Cómo funcionan los créditos a plazos

Pedir un crédito para solventar algún imprevisto económico o simplemente disponer de dinero para cualquier tipo de gasto es una opción muy utilizada en los últimos años, sobre todo desde que los bancos aumentaron los requisitos para conceder un préstamo tras la crisis que aún sufrimos.

Para aquellos que nunca han solicitado un crédito a plazos puede ser difícil entender cuál es el procedimiento a seguir para solicitar un crédito debido a que las opciones de créditos disponibles cada vez son mayores.

En este artículo vamos a intentar despejar las dudas más comunes sobre los créditos rápidos online para que todos los que necesitan disponer de dinero urgente tengan los conceptos claros a la hora de solicitar un crédito. Es necesario saber qué diferencia hay entre un crédito y un préstamo y cuál es el proceso para solicitar un crédito.

En primer lugar, hay que saber diferenciar entre préstamo y crédito, aunque pueden parecer lo mismo, son conceptos diferentes. Un préstamo o préstamo online lo concede una persona o entidad, la devolución del dinero conlleva un tipo de interés. Es decir, el solicitante recibe el dinero solicitado y lo devuelve a plazos más el interés correspondiente.

Por otra parte, un crédito o crédito online también lo concede una persona o entidad. Pero a diferencia del préstamo, la persona que solicita un crédito sólo tiene que devolver el dinero del que ha dispuesto. Es decir, la persona que pide un crédito de 3000€ y finalmente solo dispone de 1000€, tendrá que devolver los 1000€ más los intereses derivados de esa cantidad y no de los 3000€ que había solicitado.

En ambos casos se firma un contrato por ambas partes donde se establecen las bases de devolución como el tipo de interés, los plazos y las cuotas.

solicitar un credito

Solicitar un crédito rápido online tiene más ventajas que solicitar un préstamo a una entidad bancaria. La rapidez con la que se tramitan las gestiones ya que en ocasiones es posible disponer del dinero el mismo día de la solicitud.

La cantidad de papeleo es mucho menor y la solicitud puede realizarse íntegramente por internet o por teléfono. Además, los requisitos para que se conceda el préstamo son menores que los que hay que cumplir para que una entidad bancaria conceda un préstamo.

Tampoco tendrás que explicar detalladamente para qué finalidad será destinada el dinero solicitado como ocurre al pedir un préstamo a una entidad bancaria. Y dependiendo de la entidad que conceda el crédito, las garantías de devolución del crédito que tendrás que demostrar son mucho menores.

Las entidades de concesión de crédito que se pueden encontrar en la red soy muy numerosas, además con el paso del tiempo y el éxito que están obteniendo este tipo de créditos el mercado no deja de crecer.  Debido a esto, ya es posible encontrar páginas web comparadoras de créditos online que facilitan las opciones disponibles según las necesidades del usuario.

Uno de los elementos más importantes a tener en cuenta a la hora de solicitar un crédito es el tiempo de devolución del dinero. Los créditos generalmente se clasifican por la cantidad de dinero máxima y mínima que se puede solicitar y por el tiempo de devolución del dinero. Normalmente los créditos o se devuelven en cuotas o en un solo plazo.

Los créditos de un solo plazo son aquellos en los que la totalidad del dinero hay que devolverla dentro de un periodo de tiempo, entre los diez días siguientes a la concesión del crédito y un mes.

Los créditos de un solo plazo se piden en la mayoría de los casos para imprevistos momentáneos que no necesitan una gran cantidad de dinero, como la rotura de unas gafas o un electrodoméstico casero, en el caso de que no se disponga de efectivo en ese momento y si vaya a estar disponible en un corto periodo de tiempo.

En el caso de los créditos a plazos el dinero se devuelve en varias cuotas mensuales que se acuerdan en el contrato con la agencia de créditos, más el tipo de interés correspondiente.

Los créditos a plazos suelen utilizarse para cuantías económicas superiores a los 1000€, en los casos de compras grandes u otros imprevisto que exijan una cantidad económica elevada.

El proceso es muy sencillo, se rellena el formulario online con los datos de dinero a solicitar, si es un préstamo personal o un crédito, urgente o inmediato… facilitar los datos que pida la agencia y seleccionar la forma de devolución y cuotas. En un periodo de 24 a 72 horas recibirás la respuesta, aunque en muchas ocasiones el periodo de respuesta es menor a 24 horas. Una vez el crédito es concedido podrás disfrutar del dinero y solventar imprevistos o disfrutar de las vacaciones de verano que tanto esperabas.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: