Hacer velas caseras, un pasatiempo muy entretenido

Aunque el interés por las velas parece ser más común entre las mujeres que los hombres, la fabricación de velas en sí, es una habilidad masculina que se remonta miles de años atrás. La luz era obviamente una necesidad, y esa luz provenía de velas de cera o de grasa animal.

Hoy las velas no son una necesidad, pero pueden decorar y aromatizar, así como crear un ambiente romántico en cualquier sitio. Sin embargo, las velas de buena calidad elaboradas con productos buenos, tienen un precio elevado, llegando hasta los 30-40 € en algunas marcas conocidas.

La buena noticia es que, con los productos adecuados, se pueden replicar estos productos de alta calidad en casa, por una fracción de su precio. Con un poco de práctica, el resultado puede ser tan bueno como las velas comerciales, y es un proyecto bastante fácil que no lleva más de un par de horas.

Aunque hay diferentes tipos de velas, las que están dentro de un recipiente son las más simples de hacer, ya que no requieren moldes o cualquier otra herramienta especializada.

Pero si que necesitarás varios suministros y herramientas.

Materiales y herramientas necesarios para elaborar velas

Cera

Este es, obviamente, el corazón de la vela. Hay tres tipos principales de ceras: Parafina, soja y cera de abeja.

  • Parafina. Es la cera tradicional utilizada en la fabricación de velas durante cientos de años, y sigue siendo el ingrediente más popular hoy en día. Es barata, y permite la adición de colorantes y aromas. Lo malo de la parafina es su naturaleza, pues es un subproducto del petróleo, y eso le da un mal nombre.
  • Soja. Es la más reciente y cada vez más popular. Se empezó a utilizar en el movimiento natural de los 90, y se elabora con aceite de soja, aunque también se suele mezclar con parafina y otras ceras (palma, de abejas, etc.). También acepta fácilmente colorantes y aromas.
  • Cera de abeja. El el más ingrediente más antiguo en la fabricación de las velas. Como su nombre indica, es producido por las abejas, y es un subproducto del proceso de elaboración de la miel. Debido a eso, tiene un color naturalmente dorado, así como un sutil aroma dulce. Es un producto completamente natural, pero es más difícil agregar aromatizantes, pues su aroma natural interfiere con cualquier aroma artificial. También es la opción más cara, se puede comprar cera de abeja de 1 kilo por 18,90€.

Mechas

Lo principal a la hora de elegir la mecha adecuada, es su anchura. Hay de tamaño pequeño, mediano y grande. Ya que la vela probablemente tenga un diámetro de unos pocos centímetros, la mecha más grande es la mejor. La longitud de la mecha no importa mucho, porque si es muy larga se puede recortar.

También hay mechas enceradas, planas, de gel, ecológicas, de algodón, etc.

Aceites esenciales

Sin fragancia, sólo tienes cera quemándose. Aunque da la misma luz, no desprende el aroma agradable que tanto gusta en una vela.

A diferencia de las fragancias o los aromas, los aceites esenciales son los productos más adecuados para disfrutar de las sensaciones que la aromaterapia produce en la mente y en el cuerpo. Es uno de los mayores placeres para los sentidos.

Según los beneficios que quieras, tendrás que optar por un aceite esencial u otro. Los hay para relajar, purificar, propiciar el sueño, el descanso, para activar la mente, etc.

Hacer velas caseras

Recipiente

Vasitos de yogur de cristal, tazas de café, tarros, envases de cosmética, cáscaras de coco, vasos, cualquier recipiente que pueda soportar el calor se puede utilizar como envase para una vela.

Colorante

Si quieres añadir color a tus velas, utiliza pigmentos para velas de buena calidad. Se trata de colorantes naturales que proporcionan muy buenos resultados, colores estables y vistosos que no migran.

Para poder trabajar con ellos, se recomienda diluirlos en una pequeña cantidad de parafina líquida, para que no se formen grumos y el color sea más uniforme.

Velas caseras

Cazuela doble

Esto es definitivamente una necesidad para hacer velas, pues derretir la cera directamente sobre la llama en una olla normal resulta demasiado caliente.

Otros accesorios

También es necesario contar con un termómetro, una espátula, un portamechas, una varilla guía para la mecha, un soporte para mechas, etc.

El termómetro es necesario para tomar rápidamente la temperatura de la cera. Muchas veces hay que esperar a que la vela alcance una temperatura para agregar la fragancia o los aceites esenciales, también hay que esperar a que alcance cierta temperatura para añadirla al envase, etc.

La espátula es para remover la cera y romperla trozos más grandes. Y todos los demás accesorios será de utilidad para colocar la mecha y mantenerla recta.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: