Diferencias entre una Afore y un Plan de Retiro en México

Hoy en día, para tener un mejor retiro no basta únicamente usar la calculadora de la Afore para estimar cuánto necesitamos ahorrar, si no diversificar nuestras inversiones y, además de aportar a nuestra cuenta de Afore, considerar contratar un Plan Personal de Retiro (PPR). Pero ¿cuál es la diferencia entre estos instrumentos?

Afore vs. Plan Personal de Retiro: qué son y cómo funcionan

En México, las Afore son las Administradoras de Fondo para el Retiro, y son las entidades encargadas de manejar el dinero que el gobierno, el patrón y los trabajadores aportan de forma periódica.

Las Afore están reguladas por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), garantizando la seguridad de las cuentas de los trabajadores y supervisando que se sigan los lineamientos legales.

Las personas trabajadoras pueden aportar voluntariamente a su cuenta de Afore con el objetivo de mejorar su ahorro y recibir un mayor monto al pensionarse. También pueden aportar para alcanzar otra meta personal; estas inversiones suelen ser de corto o mediano plazo.

El Plan Personal de Retiro o PPR es gestionado por una aseguradora y ofrece distintos beneficios, como seguros en caso de invalidez o fallecimiento, y también cuenta con beneficios fiscales.

En los PPR, la persona paga de manera mensual o anual un monto que se invertirá a largo plazo y puede elegir hacerlo en dólares, UDIs (Unidades de Inversión) o pesos mexicanos; igualmente, pueden crear fondos adicionales de corto o mediano plazo.

¿Cuál es mejor la Afore o el PPR?

Ambos son buenos instrumentos de ahorro para tu retiro. En el caso de las Afore, en cuanto comenzaste a cotizar en el IMSS ya tienes una cuenta a tu nombre, por lo cual sólo es necesario buscar en qué Afore fue asignada para terminar tu registro. ¡Y listo! Tendrás el control de tu dinero.

Al dar de alta formalmente tu Afore podrás acceder a beneficios como el uso de la calculadora de pensión, designación de beneficiarios, estados de cuenta y la oportunidad de hacer ahorro voluntario.

Con los PPR, es importante revisar tus finanzas antes de contratar uno, ya que los montos de inversión pueden ser un poco mayores que invertir en tu Afore. Lo mejor es consultar con la aseguradora los distintos planes de retiro que tienen para encontrar uno que se adapte a tu cartera y al estilo de vida que quisieras llevar en tu retiro.

Lo más recomendable es contar con ambas opciones para recibir una mejor pensión y, de preferencia, empezar a ahorrar lo más pronto posible y no cuando tu jubilación esté a la vuelta de la esquina. Así conseguirás mayores ganancias y podrás tener el futuro que siempre soñaste.

Recuerda asesorarte y resolver todas tus dudas antes de mover tu dinero. ¡Mucho éxito!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: