El gran auge de los eSports hoy en día

Los eSports, también conocidos como deportes electrónicos, constituyen uno de los sectores de entretenimiento online de mayor crecimiento global que ha habido en los últimos años. Si eres un jugador de cualquier nivel (hardcore, casual o intermedio), es lógico que te hayas enterado o inclusive estés dentro de este fenómeno llamado eSports.

Este original sector de los deportes electrónicos se ha basado en los deportes tradicionales, siendo algo especialmente fuerte entre la población joven tanto masculina como femenina, atrayendo la lealtad y el compromiso de los fanáticos con los clubes y los jugadores a un ritmo vertiginoso.

¿En qué consisten los eSports?

Hay que decir que el mundo de los eSports es muy amplio, y engloba prácticamente todas las comunidades de videojuegos multijugador competitivo.  Al igual que con los deportes tradicionales, los fanáticos siguen a los equipos, miran partidos e incluso asisten a las finales de la copa, animando a sus estrellas favoritas de todo el mundo.

Auge de los eSports

Alrededor del año 2000, hubo un auge en los ordenadores y a través de internet este se retroalimentó por lo que fue avanzando a pasos agigantados, lo que facilitó la participación de más personas.

Ahora, los jugadores se han vuelto más diestros y en algunos casos los juegos han ganado tantos millones de fanáticos, que estos se han vuelto organizados, competitivos y profesionales y como resultado de estas características se les ha llamado “eSports”.

A través de internet, puedes estar al día de las últimas novedades en juegos, trucos, curiosidades y noticias de eSports para conocer cualquier movimiento en el mercado: eventos, plantillas, fichajes…

¿Por qué ha crecido tanto la fiebre por este mundillo?

Los e-Sports tuvieron su origen en Asia y se ha extendido tanto, que algunos jugadores han alcanzado un gran estatus en los países alrededor de todo el mundo.

Muchos fanáticos asisten a los eventos exclusivamente para ver competir a estos jugadores y también compran todo tipo de merchandising para apoyarlos. Se pueden encontrar equipos profesionales compitiendo en todo el mundo a través de ligas tan importantes como la ESL.

Al igual que los deportes tradicionales, estos jugadores profesionales pasan muchas horas practicando, estudiando a sus oponentes y tratando de encontrar estrategias para vencerlos. Inclusive muchos se han tenido que retirar por lesiones en los dedos y las manos. Todo está profesionalizado, y es perfectamente posible vivir de ello.

Un gran negocio

El dinero generado por esta nueva modalidad ha crecido a un ritmo imparable en los últimos cinco años, y no hay signos de que la tendencia baje.

Los esports han saboreado un gran crecimiento impulsado por el éxito de grandes juegos como League of Legends, Counter-Strike: Global Offensive y Dota 2, así como plataformas de transmisión como Twitch, que permiten a los fanáticos disfrutar a través de streaming de las partidas más trepidantes.

Las competiciones de deportes electrónicos más lucrativas han llegado a pagar más de 190 millones de euros en premios. Básicamente, los atletas utilizan sus habilidades para crear riqueza tanto para ellos como para los directores ejecutivos, los propietarios de equipos y las ligas.

Los ingresos que se generan con esto, es lo que ha hecho que cada vez más jóvenes se dediquen profesionalmente a las grandes ligas.

Cuando se toman en cuenta los patrocinadores, creadores de juegos, anunciantes, entrenadores y merchandising, no es difícil ver por qué este mercado es muy lucrativo. Mientras que los premios representan una gran parte de esos ingresos, la mayoría proviene también de patrocinadores y publicidad.

Algunas de las marcas más grandes del mundo, como por ejemplo Coca-Cola y Mercedes- Benz, se han unido a los e-Sports porque se dan cuenta de la importancia y enorme oportunidad de ese mercado y es que se trata de un canal perfecto a través del cual publicitarse, sobre todo para el mercado joven.

Los jugadores organizan ligas por todo el mundo

League of Legends continúa siendo un auténtico gigante que se ha mantenido en la cresta de la ola por mucho tiempo, y un ejemplo de esto es el Campeonato Mundial 2018 que se celebró desde el uno de octubre al tres de noviembre, con 12 equipos compitiendo en Corea del Sur por la Summoner’s Cup.

En España tuvimos un cúmulo de competiciones, como DreamHack en Valencia y Tenerife LAN Party, donde las dos se realizaron en julio, las ediciones de Madrid Gaming Experience y Barcelona Games World en octubre y noviembre, concluyendo el 2018 con DreamHack Sevilla. En total, decenas de miles de participantes se apuntaron para poder hacerse con la gloria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: