Importancia de la ortodoncia infantil en la prevención de patologías futuras

La higiene dental es una tarea imprescindible durante cada etapa de tu vida. La ortodoncia infantil, especialidad dedicada a corregir estética y funcionalmente los dientes, la mordida y la sonrisa en general, es una de las mejores aliadas para que desarrolles hábitos saludables en tus hijos.

La ortodoncia infantil era hasta hace poco un servicio muy especializado y, sobre todo, muy costoso. Sin embargo, gracias a la labor y procedimientos de clínicas como la Gozalbo Dental, clínica especializada en ortodoncia infantil en Castellón y que ofrece un servicio integral de la mano de un completo equipo de especialistas en áreas como la odontopediatría, la ortodoncia infantil, la nutrición y la estética dental, hoy está al alcance de todas las familias, y por ende, todos pueden aprovechar los beneficios de sus procedimientos, que son de los más avanzados de su nicho.

¿Qué abarca la ortodoncia infantil?

La ortodoncia suele confundirse con un tratamiento con objetivos explícitamente fines estéticos. Aunque esta sea una de las especialidades que abarca la ortodoncia, esta disciplina de la odontología tiene como finalidad prevenir o corregir:

  • Malformación o desviación de las piezas dentales.
  • Apiñamiento, separación o ausencia de piezas dentales.
  • Problemas con la mordida que afectan no solo a la funcionalidad plena de la boca y mandíbula, sino que ocasiona daños graves e irreversibles en el futuro.

Por eso, incluso de forma preventiva, siempre convendrá asistir regularmente a servicios especializados de ortodoncia niños en Castellón, donde se realizará un estudio preliminar sobre la salud bucodental de los niños y, por sobre todo lo anterior, se darán las recomendaciones o tratamientos adecuados en caso de necesitar corrección.

Ortodoncia infantil en la prevención de patologías futuras

Durante el primer año de vida, la mayoría de los niños desarrollará todas sus piezas dentales primarias -comúnmente conocidas como “dientes de leche”-. Desde ese momento, e incluso antes, es necesario seguir al pie de la letra todos los consejos para garantizar la correcta higiene dental, que van desde la limpieza diaria de las encías -cuando apenas son bebés- hasta el cepillado adecuado -con un cepillo y una pasta dental recomendadas por especialistas de acuerdo a su edad-.

Ortodoncia infantil

No obstante, eso no garantiza, por sí solo, que los resultados sean envidiables y no amerite tratamientos o posibles correcciones más adelante. Allí está la importancia de asistir a clínicas especializadas en ortodoncia infantil.

Un especialista podrá ayudar a corregir cualquier pequeño problema, desde su raíz, para que en el futuro no existan problemas mayores o patologías que puedan complicarse más de la cuenta.

Así, la labor de un ortodoncista infantil es, principalmente, preventiva, ayudando a guiar el crecimiento mandibular y el desarrollo de cada uno de los dientes; corregir las desviaciones que afecten la mordida, al momento de comer e incluso problemas del habla; corregir los malos hábitos orales, como succión del dedo pulgar -algo muy común en las primeras etapas del niño y que pueden conllevar a la aparición de problemas mandibulares graves-.

Sin embargo, de ser necesario, un ortodoncista infantil estará en la capacidad de corregir, mediante tratamientos fijos o removibles, cualquier pequeño problema que en el futuro pudiera tener un tratamiento más complejo y más costoso.

Hábitos

Desde luego, los servicios de un especialista de este tipo están enfocados a prevenir y a corregir problemas asociados a una desviación o incorrecta posición de los dientes o la mandíbula, dejando las tareas y hábitos diarios en la familia, en los padres y propiamente, en el niño.

  • Limpieza bucal: desde que es un recién nacido, la salud bucal debe llevarse a cabo. Primero, con gasas humedecidas con agua en las encías; al salir sus primeros dientes de leche, con el cepillado diario; y cuando pueda cepillarse por sí mismo, vigilando que exista un hábito diario de cuidado.
  • Productos correctos: un cepillo con cerdas suaves, para evitar roturas o infecciones; una pasta dental certificada y aprobada por especialistas, de acuerdo a su condición y a su edad.
  • Hábitos saludables:consumir suficiente agua, evitar el consumo excesivo de dulces, productos azucarados o bebidas oscuras, así como también evitar los hábitos de succión de dedo.
  • Revisión periódica: no está de más, al menos una vez por semana, explorar la boca de tus hijos para vigilar que todo está bien. Atender a tiempo cualquier pequeño problema, como pudiera ser una caries, es el secreto del éxito y de la prevención con miras al largo plazo. A su vez, la asistencia fiel a un ortodoncista infantil, de acuerdo a las recomendaciones de su especialista, serán los hábitos que permitan que al crecer el niño no tenga preocupaciones mayores en lo que a la salud, la estética y funcionalidad de su boca se trata.

Asesorarse por especialistas

El cuidado integral y la prevención son y serán fundamentales para los cuidados dentales de los niños. De ello dependerá que, en un futuro cercano, no sufran de patologías graves o de visibles males estéticos y funcionales en su dientes. De allí la importancia de asistir a servicios como el ofrecido por clínicas como Gozalbo Dental, especialistas en Castellón con años de experiencia, de excelentes opiniones y agrupando hasta veinte tratamientos con innovación, tecnología de punta y la satisfacción plena de sus usuarios como principal virtud.

La salud bucodental nunca puede dejarse sólo a merced de los hábitos. El apoyo de especialistas se hace necesario, sobre todo en los niños -al menos, de forma preventiva-. Encuentra tu ortodoncista infantil de confianza, y agenda visitas regulares. Los males que evitarás justificarán toda inversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: