La hipnosis como tratamiento psicológico: usos y beneficios

La hipnosis es un tratamiento complementario para el abordaje de dolencias físicas, ansiedad, depresión, estrés, insomnio, obesidad, tabaquismo, alcoholismo, hipertensión, entre otras patologías. Se utiliza en varias ramas de la medicina para aliviar los síntomas, enfermedades y trastornos referentes a la salud física y mental. También funciona para tratar los trastornos conversivos (psicosomáticos) y los cambios en la personalidad asociados a la autoestima, fobias y traumas.

Para la psicóloga Lorena Belmonte de la Universidad de Murcia (UMU), la hipnosis es un proceso natural del ser humano, por lo que no se considera una terapia curativa, sino una herramienta psicoterapeuta que permite el acceso a la psiquis del paciente para mejorar sus hábitos con naturalidad. Así la hipnosis es la coadyuvante de los tratamientos médicos y psicológicos, por ejemplo, la hipnosis para dormir actúa en conjunto con las terapias para reducir las causas del insomnio: nerviosismo, hipertiroides, estrés excesivo, etc.

¿Qué es la hipnosis y para qué sirve?

Según el British Psychological Society en 2001, la hipnosis crea una interacción activa entre el paciente y el hipnotizador, que debe ser un profesional certificado. El hipnotizador influye en la mente del paciente para que se concentre en una imagen, idea o mensaje determinado que conlleve al resultado deseado. La comunicación del hipnotizador es suave, tranquila, relajante y sugestiva, por lo que el paciente podrá tener el efecto sugestión que consiste en cambiar sus hábitos sin esfuerzo.

La relajación del paciente es fundamental en la hipnosis. El psicólogo Antonio Capafons de la Universidad de Valencia indica que la hipnosis sirve para aumentar la eficacia del tratamiento general del problema de salud como el tabaquismo. Es una herramienta de apoyo donde el paciente se convence de dejar el tabaco, a lo que se llega mediante la relajación física y mental. Por ello el presidente de la Sociedad de Hipnosis Profesional y coordinador de la Federación de Hipnoterapia Clínica, Jesús Genaro, establece que la hipnosis vence la adicción y la ansiedad.

Por otro lado, la psicóloga Rosario Linares señala que la hipnosis resulta útil para elevar la autoestima, dejar de lado la depresión, superar los traumas y tratar los problemas sexuales (eyaculación precoz, por ejemplo). Asimismo, asegura su efecto positivo en la reducción de los dolores crónicos y agudos (cefalea, artritis, artrosis, lumbagos y más). Aunque los casos más trabajados son la hipnosis para adelgazar, dejar el tabaco o hacer regresiones a vidas pasadas, de acuerdo a Capafons. En estos casos se ha evidenciado la efectividad de la hipnosis como complemento del tratamiento.

¿Cómo se practica la hipnosis?

La hipnosis se considera una ayuda de la psicoterapia para liberar los vicios, comportamientos no deseados y hábitos dañinos en las personas. Tiene un alto potencial para tratar los problemas complejos, tales como el estrés, la ansiedad y la depresión. Se lleva a cabo de dos maneras diferentes, depende de cada paciente.

La primera es una terapia sugestiva donde el hipnotizado responde a las sugestiones, es la más común. Y la hipnosis de análisis que busca el origen del problema. Pero ambas tienen la misma función: inducir el trance, profundizar en la situación, intervenir, retomar a la vigilia y solucionar el problema, siempre bajo un tratamiento médico y terapéutico.

En la hipnosis el paciente se mantiene en un estado de concentración y relajación bastante profunda, tanto física como psíquica donde vive internamente la situación. Allí aprende por sí mismo cómo gestionar sus acciones, comportamientos, percepciones, pensamientos y hábitos hasta que logre modificarlos realmente.

Beneficios de la hipnosis para la salud

Un estudio científico del Dr. F. Luskin en 2002 determina cuáles son los mejores beneficios de la hipnosis. Se analizaron a pacientes con insuficiente cardíaca grave para demostrar que la hipnoterapia se puede utilizar para tratar la adicción, ansiedad, depresión, dolor, estrés, trastornos y varios problemas psicológicos, incluso patologías médicas como la fibromialgia. Por ende, la hipnosis Barcelona abarca los beneficios en cada paciente, según el área de la salud y su patología.

En el área de la salud mental, la hipnosis ayuda a resolver el alcoholismo, tabaquismo, baja autoestima, egocentrismo, falta de memoria, hiperactividad, desconcentración, estrés, ansiedad, depresión y desequilibrio hormonal. En cuanto a la salud física, es ideal para las personas con hipertensión, acné, envejecimiento prematuro, fatiga e insomnio. A la vez, la hipnosis aumenta la cantidad de inmunoglobulinas “A” que protegen al organismo de virus, bacterias, hongos e infecciones, ya que el cuerpo se relaja al disminuir los factores emocionales negativos (estrés, ansiedad, etc.) que interfieren con el buen funcionamiento de las defensas. Esto es una técnica Ericksoniana de la hipnosis.

Otro beneficio es que el paciente puede revivir un suceso del pasado con la hipnosis regresiva o de análisis. El psicólogo Michael Yapko asegura que es posible que el paciente recuerde ciertos fragmentos de sucesos que le ocurrieron. El objetivo es descubrir qué acontecimiento lo está afectando para resolver el conflicto. En este nivel, la hipnosis es una herramienta efectiva para mejorar al paciente.

En la odontología también se emplea la hipnosis. Funciona para controlar el exceso de saliva, la mordedura de lengua, el bruxismo y otros problemas bucodentales. Sin embargo, solamente los psicólogos especializados son confiables para la hipnosis.

La hipnoterapia actúa en la mente para hacer que las personas superen su situación y tengan relaciones sociales más armoniosas y duraderas. Hasta ahora son muy efectivas por el proceso de sugestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: