Cómo reclamar una deuda contra otra empresa

La apertura del comercio internacional ha supuesto una serie importante de beneficios para las empresas locales, pues tienen la oportunidad de negociar fácilmente con otras empresas en el extranjero. No obstante, también implica toda una serie de medidas para el reclamo de deudas entre empresas dentro de la Unión Europea.

Para entender lo anterior, es preciso conocer en profundidad la normativa de carácter recíproco que permite reclamar deuda del extranjero desde España entre empresas españolas y pertenecientes a la Comunidad Europea. En este sentido, dedicamos unas líneas a aclarar todo el procedimiento de cómo reclamar una deuda contra otra empresa bajo la legislación vigente.

¿Qué normativa europea regula el reclamo de deudas contraídas en España con empresas de la Unión Europea?

Buscando que las obligaciones contraídas por las empresas se cumplan de manera transparente en todo el territorio de la Unión Europea, fue promulgado el Reglamento (CE) N o 1896/2006 del Parlamento Europeo y del consejo por el que se establece un proceso monitorio europeo, un instrumento legislativo comunitario relacionado con la ejecución de obligaciones o deudas.

El objetivo del reglamento es mantener un espacio de justicia, libertad y seguridad para las empresas que operan dentro de la Unión Europea. Para esto, se establece un conjunto de medidas de cooperación judicial, cuyas repercusiones van más allá de nuestras fronteras, las cuales resultan indispensables para el buen funcionamiento del mercado interior.

Si una empresa en el extranjero me debe dinero, ¿cómo puedo realizar la reclamación de la deuda?

Lo primero, será la contratación de un despacho abogados Barcelona que se especialice en reclamar deudas desde España. Existen dos vías para procesar el reclamo de deudas, una sería la vía extrajudicial y la otra judicial, siendo la primera una opción más adecuada, pues evita que se incurra en una serie de gastos adicionales.

  1. Vía extrajudicial. El abogado se encargará de contactar a la parte deudora para llegar a un acuerdo que sirva para favorecer a ambas partes. La participación del especialista en derecho será útil para evitar que se cometa cualquier error que pueda entorpecer el proceso, además de facilitar la comunicación entre las partes.
  2. Vía judicial. Se pueden establecer plazos para el cumplimiento de los acuerdos, pero en caso de que estos sean violados, se procede a acciones legales por vía judicial. Esto supone ponderar el monto adeudado y los costes que se asumirán para el reclamo de la deuda, si el balance es positivo, se podrá avanzar con el proceso judicial.

El proceso de reclamación de deudas por vía judicial, como cualquier otro proceso de este tipo, resulta tedioso e implica una serie de pasos, la solicitud del proceso monitorio y esperar 20 días a que la empresa deudora realice el pago correspondiente. De no hacerlo, el tribunal procederá a otorgar un título exigible al acreedor por el monto establecido en la demanda.

Para finalizar, se tendrá que interponer una demanda de ejecución, donde el agraviado solicite el embargo de bienes con el objetivo de saldar las deudas que han sido reclamadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: