El hombre, en concordancia con la naturaleza

Tanto los animales como el campo han sido siempre parte de este planeta, y la cohesión con el hombre ha sido necesaria para la evolución de todas las partes.

El ser humano no es más que una parte más de la totalidad que compone la naturaleza en nuestro planeta, y que engloba a todas las especies: desde las plantas, hasta los animales terrestres (los más habituales debido a su cercanía y a su hábitat parecida a la nuestra) como a los marinos, algo diferentes a lo que conocemos y que inspiran emociones encontradas a causa de dicho desconocimiento.

El tiburón, un animal impresionante

De entre todos los animales marinos, quizá el más espectacular de todos sea el tiburón. La mayoría de especies y tipos de tiburones son carnívoros, perfectos depredadores marinos que con sus grandes y afilados dientes causan una fuerte impresión, aunque por suerte para nosotros, es muy extraño encontrarlos nadando cerca de las costas, y mucho menos en agua dulce (aunque sí que existen los tiburones híbridos como el tiburón toro que puede habitar dichas aguas hasta un año completo de vida).

El tiburon y el hombre en la naturaleza

El peligro, pese a ser más que evidente, también ha sido infundado y alimentado por falsos mitos sobre los tiburones, y su máximo exponente fue la famosa película de Hollywood: “Tiburón”, que estableció falsas leyendas sobre estos animales marinos, los cuales tan solo ocupan su lugar dentro de la escala alimenticia y que, para sorpresa de muchos, no solamente no incluyen al ser humano dentro de su menú sino que además suelen rechazar a este como un posible alimento viable debido a la poca carne que ofrece con respecto a la enorme cantidad de huesos que tenemos en nuestro organismo.

Debido a este miedo infundado y el odio que la sociedad tiene por muchos de estos escualos, los tiburones en peligro de extinción (que cada vez son más especies) corren peligro de desaparecer, por lo que debemos de dejar los prejuicios a un lado e intentar salvar a las especies de tiburones que se encuentran en peligro de extinción tal y como hacemos con multitud de animales hoy en día.

Pero no solamente hay que cuidar a los animales, también a la naturaleza.

El campo y la tierra, indispensables para el crecimiento y el desarrollo de nuestra especie

Desde cualquier evidencia o seña relacionada con el pasado, se conoce que el hombre ha utilizado la tierra para cultivar alimento y poder así sobrevivir con los sembrados y los frutos que da el campo. Es, por tanto, un factor de enorme relevancia en el crecimiento del hombre, y está estrechamente relacionado con cualquier tipo de especie, sobre todo la nuestra, ya que hemos sido aquellos que han conseguido manipularlo a nuestro favor y hacerlo un acompañante vital durante el proceso de evolución que hemos ido sufriendo a lo largo de los años. Y una muestra de ello es que a día de hoy, sembrar todo tipo de alimentos sigue siendo indispensable para nuestra supervivencia, aunque es mucho más sencillo gracias al gran avance tecnológico, pudiendo hacerlo todo a gran escala.

El campo y la tierra

Sin embargo, el labrar y cultivar la tierra no es algo tan sencillo como se pudiera pensar, por mucho que generación tras generación se haya ido haciendo, y conozcamos todos los entresijos que encierran los distintos cultivos existentes. Es importante utilizar productos para el campo de calidad, y que sean cuidadosos a su vez con el medio ambiente, que favorezcan el crecimiento de todo aquello que cultivemos (desde patatas hasta guayabas, cultivos de fresas, zanahorias, maíz, trigo…) pero eso sí, sin ser demasiado agresivo, e intentar que la gran mayoría de los mismos sean lo más naturales posibles, ya que los alimentos transgénicos no son lo más adecuado para nuestro organismo a nivel saludable.

Campo y tierra

Los abonos, los insecticidas, etc. Están a la orden del día en cuanto a la venta de productos para el campo, aunque debes de tener mucho cuidado en su utilización, o no solamente podrás causar graves consecuencias en una tierra fértil, sino también en todos aquellos que consuman el alimento que esta dé.

La domesticación de los perros como ayuda inestimable para el cuidado y el labrado de los campos

En toda esta etapa histórica que ha acompañado al labrado de los campos, la figura del perro ha sido mucho más importante de lo que a priori puedas pensar. Algunas décadas atrás, estos animales eran los principales guardianes de los mismos, y ayudaban a los granjeros y a los trabajadores con los rebaños y otras tantas tareas gracias a su fidelidad, lealtad e inteligencia. Aunque evidentemente, para que realicen estas u otras funciones, los canes deberán de ser adiestrados como es debido.

Adiestramiento canino en la actualidad

Ahora, lo que se busca es obediencia con cuestiones mucho más típicas y cotidianas como el modificar un comportamiento travieso, o inclusive agresivo. Facilitar la obediencia del perro cada vez que se lo llama, que este pasee a tu lado sin necesidad de dar tirones en la cadena, etc. Para conseguir dichos objetivos, lo más efectivo es apuntarse a alguno de los muchos cursos de adiestramiento canino existentes en la actualidad, o bien comenzar a aprender por tu cuenta con libros específicos del sector, o información y videos online, etc.

El hombre y el perro

De hecho, uno de los modelos que más están triunfando actualmente en este aspecto son los cursos online de adiestramiento, ya que son muy cómodos y perfectamente válidos para cualquier situación o raza de perro. Este tipo de programas se adaptan en función de las necesidades de cada cliente, pero a través del uso de las nuevas tecnologías aplicadas a dicho adiestramiento, aplicando clases en plataformas online (a modo de academias privadas) y apoyándose a su vez en páginas de todo tipo, como videotutoriales en Youtube, clases por skype, etc. No olvides que, antes de comenzar a enseñar a tu perro, deberás prepararte tu, ya que serás el principal activo en su cambio de personalidad y hábitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: