es la empresa que necesitas para que los mayores puedan disfrutar de una vejez cómoda sin los perjuicios psicológicos que acarrea el ingreso en una clínica geriátrica.

Y es que 3 de cada diez personas internadas en geriátricos lo hicieron sin ser consultadas, aunque se supone que la cantidad es mayor, pues muchas de estas clínicas no realizaron esta consulta entre sus internos. La falta de interés por entrar a formar parte de una residencia de ancianos es fácil de entender; la ruptura de lo cotidiano o el abandono del hogar donde habita con sus recuerdos y la posibilidad (aunque disminuida en diversos grados) de valerse por sí mismo no pueden nunca ser sustituidos por un lugar impersonal, donde se va solo a pasar el tiempo.

Otros oficios de utilidad al ciudadano

Aunque sean profesionales que lleven junto a nosotros toda la vida, aunque ejerzan su profesión desde el más absoluto anonimato, existen oficios sin los cuales sería un auténtico desastre vivir en comunidad y tendríamos más complicado el acceso a una calidad de vida digna y legítima.

Oficios que ayudan

Oficios como el de los electricistas o el de los fontaneros, al que tan habituados estamos, pero a los que tan poco valor les otorgamos, podrían ser dos claro ejemplos de empleados de la seguridad de los ciudadanos, pues ambos cuidan mediante un trabajo bien ejecutado de la tranquilidad de estos en sus hogares.

Los primeros cuidan de que no haya derivaciones en las instalaciones eléctricas, con riesgos de electrocución, y los segundos cuidan de los posibles atascos y demás trabajos que podrían desembocar en contaminación de aguas o la posibilidad de que se reproduzcan ciertas plagas de animales transmisores de enfermedades.

Para evitar estos casos y contar con un mantenimiento exhaustivo de nuestras instalaciones en este sentido, nada mejor que contar siempre con la calidad de un buen equipo de profesionales, como los que conforman a los fontaneros Bilbao Morga, ejemplo y referente de fontaneros urgentes Bilbao, pues están disponibles las 24 horas del día, los 365 días del año, para todo tipo de trabajos de fontanería, desde atascos en baños y cocinas hasta el goteo de los sifones o la rotura de tuberías, fugas de agua… y sobre todo para cualquier tipo de desatascos en Bilbao, como reparaciones en general en el ramo de la fontanería.

El transporte de nuestros enseres

En los más pequeños matices y empleos se encuentra la comodidad y el confort de nuestra sociedad, sin ellos el sistema que hemos creado y que habitamos sería una locura. Existen otros oficios, aun menos reconocidos que los que ya hemos referenciado, pero a la hora de requerir sus servicios nos percatamos de su verdadera importancia.

Es el caso de las empresas de transportes y mudanzas baratas, aquellas que sin añadir un precio excesivo por su trabajo cuidan de los objetos que transportan como si fueran propios, otorgándoles todo el valor que sus propietarios legítimos les estiman.

Empresas como mudanzas Pamplona entienden bien lo que tratamos de comunicar. Su dilatada experiencia en transportes nacionales e internacionales les ha hecho entender que el valor de los enseres que transportan no se mide por una cuantía económica, sino por la carga emocional que se les otorga, ya que muchas veces los muebles que llevan son viejos y muy usados, pero al mismo tiempo muy queridos por sus propietarios, por lo que se debe de entender que hay que llevarlos con el mismo mimo y cuidado que preciosas obras de arte. 

Es este un oficio, por tanto, que debería ser más valorado de lo que es en la actualidad, pues cuida y protege una parte de nosotros mismos, de lo que somos en cuanto a memoria y recuerdos, presentes y pasados, y que representan nuestras raíces allí donde nuestro nuevo hogar tenga su ubicación.

La seguridad de los hogares

Vamos a finalizar este artículo en el que hemos tratado de realzar a esos profesionales que nunca serán héroes de las películas ni ocuparán los horarios de mayor audiencia en televisión, pero que sin embargo hacen de nuestras sociedades y comunidades un lugar mejor donde vivir, con aquellos que se encargan de que nuestras casas y negocios estén un poco más protegidos.

En Barcelona, una de las ciudades españolas con mayor índice de asalto a viviendas y comercios, hacen su función de forma anónima, pero altamente especializada, la empresa de Alarmas Barcelona Servialarma, el lugar ideal para cientos de ciudadanos que quieren aumentar su seguridad con la instalación de alarmas para casa y negocios en Barcelona.

Con la colocación de alarmas Barcelona estaremos utilizando la mejor herramienta para evitar hurtos y robos en nuestras propiedades, ya sean de uso particular o profesional. Están consideradas como los dispositivos de detección de llegada de intrusos más eficaz, pues su rápida respuesta y la dificultad de anularlas las hacen mucho más seguras, y como bien sabemos, los cacos siempre analizan el lugar del robo analizando el nivel de dificultad que presenta, cambiando de objetivo hacia otros más propicios si el inmueble que quieren asaltar presenta sistemas de defensas como las mencionadas alarmas.

Solo con poner el aviso, en forma de pegatina, de que las instalaciones están protegidas por sistemas de alarmas estaremos evitando la posibilidad de estos asaltos, los cuales podrían dañar cerraduras, puertas o cristales y ventanas hasta que el sonido de la alarma sonase y los ladrones saliesen huyendo.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: