El fascinante mundo de las hormigas

En este artículo hablamos de la vida de las hormigas, los diminutos insectos más trabajadores del planeta. ¡Aprende más sobre ellas y sobre sus hábitos y características!

El mundo de las hormigas y su similitud con los humanos

Las hormigas están por donde quiera que caminamos y, a pesar de que creemos conocerlas, realmente hay muchos datos que desconocemos de ellas y su fascinante mundo. Un dato muy interesante, por ejemplo, es que son muy similares a nosotros, los humanos.

Las hormigas se comunican de forma muy parecida a como lo hacen los humanos y también tienen la capacidad para resolver problemas complejos. Esto ha llamado la atención de niños y adultos que han optado por construir hormigueros artificiales o granjas de hormigas para ver en detalle cómo trabajan estos insectos.

Hormigas

Desde reunidas en docenas hasta millones de ellas, las hormigas son sociables y organizadas, construyen colonias que pueden ser de distintos tamaños, trabajan colectivamente y acostumbran a vivir bajo tierra. Es curioso, pero las hormigas no poseen pulmones para respirar, de hecho, respiran gracias a espiráculos, que son pequeños orificios ubicados en sus cuerpos.

Las hormigas pueden construir puentes y trampas para recolectar alimento, construir un hábitat ideal para vivir y proteger a su comunidad. Otros trabajos incluyen el cuidado de los huevos, la reconstrucción de alimentos y construcción de nuevos hormigueros.

Las características de las hormigas

Sus comunidades están lideradas por una reina o varias (según la colonia), que ponen muchos huevos para garantizar su supervivencia en el hormiguero. En una comunidad conviven, además de las reinas, las hormigas trabajadoras, que tienen la misión de recolectar comida y construir el hormiguero entre otras labores. Las hormigas macho tienen como única misión aparearse con la reina para procrear.

Para procurar su comida o alertar sobre algún peligro, las hormigas se comunican a través de sustancias químicas que emiten avisos a las demás. Suelen consumir semillas, hongos, néctar de las flores y algunas cazan insectos y reptiles.

Lamentablemente, cuando muere la reina, la colonia solo sobrevive unos meses, pues ninguna otra es capaz de reproducirse y es muy raro que una reina sea reemplazada.

Las hormigas tienen la capacidad de modificar los espacios que habitan, es por eso que pueden adaptarse a cualquier terreno, incluso en un hormiguero artificial.

Cómo hacer una granja de hormigas

Los hormigueros artificiales son muy fáciles de construir, suelen ser muy estrechos, entre dos paredes de plástico o cristal, lo cual permite ver el trabajo de las hormigas cuando empiezan a acostumbrarse a su hábitat.

Hacer un hormiguero para niños es muy sencillo y económico. En muchas páginas web revelan técnicas para crear una granja de hormigas para que empieces lo más pronto posible a cultivar tu conocimiento sobre ellas.

Hormiguero artificial

En el mundo hay entre 10.000 y 12.000 especies de hormigas y aunque es frustrante y desesperante verlas en tus áreas comunes, recuerda que ellas ayudan a mantener un equilibrio en el medio ambiente. Anímate a tener un hormiguero artificial para familiarizarte con el trabajo de estos insectos y enseña a tus hijos a contribuir en la comunidad mientras ven su ejemplo.

En la actualidad hay tiendas que venden hormigueros para niños y mucha información donde les enseñan cómo hacer una granja de hormigas para que aprendan sobre ellas y cómo trabajan.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: