¿Por qué es tan importante el cuidado y la manipulación de los alimentos?

En los últimos tiempos han aparecido sitios web especializados en el cuidado de diversos alimentos, que aportan consejos y datos interesantes sobre la correcta conservación de estos.

Sin duda alguna, en pleno siglo XXI ninguna persona es capaz de concebir un alimento en mal estado, y menos aún de ingerirlo en su cuerpo posteriormente. Una idea que se ha extendido en los últimos años por todo el mundo, gracias a la implantación de diversas normas y legislaciones encargadas de controlar la calidad de los alimentos.

Porque ya no se consume como antes, y los usuarios precisan alimentos seguros que hayan sido manipulados y conservados de forma correcta, es decir, que sean aptos para la salud humana y que no escondan enfermedades infecciosas. Nadie quiere correr el riesgo de enfermar por ingerir un alimento en mal estado, por lo que no resulta extraño que cada vez más personas se preocupen de la manipulación de alimentos y todo lo que conlleva.

Los medios de comunicación tienen gran parte de culpa en esta preocupación de los usuarios, puesto que son ellos los encargados de difundir información y datos sobre alimentos en mal estado (como por ejemplo, la aparición de gusanos del arroz), o sobre brotes transmitidos por intoxicaciones en bares, restaurantes u hoteles. Problemas que afectan a los ciudadanos, y que en la mayoría de los casos vienen provocados por una mala manipulación de alimentos, o por un uso reducido de la higiene de alimentos.

Manipulador de alimentos

Pero, ¿conocen los usuarios todos los factores que se esconden detrás de la manipulación de la comida?

¿Quién se encarga de manipular los alimentos?

Esta probablemente puede ser la pregunta del millón, que diariamente se plantean en la cabeza todos los habitantes del planeta Tierra. Porque, ¿quién se encarga de manipular los alimentos y hacerlos llegar hasta supermercados o restaurantes?

Lo cierto es que desde hace años esta manipulación de víveres está totalmente controlada por las autoridades pertinentes, que pusieron en práctica la aparición de la figura del manipular de alimentos. Es decir, la aparición de una persona que se encargara de preparar, transformar, elaborar envasar y suministrar los alimentos, para que estos lleguen al consumidor en perfecto estado.

Dentro de las tareas que desarrolla un manipulador de alimentos están las anteriormente señaladas, pero este también se debe preocupar de la limpieza de la zona de trabajo, para que esta siempre esté libre de gérmenes y cuente con instrumentos y máquinas limpias (y en buen estado).

Unas tareas tremendamente complicadas que deben ser llevadas a cabo con la máxima atención y seguridad, puesto que los alimentos finalmente terminarán en la cocina de algún hogar o en la mesa de algún restaurante.

Las administraciones públicas han sido las primeras en tomar cartas en este asunto, y por ello en los últimos años han aparecido diversas propuestas con las que fomentar el cuidado de los alimentos, como la presentada por el Ayuntamiento de Alcobendas recientemente. Desde este consistorio se puso en práctica un curso para aprender a conservar alimentos de forma segura, que fue impartido por profesionales del Servicio de Salud municipal especializados en el correcto estado y la higiene de la comida.

¿Cómo convertirse en manipulador de alimentos?

Como ocurre en cualquier ámbito de la vida, la especialización en manipulación de alimentos requiere la obtención de un título o carnet que acredite al profesional. Un carnet de fácil obtención, que ha provocado que cada vez más personas apuesten por convertirse en manipuladores de alimentos. Personas que participan en la preparación y elaboración de todo tipo de alimentos, para prevenir así la aparición de enfermedades en estos.

Por ello, estos profesionales tienen que seguir una escrupulosa higiene personal basada en la limpieza máxima de diferentes partes del cuerpo que están en contacto directo con los alimentos, como es el caso de las uñas (deben estar cortas y limpias) y de las manos (deben lavarse antes de trabajar). Además, estas personas están obligadas a lavarse las manos en su totalidad cada vez que dejen los alimentos por algún motivo, ya esté relacionado con utilizar un pañuelo, coger dinero o ir al cuarto de baño.

Un trabajo específico que requiere una preparación especial, y saber actuar en función de las circunstancias que se presentan con cada alimento.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: