Crowdfunding inmobiliario: la democratización de la inversión

Quienes se encuentren buscando alternativas de inversión que resulten asequibles, tienen en el crowdfunding inmobiliario una oportunidad interesante por descubrir. En las siguientes líneas conoceremos un poco más sobre el funcionamiento del crowdfunding inmobiliario y los beneficios ofrecidos por este novedoso modelo que promete la democratización de la inversión.

¿Qué es y cómo funciona el Crowdfunding inmobiliario?

El crowdfunding inmobiliario representa una forma de invertir en bienes raíces comerciales, de los cuales pueden beneficiarse los pequeños inversores, razón por la que su popularidad se ha extendido durante los últimos años. Cuando se menciona el término ‘crowdfunding’, se hace referencia a un grupo de personas que convienen juntar dinero para alcanzar un objetivo común.

Se trata de un método de financiación colectiva, normalmente de naturaleza benéfica, pero que ha sido trasladado al mundo de los bienes raíces con el objetivo de democratizar la inversión en este sector. El mismo responde a acuerdos y ciertos estándares que beneficien por igual a todos los inversores participantes.

De esta forma nace el crowdfunding inmobiliario, el cual involucra a un grupo de inversores que deciden contribuir con dinero, bajo un contrato inmobiliario. Así, con la ayuda de un profesional/empresa con amplia experiencia en el sector inmobiliario, pueden detectar oportunidades lucrativas en este mercado y beneficiarse de la inversión colectiva.

4 beneficios del Crowdfunding inmobiliario

Este modelo de inversión se utiliza con frecuencia para la adquisición de propiedades inmobiliarias de manera colectiva, las cuales serán comercializadas posteriormente y generarán beneficios para cada uno de los inversores involucrados, atendiendo a lo acordado en el contrato firmado por las partes.

Baja barrera de entrada

Se trata de un tipo de inversión que pretende la democratización de las inversiones inmobiliarias. En ese sentido, establece una barrera de entrada bastante baja (desde USD $1.000), convirtiéndose en un modelo de inversión atractivo para los pequeños inversores y ahorradores. Del mismo modo, el procedimiento para el retiro de beneficios se produce de manera simplificada.

Gestión sencilla

Los inversores solo necesitan elegir el proyecto inmobiliario que mejor se adapte a sus gustos e intereses, con el apoyo de la empresa encargada de la gestión de los fondos. Ellos serán los encargados de realizar gestiones como la compra-venta de inmuebles, contratos, alquileres y cualquier otro asunto involucrado con el tema.

Sin interacción entre socios

A pesar de funcionar como un fondo común de inversores, la realidad es que no es necesario asistir a juntas de inversores ni actividades relacionadas. Todo el proceso es desarrollado por la empresa gestora y el usuario tendría el control del proceso a través de una plataforma digital que informa en todas las etapas del proceso, permitiendo un seguimiento exacto de las operaciones.

Rendimientos

Aunque resulta imposible predecir con 100% de exactitud el rendimiento real que tendrán las inversiones inmobiliarias debido a variables como las fluctuaciones del mercado, al analizar los beneficios históricos de esta clase de inversiones es posible notar que ofrece beneficios por encima de otros productos financieros clásicos como los depósitos en plazo fijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: