Beneficios y propiedades de los condimentos: entre lo culinario y medicinal

Al preparar alimentos, lo más importante es encontrar el punto perfecto entre sabor, color y olor. Expertos en la cocina recomiendan los condimentos para conseguir el resultado esperado, usando siempre una buena cantidad, para que el ingrediente principal no pierda el protagonismo en el plato.

Sin embargo, las plantas y semillas usadas como condimento no tienen como función única sazonar los alimentos, sino que también tienen propiedades que pueden ser beneficiosas para la salud.

Orégano: condimento y remedio

Con solo el olor ya se sabe de qué ingrediente se trata. El oregano es una planta con usos culinarios que le agrega un toque único a los alimentos, pues no solo mejora su sabor, sino también su olor y la presentación del plato. Es usado como ingrediente en salsas, lasañas, pizzas, al igual que para resaltar el sabor en todo tipo de carnes y marinar pescados.

Gracias a sus propiedades, esta planta también ha sido empleada como medicamento natural. De sus hojas hacen aceites y té para mejorar el organismo, especialmente en caso de problemas digestivos o respiratorios.

Propiedades de los condimentos

Aunque esos son usos más comunes, el orégano también tienen otras funciones, ya sea por su aroma o su aceite esencial:

  • Combate contra las bacterias en las plantas.
  • No solo ayuda a desinfectar las heridas, sino que también a reducir el olor y a cicatrizar.
  • Se utiliza para la elaboración de perfumes.
  • Disminuye los hongos.

El picante con propiedades curativas

La comida japonesa ha ganado gran popularidad alrededor del mundo y uno de los ingredientes que se ha vuelto cada vez más conocido es el wasabi, empleado principalmente para hacer una salsa que acompaña al sushi y también como decoración de platos.

Esta raíz, que solo crece en Japón y en la isla de Sajalín, forma parte de la misma familia del rábano y el nabo, y ha logrado gran fama gracias a su sabor excesivamente picante. Sin embargo, las propiedades del wasabi han causado que su uso vaya más allá que un simple ingrediente en la cocina:

  • La posibilidad de sufrir de resfriados, mucosidad y tos disminuye gracias al wasabi, pues contiene vitamina C.
  • Elimina bacterias.
  • Refuerza el sistema inmune.
  • Permite una mejor circulación de la sangre.
  • Funciona también como antiinflamatorio y antioxidante.
  • Acelera el metabolismo y actúa como digestivo.

La planta medicinal

Otra planta usada tanto en la cocina, como para remedios caseros es el epazote. Esta hierba aromática es conocida mayormente en América del Sur, en especial por sus usos gastronómicos.

El epazote, que tiene un sabor fuerte, le da un toque diferente a la comida de países como México y Guatemala. Su uso es normalmente en comidas como judías, caldos, tortillas, sopas o durante la elaboración de las quesadillas, así como en diferentes tipos de salsas.

Pero realmente las propiedades del epazote en cuanto a la salud son las que han hecho que esta planta, que tiene hojas de color verde oscuro y flores en forma de espiga, se haga conocida, pues son antihelmínticas, antiinflamatorias y analgésicas.

Es recomendada para aliviar dolores menstruales, así como para eliminar parásitos y, si se consume antes de cualquier comida, permite realizar buena digestión. También ayuda a reducir problemas de flatulencias y las diarreas. En cuanto a la piel, permite calmar la irritación causada por el acné o picaduras.

La especia que no puede faltar

Uno de los condimentos más usados en la cocina y que probablemente es el favorito de muchos expertos y aficionados es el comino. El olor y el sabor entre picante y amargo que le otorga a cada comida es lo que lo hace tan característico.

El comino, que generalmente se usa en platos de cocina árabe y mediterránea, al igual que para preparar curry o incluso para darle un olor especial al pan o a la carne, contiene magnesio, vitamina A y vitamina E, potasio, fósforo, calcio y hierro, lo que hace que los beneficios del comino sean numerosos.

  • Combate problemas respiratorios, como la tos y la bronquitis.
  • Ayuda a tener una buena digestión.
  • Los tés de polvo de comino son excelentes relajantes.
  • Permite prevenir úlceras estomacales.
  • Elimina grasas saturadas.
  • Mejora los niveles de glucosa, hemoglobina y triglicéridos.
  • Refuerza el sistema inmunológico y produce más energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: