Diviértete decorando una habitación juvenil

Decorar una habitación juvenil puede ser algo divertido ya que se aplica el “todo vale”. Debe ser divertida, alegre y funcional. Un lugar donde los pequeños de la casa se sientan a gusto.

Una de las habitaciones que mas gusto da poder decorar es la de los pequeños de la casa. La habitación juvenil suele ser un lienzo en blanco en la que se puede aplicar todo tipo de técnicas decorativas. La habitación de los pequeños de la casa debe ser desenfadada, alegre, divertida y no hay que olvidar, funcional. Los niños y los jóvenes pasan mucho tiempo en sus cuartos, son su lugar seguro donde juegan, estudian y descansan. Esta habitación debe mostrar la personalidad de los que van a usarla.

Cuando hablamos de dormitorios juveniles se nos viene a la mente muchas ideas para decorarla y también lo que puede costar llevar a término un proyecto de estas dimensiones. Pero no hay que asustarse, encontrar dormitorios juveniles baratos es posible. Tus hijos tendrán una gran habitación de la que no querrán salir. ¿Qué muebles juveniles son necesarios para crear la habitación de sus sueños?

El dormitorio, un lugar para descansar y relajarse

A la hora de decorar la habitación de los pequeños de la casa hay que pensar en muebles juveniles que se adapten a sus necesidades.

Dormitorio juvenil

La habitación debe ser el lugar de descanso, donde pueden llegar del colegio y tumbarse en sus camas juveniles para relajarse antes de ponerse a estudiar de nuevo. Se pueden encontrar muchos modelos de camas diferentes que se adaptan a los gustos de los jóvenes y que, a la vez, pueden suplir la necesidad de almacenaje. Las camas nido baratas son la mejor opción. No solo son camas sino que también disponen de cajones para poder guardar todo lo que sea necesario. Si hay dos niños en la casa que necesitan compartir cuarto, gracias a las camas nido, ambos tendrán su cama sin tener que ocupar más espacio. Algunos de estos muebles juveniles no solo tienen cajones también otra cama de arrastre que permite que cada niño tenga su propio espacio de descanso.

En el caso de que sean dos los que vayan a ocupar la habitación, otra opción a la cama nido, puede ser colocar literas abatibles. Son la solución perfecta para que ambos niños tengan sus camas y no ocupen demasiado espacio. Las literas suelen tener grandes dimensiones pero, si son abatibles, se pueden esconder y quedan como si fuera un armario. El espacio que ocupan cuando están abiertas queda libre en el momento en que se guardan así que, son la solución perfecta para que los niños compartan habitación y tengan espacio libre para moverse cuando no se usen las camas.

Un lugar donde poder estudiar

Los niños y los adolescentes necesitan de un espacio donde poder estudiar y hacer los deberes cuando vuelven del colegio. También puede ser su lugar para leer y usar el ordenador en momentos de ocio. Que tengan un espacio donde estudiar es fácil y puede salir económico comprando escritorios baratos. Modelos con líneas muy juveniles, en colores alegres, mesas funcionales y que se adaptan al espacio que esté disponible. La mesa debe tener espacio para colocar el ordenador y que permita al adolescente poder estudiar cómodamente. Es evidente que, junto con la mesa de escritorio, no puede faltar sillas de escritorio. Una silla adecuada para que el niño mientras esté haciendo los deberes no tenga que coger posturas incómodas que luego hagan que tenga dolor de espalda. Una silla de oficina ergonómica es la mejor opción.

Dormitorio juvenil con mesa de estudios

Para diferenciar la zona de estudio del resto de la habitación se puede colocar las mesas de escritorio sobre una alfombra que, visualmente, hace que estén separadas del resto del dormitorio. También se puede pintar la pared donde se coloquen las mesas de un tono diferente, pero que complemente, al color en que esté pintada el resto de la habitación.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: