Empresas en crisis, ¿hay salida?

Cuando un negocio se encuentra en una situación delicada, a menudo no se toman decisiones acertadas. Los resultados pueden ser muy negativos.

La creación de una nueva empresa siempre está rodeada de ilusiones y proyectos. Expectativas que se esperan cumplir, pero que a veces lamentablemente no se logran. De hecho, la crisis que hemos vivido en los últimos años ha puesto en peligro a muchas empresas, algunas de las cuales no han tenido más remedio que cerrar, con lo que significa esto tanto para quienes la crearon como para los trabajadores.

Veamos algunos de los pasos que se pueden dar cuando la empresa no está pasando por un buen momento.

Iniciar un concurso de acreedores

Existen algunos conceptos equivocados en cuanto a qué es y para qué se utiliza un concurso de acreedores. Hay quien piensa que se trata de una liquidación, cuando lo cierto es que el objetivo no es cerrar la empresa, sino tratar de encontrar un modo de seguir adelante. Por desgracia son pocas las que lo consiguen, aunque a veces se debe a que no se hacen las cosas del modo adecuado.

En caso de que te plantees presentarla, conviene que conozcas la ley concursal actualizada para conocer los cambios y qué pasos hay que dar para hacerlo de tal modo que consiga salir adelante. Es decir, que finalmente se pueda continuar después de haber superado la crisis.

empresas en crisis

Buscar formas alternativas de financiación

Puede parecer algo complejo, pero a veces la solución está en dar con fuentes de ingresos que van más allá del negocio inicial. Puede ser diversificar y buscar nuevos nichos de mercado o dejar que otra empresa entre en el negocio, bien como un socio más o asumiendo el control.

En el caso de empresas pequeñas o autónomos, puede que el bache se pueda superar encontrando modos de ganar dinero extra haciendo tareas desde casa. Hay quienes no cuentan con un gran volumen de trabajo y han empezado a buscar en Internet métodos como ganar dinero con encuestas, que en principio no parecen generar mucho, pero que bien utilizado es un recurso interesante. De hecho hoy algunas personas se están ganando la vida así. Aunque en el caso de tener un negocio, el objetivo será poder cubrir los gastos mientras nos recuperamos.

Buscar asesoramiento especializado

A veces la cuestión se complica por tratar de hacer las cosas sin ayuda. Es posible pensar que si la empresa está en crisis, contratar a alguien para que nos asesore es un gasto que no se puede asumir. Sin embargo, si se consigue mejorar la situación, es una inversión que merece la pena. El trabajo de una asesoría laboral en Tenerife puede marcar la diferencia entre encontrar soluciones que ayuden al menos a la mayoría, o acabar por vernos obligados a cerrar, lo cual perjudica a todo el mundo. Desde firmar nuevos contratos hasta hacer ajustes en la plantilla, para que todo sea ventajoso se necesita la colaboración de expertos en la materia.

Se puede salir de una crisis

Aunque es complicado, lo cierto es que hasta la situación más delicada puede tener una salida positiva. Lo fundamental es saber mantener la cabeza fría y tomar decisiones sin prisas, meditando en las consecuencias a medio y largo plazo, no solo en este momento. Consultar con abogados que hayan tratado asuntos parecidos, buscar fórmulas imaginativas para afrontar períodos difíciles y no perder la ilusión con la que un día se puso en marcha el negocio son algunas de las fórmulas para tratar de superar el bache. No siempre es posible, pero de lo que no hay duda es de que no hacer nada es peor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: