¿Por qué es tan importante la iluminación en una boda?

Cuando se organiza una boda son miles de detalles los que hay que tener presentes para que todo marche tal y como se desea. Y no cabe duda que uno de ellos es la iluminación. Si ésta no se gestiona de una forma correcta, será un caos total, incluso en torno a los recuerdos fotográficos.

La iluminación es indispensable en la vida, para todo necesitamos contar con una buena fuente de luz que nos facilite ver el entorno y lo que haya en él. Además, es una herramienta de alto valor para crear ambientes con encantos particulares, llenos de magia y de hermosos efectos.

Es por esta razón que realizar una renta de iluminación es una de las mejores opciones para invertir, pues con el apoyo de especialistas en la materia se logrará el equilibrio perfecto entre lo que se sueña y lo que se tendrá, bien sea que la boda se realice en interiores o en exteriores.

Eso sí, esta parte cumplirá un papel tan importante que no es aceptable dejarlo en manos de personas inexpertas que puedan más bien llevar a mal término el esfuerzo hecho en los demás elementos. Por eso será clave elegir con cuidado la empresa que ofrecerá el servicio.

La imaginación es el límite en esta área porque hoy existen muchos tipos de modalidades para lograr un gran impacto, como la iluminación láser, la iluminación neón, la iluminación ambiental, los proyectores de logotipos, la iluminación con guirnaldas, entre muchas otras.

Aspectos que se tienen en cuenta para elegir la iluminación

En función de todo lo anterior, hay que saber qué aspectos validar para lograr que los resultados sean tal y como esperamos. Si es de día, será indispensable saber cómo aprovechar la luz natural; en caso de que no sea así, habrá que trabajar en relación a las sombras, los filtros de colores, los lugares específicos donde se encontrarán los novios, el pastel, el set de fotografías, entre otros.

También habrá que tener muy en cuenta los colores que se tendrán en la decoración y las posibles combinaciones que se lograrán con la luz, con el fin de que todo el ambiente esté en armonía y no se desgaste la salud visual de los asistentes.

Luces para lograr diseños

Aunque sea difícil de creer, los efectos visuales que provoca la luz pueden llevar a que una decoración determinada se refuerce mucho más y se dé la percepción de que se está en cierto lugar en un momento específico. Por ejemplo, las bodas que se realizan en interiores pero tienen un aire hawaiano, se logran en buena medida por los efectos de luz.

Luces para lograr diseños

En este mismo orden de ideas, las luces pueden ayudar a crear formas en las paredes, muros, e incluso en el techo, que proyecten cierto mensaje para que las personas puedan verlos. En una boda no hay nada de extraño que existan muchos corazones reflejándose por doquier, ¿o sí?

Y si se trata de un espacio lleno de árboles, nada mejor que recrear un bosque encantado, donde los novios puedan casarse debajo de un arco iluminado por millones de microluces de brillo tenue, para dar un aire mágico al lugar. En estos espacios es también provechoso colocar lámparas sobre las mesas que evoquen un mensaje de cuentos de hadas.

Todo esto que hemos visto sólo será posible en la medida en que se trabaje con profesionales del área que puedan recrear cada detalle con consistencia, de manera que no existan zonas muy iluminadas con otras oscuras que desentonen con lo que los asistentes esperan disfrutar.

Es muy importante recordar que, pese a todos estos detalles decorativos que son imprescindibles de cuidar en el momento de una boda, el asunto más importante girará en torno a los recuerdos que se tendrán de ese día y que se obtendrán por vía fotográfica o de vídeo. Por ende, no se puede dejar la iluminación en segundo plano porque se necesitará que todo esto salga muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: