Revelamos las frases más originales para dar los buenos días

Seguramente nos haya pasado miles de veces. Sí, hablamos de dar los buenos días, pero de darlos de una manera original, asombrosa, que deje a la otra persona boquiabierta. Todos queremos conseguir eso, conseguir el asombro del aquella persona, conseguir dejar a todos atónitos y sorprenderlos cada día.

Porque cuando queremos a alguien sólo buscamos su bien y su felicidad, y un paso muy importante para lograr esto es dar los buenos días, pero no de cualquier manera. Está claro que no todos los días nos levantamos llenos de inspiración y con el humor adecuado para dar unos buenos días de lo más agradable y cariñoso.

Sin embargo, siempre hay nuevos lugares donde buscar nuestra inspiración, donde buscar la originalidad, y de forma muy segura, si buscamos bien, lo acabaremos encontrando. Podemos buscar imágenes de buenos días o por el contrario, frases de buenos días. Ambas son una opción ideal para dar el primer saludo del día a los nuestros.

Encuentra la originalidad y compártela

Hoy en día es posible encontrar cientos y cientos de fotos e imágenes distintas para alegrar el día a las personas más especiales. No obstante muchas veces esto no nos parece suficiente y queremos ir más allá, lograr algo nuevo y más impresionante.

Dar los buenos dias de forma original

Pero para eso tenemos el fantástico mundo de Internet, donde encontraremos todo aquello que buscamos, imágenes a nuestro gusto, frases adecuadas para cada persona… Al igual que existen emoticonos para todas y cada una de las situaciones, hay frases o comentarios para todas las personas.

Como podemos intuir, esto nos serviría únicamente para dar los buenos días mediante nuestras redes sociales, como puede ser WhatsApp, Facebook, Twitter u otros varios… Pero, no sólo hemos de hacerlo mediante pantallitas, debemos hacerlo en persona también, físicamente, de forma real, saludando a todo aquel que nos crucemos por las mañanas, lo conozcamos más, o menos.

La importancia de dar los buenos días

Sólo algunos de nosotros nos empeñamos en dar los buenos días y esmerarnos de verdad. Pero es que, realmente, no somos conscientes de lo que esto significa, de todos los aspectos positivos que podemos aportar haciéndolo. Es decir, desde un punto de vista psicológico, empezar cada día con un saludo de aquellos a los que más apreciamos, nos ayudará a comenzar la rutina con otro humor, de otro modo.

En otras palabras, desde que nos despertamos nos sentimos queridos y sentimos que verdaderamente se nos presta atención. Siempre y cuando el cuidado y la estima sea mutua, todo generará positivismo en nuestra cabeza desde el primer momento.

Es así como nos tomaremos nuestro día con una filosofía distinta y haremos siempre todo lo posible para dar lo mejor de nosotros mismos. Si recibimos ese buenos días que tanto esperamos, o que estamos acostumbrados a recibir, lo veremos todo desde una perspectiva diferente.

Además, dar los buenos días aumenta la dopamina, un neurotransmisor que todos tenemos que se encarga de la expresión de las emociones, como suele ser el placer. Es decir, se suele conocer como la causante de las sensaciones placenteras. Ahí vemos, de nuevo, la importancia de dar los buenos días.

Está en tus manos alegrar el día a los que te rodean

De modo que, depende de tí, y únicamente de ti, poder sentirte mejor y hacer que aquellos que te rodean, sobretodo en el entorno laboral, cada mañana, se sientan mejor, tengan vibraciones positivas, y experimentes esa pequeña sensación tan placentera que produce el hecho de dar los buenos días.

También, hacer uso de este saludo a diario ayuda a mejorar la comunicación entre compañeros de trabajo, por ejemplo. Facilita entablar una conversación, da pie a hablar sobre cualquier tema y a romper el hielo en cualquier mañana que nadie suele estar de humor para chistes o bromitas.

Es un método muy dinámico de entrar en confianza y sentir el calor humano. Sólo con un buenos días y una sonrisa, ya nos hacen sentir mejor. Y si la devolvemos, la dopamina se triplicará, ya que todas las impresiones y emociones transmitidas son auténticamente positivas.

De modo que, si queremos contribuir al optimismo en general y a la psicología positiva en términos generales, ya sabemos lo que tenemos que hacer. Siempre tratar de ser simpáticos, lo cual es un punto de lo más importante en este asunto. Y, junto a esto, poner nuestra mejor sonrisa para aquellos con los que compartimos nuestros días, y, queramos o no forman parte de nuestra vida. ¡Tratemos de hacer un mundo mejor dando los buenos días!

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: