La importancia de conocer derecho para emprender un negocio

Si has pensado tomar el camino del emprendimiento, es fundamental que consideres todos los factores que intervienen en la creación y puesta en marcha de una empresa. No solo se trata de tener una idea de negocio, sino que también es importante conocer el entorno jurídico y legal en el cual tendrá que desenvolverse la empresa, tanto a corto como a medio y largo plazo.

Es conveniente que el emprendedor conozca bien estos asuntos o incorpore a su equipo de colaboradores profesionales con la capacidad de hacerse cargo de los asuntos legales, financieros y tributarios para mantener la viabilidad del negocio. Si no existe la posibilidad de seguir esta ruta, lo más adecuado será contratar los servicios de asesores de empresas.

Trabajar con profesionales en la asesoría de empresas implica un valor añadido para el emprendimiento, puesto que tienen la capacidad de manejar de forma correcta cualquier inconveniente que surja a lo largo del proceso de poner en marcha un proyecto. Los asesores tienen la capacidad de ayudar a optimizar los recursos financieros de la empresa.

¿En qué aspectos puede ayudar un asesor de empresas?

Delegar en manos profesionales algunas de las tareas que se encuentren fuera de tu campo de conocimiento, especialmente aquellos asuntos relacionados con el Impuesto de Personas Físicas (IRPF), contabilidad, creación de sociedades, contratos, registros de marcas, patentes y otros asuntos legales, hará que la empresa pueda desenvolverse mucho mejor.

Asesores jurídicos

Además, los asesores jurídicos para empresas pueden colaborar en los siguientes aspectos:

  • Apoyo en la toma de decisiones relacionadas con la constitución de la empresa y sociedades que serán la base para tu negocio.
  • Elaboración de toda clase de documentos legales que sean requeridos para el funcionamiento del negocio, como contratos, acuerdos con proveedores, términos y condiciones de servicios, planes de negocios, etc.
  • Asesoría en caso de desacuerdos que deriven en conflictos legales con clientes y proveedores.
  • Redacción de contratos mercantiles.
  • Mantener a la gerencia al tanto de los cambios y modificaciones del entorno jurídico que puedan afectar de alguna forma el funcionamiento del negocio.
  • Asesoría en temas relacionados con el derecho administrativo.
  • Colaboración en trámites ante cualquier entidad pública que puedan ser necesarios para la operación de la empresa.
  • Gestión de cobros por vías judiciales y extrajudiciales, acompañamiento para negociaciones y conciliación con deudores.

Las necesidades pueden variar dependiendo del tipo de negocio que desees emprender y su rango de actuación. El entorno jurídico varía de un país a otro y las empresas con miras de internacionalización pueden tener requisitos más específicos. En cualquier caso, al contactar con un asesor de empresa podrás conocer todos los detalles legales relacionados a tu idea de negocio.

En definitiva, el apoyo recibido por parte de un profesional en derecho empresarial hará que tanto el empresario como el equipo gerencial dejen a un lado las preocupaciones por temas legales y se puedan enfocar el 100% de su esfuerzo en hacer que la empresa consiga el éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: