¿Eres realmente un emprendedor?

Tener espíritu emprendedor y trabajar por cuenta propia pueden parecer lo mismo. Pero hay diferencias notables.

Cuando alguien está trabajando por su cuenta, lo que hoy se conoce como autoempleo, lo normal es que se le denomine emprendedor. Sin embargo, el emprendimiento es mucho más que tener una idea o hacer todo lo posible por salir adelante en el mercado laboral cuando las oportunidades no llegan. Ser emprendedor es una actitud, un espíritu con el que no todo el mundo cuenta. Si quieres saber si realmente puedes emprender, echa un vistazo a estas claves.

Capacidad para adaptarse a los cambios

Un buen emprendedor siempre estará buscando nuevas oportunidades. Y para eso necesita ser flexible. Además, siempre hay un componente de incertidumbre que no se puede evitar. Por ello, hace falta contar con capacidad para saber adaptarse a todos los cambios que puedan surgir.

Como ser un buen emprendedor

Todo contacto es importante

El emprendedor está en una búsqueda constante de contactos y no le da la espalda a ninguno. Busca la forma de hacer crecer su red, porque sabe que un contacto que quizás no parezca ofrecerle oportunidades para hacer negocios sí que le puede presentar a alguien interesante. O darle alguna idea para ganar dinero en Internet que no conocía.

Por esta misma razón, quien tiene espíritu de emprendimiento aprovecha todas las oportunidades que se le presentan para conocer gente. No se cierra a ninguna reunión o evento en el que pueda haber gente con la que conectar.

El emprendedor se planifica bien

Para que un proyecto salga a flote, hace falta mucho más que esperar a que se alineen los planetas y funcione bien. Si eres emprendedor sabrás planificar y organizar tu tiempo y recursos para alcanzar objetivos que te impulsen hacia adelante.

Reconoce que no lo puede conseguir todo solo

Consciente de que hay limitaciones, el emprendedor sabe que en algún momento necesitará la ayuda de alguien que sepa acerca de algunos temas. Y no por ello deja de tener un espíritu adecuado. Todo lo contrario, porque así se asegura de que sigue dirigiendo sus esfuerzos en la dirección correcta. El apoyo de una asesoría online que lleve la documentación le permite descargarse de preocupaciones innecesarias y puede dedicar más tiempo a conseguir su objetivo.

Todo se puede cuestionar

Los emprendedores de éxito tienen claro que no lo saben todo. Y que incluso lo que están haciendo se puede mejorar. Por eso, mantienen una curiosidad casi infantil, preguntándose ¿por qué? A cada momento y tratando de aprender de todo lo que cae en sus manos. Incluso sobre temas que en principio parecen zanjados, hay espacio para cuestionarse las cosas. Prueba a echar un vistazo al post UN ENIGMA: EL 11M y podrás comprobar de lo que hablamos.

Tenlo en cuenta. Si te conformas con la situación en la que estás, aunque trabajes por tu cuenta no eres un verdadero emprendedor.

Creatividad a la hora de darte a conocer

Un emprendedor, sobre todo cuando empieza, no cuenta con un presupuesto que le permita lanzar grandes campañas de publicidad. Por eso trata de ser creativo y aprovechar cualquier oportunidad que se le presente para que su público objetivo lo encuentre.

Caracteristicas emprendedor

Incluso cuando se consiguen beneficios interesantes, el emprendedor sabe que no todo es poner dinero encima de la mesa. A menudo es mejor atraer a los Grandes Medios con ideas creativas que llamen la atención, en lugar de sacar el talonario para que hablen de su proyecto.

Sobre todo, el emprendedor sigue trabajando

Pero si hay algo que caracteriza a un gran emprendedor es su capacidad de trabajo. Le gusta lo que hace y no se limita a cubrir sus gastos. Sigue trabajando porque no solo quiere dinero. Quiere hacer algo que aporte valor.

¿Cuántos de estos puntos cumples? Si son todos, eres un auténtico emprendedor.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: