Protege a tu mascota de parásitos con los mejores productos

Los gatos y los perros son anfitriones involuntarios de todo tipo de parásitos, desde pulgas y garrapatas hasta varios ácaros y gusanos. Afortunadamente, todo se puede prevenir y tratar con antiparasitarios.

Los antiparasitarios son un tipo de producto imprescindible para proteger a nuestras mascotas. Las garrapatas, las pulgas y los gusanos del corazón, así como los parásitos intestinales pueden provocar graves problemas de salud a nuestras mascotas y, en algunos casos, provocar también problemas a sus dueños. 

Tipo de antiparasitarios

Los antiparasitarios para perros y gatos se pueden agrupar en dos categorías principales. Por una parte, están los antiparasitarios externos que protegen a nuestras mascotas de  pulgas, garrapatas, ácaros, piojos, etc. 

Por otra parte están los antiparasitarios internos, que las protegen de gusanos del corazón, gusanos redondos,  tenias y tremátodos.

Además, existen antiparasitarios que se dirigen a algunos parásitos externos e internos al mismo tiempo.

Antiparasitarios externos

Un ejemplo de antiparasitario externo es la pipeta para gatos, un antiparasitario en pipeta que protege frente a pulgas, sus huevos y larvas, piojos y garrapatas. Normalmente este tipo de antiparasitarios acaban con las pulgas en su estadio más temprano y protegen de reinfestaciones. Este tipo de antiparasitario también está disponible para perros. Hay varios tipos de antiparasitarios en este formato con diferentes acciones, por lo que es importante revisar cuáles son sus protecciones.  Este tipo de producto se utiliza repartiendo el contenido de la pipeta sobre el animal y dejándolo secar bien, de modo que el producto sea absorbido completamente por su piel.

Además, existen antiparasitarios para mascotas en forma de spray que actúan rápidamente en caso de infestación, acabando con pulgas, garrapatas y piojos.

Los antiparasitarios externos también pueden usarse en forma de collar. Los collares antiparasitarios repelen pulgas, piojos, mosquitos, garrapatas y otros insectos. Además, tienen una duración muy larga y son completamente seguros. 

Otras formas de presentación de los antiparasitarios externos para mascotas se presentan en forma de polvos y de champús. 

Antiparasitarios internos

Los antiparasitarios internos se suministran en forma de pastilla. Algunos de ellos ofrecen también protección contra parásitos externos. Es importante revisar las instrucciones de cada antiparasitario para ver cuántas dosis son necesarias, cuánto tiempo ofrecen protección o para qué tipo de perros están recomendados. Por ejemplo, por lo general hay que tener en cuenta el peso del perro a la hora de administrar la dosis adecuada. También es necesario ver si valen para cachorros y, en caso de mascotas gestantes, ver si estas pueden o no usar este tipo de antiparasitarios.

Consulta con tu veterinario

La elección de antiparasitario puede ser desconcertante. Para cualquier parásito, existen muchos tratamientos diferentes y, aunque muchos productos tratan más de una plaga, ninguno trata a todos, por lo que es necesaria una combinación de productos, idealmente sin duplicarlos.

Por eso es recomendable que consultes con tu veterinario cuáles son los mejores antiparasitarios para tu mascota y cómo aplicarlos adecuadamente, de modo que la tengas bien protegida de todos los agentes que pueden atacarla y que también pueden hacerte daño a ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: