Versátil y femenina

Se podría asegurar que cada mujer tiene en su armario por lo menos esta prenda de vestir elegante y que ha utilizado más de una vez para ocasiones especiales o formales. Se trata del blazer mujer, atuendo elegante y atemporal que en inglés significa “brillar”.

De acuerdo a los historiadores, el blazer forma parte de la moda femenina desde su nacimiento. Según los datos fue creada o se identificó por primera vez en Cambridge allá por 1825 y fue utilizado por un club de remo.

Otros afirman que el nombre de esta prenda tan versátil tiene su origen en 1837 cuando el capitán de un barco apellidado Blazer, pidió la confección de una prenda de vestir elegante, llamativa y poco conocida para recibir a la reina Victoria en su bote.

El color utilizado por el capitán en ese importante momento fue un tono azul y llevaba botones dorados. La prenda llamó tanto la atención de su majestad que lo convirtió en el uniforme oficial de la marina militar de la época.

Mientras que otros indican que cuando se confeccionó para el equipo de remo, sus creadores decidieron ponerle “blazing red” por el color rojo ardiente, tono en el que fue elaborado.

Por otro lado, en los EEUU los equipos deportivos y las organizaciones estudiantiles más selectas lo adoptaron como parte de su estilo y vestimenta denominándolo también como blazer.

Un salto a la elegancia

Si bien es cierto que quienes utilizaron el blazer en sus inicios fueron los caballeros, con el pasar de los años y las décadas, las mujeres fueron incluyéndolo en su armario.

En 1870 la actriz Sarah Bernhardt de manera muy osada causó revuelo al utilizar un traje de chaqueta o blazer en una presentación en París. Su atuendo generó controversias, sin embargo, la forma en la que llevó el blazer fue del agrado del público y su imagen quedó inmortalizada. De hecho, se puede asegurar que su atrevimiento sirvió para que hoy en día las mujeres podamos vestir una prenda elegante y versátil.

Otro momento icónico del blazer fue cuando Coco Chanel diseñó el primer conjunto de chaqueta, pero está vez para la mujer. Este conjunto estaba conformado por dos piezas. Un chaqueta o blazer de mangas largas y rectas, muy similar al que utilizaban los hombres, pero está vez el conjunto incluía una falda mucho más corta que el largo habitual.

Ambas mujeres abrieron camino para que hoy en día el blazer, sea considerado la prenda predilecta por las mujeres ejecutivas y cosmopolitas del mundo.

Pues hasta ese momento el blazer mujer era una prenda diseñada para los hombres y con la confección del modelo femenino, se marcó una pauta para la historia y un hito en la equidad e igualdad de género.

Pues el modelo diseñado incluía un corte más delicado, ceñido al cuerpo, igual de elegante, pero en esta ocasión confeccionado para las mujeres.

Apuesta por la elegancia

La larga trayectoria ha permitido que el blazer mujer sea un elemento casi indispensable en el armario de una dama. De hecho, en los escaparates virtuales como en las tiendas físicas puedes encontrar de diversos modelos, colores y tallas. 

La mujer que día a día utiliza blazer en la oficina, está apostando por un estilo más formal y elegante. De hecho, solo hace unos años atrás esta prenda de vestir empezó a ser popular entre las altas ejecutivas de las empresas, pues el blazer es para las mujeres, lo que para los hombres es el saco de vestir.

Moda más versátil

Sólo hace unos años atrás el blazer empezó a usarse como parte del armario urbano, es decir que empezó a combinarse con zapatillas y jeans (vaqueros), dando un toque más urbano chic.

Razón por la cual también se le considera una prenda muy versátil, pues puedes utilizarlo con pantalones o faldas tipo sastre y de igual forma, para darle un aire más fresco, colocar el blazer con un atuendo mucho más cómodo.

Blazer vs época del año

De hecho, el blazer, que es más comúnmente usado en los entretiempos, pues hace la función de abrigar y al mismo tiempo de darle un toque importante a la vestimenta.

Si es invierno, irá seguramente bajo los abrigos o las capas. De hecho, muchos abrigos están confeccionados con cortes de costura muy similares a los del blazer. 

No importa con qué lo combines, un blazer siempre te permitirá tener un aire más elegante y fresco.

La prenda que no pasa de moda

Pues sí, desde su creación hace más de 100 años, el uso del blazer por parte de las mujeres ha pasado de generación en generación. De hecho, nuestras abuelas seguramente tuvieron uno en su armario, obviamente con cortes distintos, pero la prenda siempre está presente.

También es una prenda que en sus inicios fue confeccionada para damas y caballeros de cierto rango de edad, hoy en día también podemos ver modelos para los más pequeños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: