Cómo escoger la mejor ropa de trabajo

Los uniformes son una de las opciones más común en los entornos laborales. Esto se debe a diferentes motivos, uno de los cuales es la posibilidad de ofrecer indumentaria segura, económica, simple de llevar y que represente la identidad corporativa de la empresa en cuestión. El vestuario laboral debe responder a parámetros como funcionalidad, seguridad, costes y comodidad.

Es importante saber que existen pautas específicas para seleccionar ropa y calzado para el trabajo, las cuales dependen del tipo de oficio que desempeñen los empleados y el área de trabajo o entorno en el que deban cumplir con sus funciones. Es importante que te asesores con un profesional, además de atender a los reglamentos y legislaciones al respecto.

Bajo esta premisa, hemos preparado una serie de reglas que te ayudarán a seleccionar el atuendo de trabajo más adecuado para los colaboradores de tu empresa, atendiendo a los criterios antes mencionados. A continuación, te dejamos con las recomendaciones básicas que tendrás que seguir antes y durante la compra de ropa de trabajo.

Haz que la ropa sea parte de la imagen de tu empresa

El vestuario ha de ser profesional y estar en consonancia con las necesidades de los empleados y sus funciones. Todo el enfoque en la selección de ropa y calzado de trabajo debe girar en torno al desarrollo de una imagen corporativa potente.

Comodidad

Aunque una de las funciones de la ropa de trabajo sea mantener niveles de seguridad óptimos, es importante atender a la calidad de la indumentaria en cuanto a diseño y materiales, de forma que las piezas adquiridas resulten cómodas. Los zapatos de seguridad cómodos son fundamentales y es preciso elegirlos atendiendo a las propiedades y clasificaciones correspondientes.

Ten en consideración los requerimientos legales correspondientes a tu industria

Ninguna empresa es igual a otra, por esta razón, las leyes establecen normativas y reglamentos especiales para cada tipo de industria. Así, dependiendo del sector, existen reglas referentes a la necesidad de adquirir prendas de gran visibilidad o con propiedades particulares, como pantalones con rodilleras o prendas que repelen humedad, altas temperaturas, etc.

Escoge prendas de alta calidad

Es importante que la inversión realizada se optimice lo máximo posible. En este sentido, la calidad de las prendas es un tema que debe analizarse con calma; algunas prendas de bajo coste tienen propiedades negativas (se encogen, destiñen, etc). Es importante consultar todo esto con profesionales, como los de una tienda especializada en ropa de trabajo online que ofrezca descripciones claras con respecto a los materiales de fabricación.

Personaliza la ropa de trabajo

Cada una de las prendas de trabajo se convierte en un medio publicitario que puede aprovecharse para dar exposición a nuestra empresa a bajo coste. Recuerda que, en la mayoría de las ocasiones, los empleados saldrán a la calle y circularán trayectos de ida y vuelta, de casa al trabajo, utilizando uniformes. De esta forma, se tiene una buena oportunidad de exponer nuestra marca.

En resumen, la ropa de trabajo tiene la capacidad de mejorar el aspecto y el nivel de seguridad de los empleados mientras desarrollan sus funciones y, además, sirven de publicidad para la empresa, razón por lo cual la elección debe depender de una análisis consciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: