Cuentos de terror con los que pasarás mucho miedo

Algunas de las historias más misteriosas que oirás y que podrás contar para sorprender tanto a propios como extraños.

Las historias y relatos de terror gozan de una gran popularidad en la actualidad. Tanto es así, que estas se han convertido en la comidilla habitual de prácticamente cualquier situación: ya sea en una reunión de amigos, para contarlas a tus hijos, en campamentos, o como forma de impactar y llegar a alguien, estas son un tema cada vez más recurrente y una vez alguien comienza contando una historia de miedo, probablemente el resto de oyentes le sigan tras escuchar atentamente, contando otros relatos cortos de terror o inclusive también experiencias propias, para ver así quien es capaz de narrar el cuento más terrorífico de todos, como si se tratase de una competición.

Muchas de estas historias son muy parecidas a las leyendas, y se han ido trasladando en la cultura popular de generación en generación, por lo que no tienen autor. Esto quiere decir que podrás contarlas libremente, aunque ni mucho menos indica que sean inventadas: debes de saber que la gran mayoría de cuentos de terror están basados en hechos reales. Esto, le da un mayor misterio aún si cabe a todo lo que te contaremos. Porque sí, nosotros te ofreceremos a continuación algunos relatos cortos de miedo para que puedas emplearlos en cualesquiera de las situaciones anteriormente citadas.

La vecina maltratada

En un barrio muy tranquilo, a altas horas de la madrugada, Patrick escucha cómo alguien llama a su puerta. Cuando este abre, se encuentra a una mujer quien le pregunta si puede dejarla entrar a dormir y pasar allí la noche, ya que según ella, su marido la había maltratado. El hombre accede y le da una manta para que esta pueda dormir en el sofá. La mujer, además, aseguró que había llamado a un familiar el cual pasaría a recogerla a primera hora de la mañana. En efecto, cuando Patrick se levantó para ir a trabajar la mujer ya no estaba y el único rastro de ella era la manta doblada en el sofá. Pero, nuevamente, esa misma noche, sucedió lo mismo. Esta vez, la mujer presentaba mayores rasgos de violencia. Patrick no tuvo más remedio que aceptar de nuevo, ya que se sentía mal por lo que le estaba sucediendo a la mujer.

A la mañana siguiente, nuevamente la mujer se había ido y, por supuesto, a la noche se repitió el mismo proceso. Nuevamente y por hospitalidad, Patrick la dejó pasar. Preocupado, fue al día siguiente a comisaría a explicarle la dura situación que vivía su vecina y ayudarla en lo posible. El oficial que le tomó declaración le enseñó la foto de una mujer a la que Patrick reconoció: era ella. El policía le explicó que esta chica había sido golpeada por su marido hasta morir hace ya varios meses atrás.

Cuentos de terror

El guardián en peligro

Un médico contrata a una joven como asistenta para cuidar la casa y vigilarla mientras él no esté. Ella, en su segundo día de trabajo y aún acomodándose a esta nueva vida, recibe una llamada en el teléfono de la casa que atiende tal y como corresponden sus labores. Una voz ronca le susurra al oído que la matará. Esta, sobresaltada, cuelga el teléfono y se queda paralizada frente a este hasta que nuevamente vuelve a sonar. Al descolgar, mira la pantalla y ve que es un número privado, por lo que decide llamar a la operadora y que le ayude a localizar el origen de la llamada. Esta, le pide que lo mantenga al teléfono al menos un minuto.

Y en efecto, tras algo más de un minuto recibiendo amenazas, la operadora alerta rápidamente a la chica para que abandone el lugar, ya que la llamada proviene de la misma línea, en la segunda planta. El asesino era el médico que la contrató, el cual se encontraba para ese entonces, desgraciadamente, justo detrás de ella.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Un comentario sobre “Cuentos de terror con los que pasarás mucho miedo

  • el 22/02/2019 a las 3:14 am
    Permalink

    Nunca antes había escuchado estas historias de horror, aunque la segunda me recuerda bastante a la clásica leyenda urbana de la niñera que contesta el teléfono, y luego resulta que el asesino la había estado llamando desde la misma casa todo el tiempo.

    Muy buenos relatos, ojalá nos pueden traer historias nuevas en otra ocasión.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: