El tiempo entre bites

El uso de internet se ha vuelto imprescindible para la vida moderna de nuestros actuales estándares de civilización avanzada. De media, las personas de los países desarrollados pasamos frente al ordenador, navegando entre las olas del mar de internet, una media de ocho horas diarias, lo que viene a significar toda una vida la que pasamos en el mundo virtual.

Y es que, gracias a este fabuloso invento de interacción entre diferentes computadoras repartidas por todo el planeta, podemos acceder a innumerables fuentes de información. Desde casa, y con acceso a la red global, todo un mundo, virtual, se abre ante nosotros; podemos comprar, vender, estudiar, divertirnos…

Pero para que logremos encontrar aquellos contenidos que deseamos, tenemos que contar con la inapreciable colaboración de dos elementos imprescindibles para el funcionamiento de internet; los buscadores y los navegadores.

Para diferenciar entre sus actividades diremos que el primero, el buscador, es un programa que trabaja dentro de un sitio o página web, el cual opera desde la base de datos del buscador, recopilando todas las páginas posibles que estén relacionadas con las palabras clave que se utilizaron para realizar una búsqueda.

Nuevo Opera Neon

Por el contrario, el navegador es el programa que permite la visualización de la información que contiene esa página web que has buscado con el uso acertado de las susodichas palabras clave, estos navegadores son los famosos Explorer, Chrome, Firefox, Ecosia u Opera.

Neon, el nuevo navegador de Opera

En la insaciable búsqueda por parte de las empresas que gestionan estos navegadores, Opera ha dado un paso más para sobresalir en calidad, diseño y funcionalidad y ganar, de este modo, en cuota de mercado, atrapando no solo a los usuarios menos experimentados, como fue su primera intención cuando realizó los cambios en 2013.

Ahora vuelve a realizar un nuevo giro con la creación de un nuevo navegador conceptual, que enfoca su usabilidad al entorno empresarial. Es un nuevo navegador experimental que se presenta como Opera mini, gratuitamente para smartphones y que atiende a diferencias en cuanto a su sistema operativo. Si quieres probar qué tal va este nuevo sistema de navegación para tu computadora, puedes descargar Opera Neon para Windows en este mismo enlace.

Si te interesa la tecnología, vas a disfrutar utilizando este navegador. Se inicia a pantalla completa y, aunque lo uses por primera vez, su diseño no te resultará extraño, pues tiene cierto parecido con el navegador Safari (pues fue creado originalmente por Apple) e incluso con el Chrome OS.

Opera Neon es algo más que un simple navegador que se limita a encontrar y abrir pestañas de la web. Este software posee nuevas funciones adicionales que lo asemejan a un mini sistema operativo.

Entre otras herramientas, tiene una integrada para tomar capturas, puedes acceder desde el menú lateral a la galería, y tiene su propio reproductor de música y vídeo para evitar la incomodidad de tener que cambiar de pestaña para reproducir el audio o el vídeo.

Cualquier pestaña nueva se abrirá en pantalla completa, pues funcionan no como pestañas reales, sino como páginas individuales. Además, para darle un poco de creatividad al diseño, existen las burbujas, al estilo de Facebook Messenger, para navegar entre las webs que se mantienen abiertas, incluso puedes arrastrar estas burbujas para mirar las paginas de lado a lado.

Opera neon

Lo más llamativo de Opera Neon es sin duda la interfaz y su diseño en general, que son bastante impresionantes, al menos a primera vista hasta que te acostumbras a ellos. Y es que Neon usa la imagen que usas de fondo de escritorio del sistema operativo del ordenador y la incorpora con gran acierto en cuanto a impacto visual en la ventana del navegador, logrando el curioso efecto de que el navegador parece flotar sobre el escritorio.

Opera Neon, al igual que Coast, el navegador web también experimental que Opera tiene para las tablets, elimina la barra de direcciones tradicional que viene dispuesta en la parte superior de la ventana.

Por el contrario, la barra de direcciones y de búsqueda aparece justo a la mitad superior del centro, acompañada de las mencionadas burbujas que dan paso directo a los sitios webs marcados como favoritos, muy parecido al speed dial exclusivo de Opera y que posteriormente los demás navegadores adoptaron.

En definitiva y para terminar, el Opera Neon es un navegador destinado a grandes hazañas que, sin lugar a duda, ampliará en cuota de mercado a la actual opera, apropiándose de los seguidores más tecnológicos que en la actualidad utilizan otros navegadores.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: